Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Castañas y difuntos, ecos de la tradición

  • Investigador de tradiciones que ya no existen, Gabriel Imbuluzqueta relató ayer en el Civivox Condestable dos curiosas costumbres: el almacenar castañas en "ericeras" y cómo los niños pedían dinero a cambio de rezar por los difuntos

Imagen de la noticia
Gabriel Imbuluzqueta, durante la charla de ayer en Civivox Condestable. EDUARDO BUXENS
Imagen de la noticia
Restos de una ericera construida en el barrio de Berro,en Elizondo.
  • NEREA ALEJOS . PAMPLONA
Actualizada 10/11/2011 a las 01:05

SI se busca en el diccionario la palabra "ericera", ésta no aparece. Sí que se conserva, en forma de topónimo, su nombre en euskera: gaztaindegi (sitio de castañas), lo que ayuda a desentrañar su significado. Como las castañas estaban envueltas en sus caparazones de pinchos, los lugares que se utilizaban para almacenarlas y protegerlas de los animales pasaron a llamarse "ericeras".

Solo un experto en etnografía como Gabriel Imbuluzqueta podía hablar de esta vieja costumbre que se mantuvo hasta los años cincuenta del siglo XX y de la que solo quedan los restos de aquellos depósitos creados con cercos de piedras apiladas, construidos en forma redonda, ovalada o rectangular.

"Las castañas se empezaban a recoger en septiembre y se conservaban en las ericeras hasta Semana Santa. Ahora las castañas son un capricho, pero antes eran un alimento básico para las familias que vivían en los caseríos. En época de racionamiento, la base del sustento eran las castañas y la leche", contó ayer Imbuluzqueta durante la charla que ofreció en el Civivox Condestable ante cerca de medio centenar de personas.

La primera vez que este investigador oyó hablar de una ericera fue cuando le mostraron fotos de una de ellas, lo que le llevó a explorar su presencia en Navarra. Probablemente construidas antes del siglo XX, solo se han encontrado ericeras en la cornisa cantábrica, "pero su uso se interrumpe en Gipuzkoa, por lo que resulta extraña su presencia en Navarra ", apuntó Imbuluzqueta, que llevó a cabo su investigación hace diez años, cuando era jefe de sección de Diario de Navarra.

Ayer también aportó datos sobre el comercio de castañas a finales del siglo XIX, cuando Baztan llegó a exportar 25.000 kilos de castañas a lugares como Aragón, Cataluña, Soria y La Rioja. Los datos sobre la campaña de venta de castañas los consultó en los cuadernos de cuentas del pamplonés Víctor Echarri Aizpún, en concreto las cifras de los años 1956-57 y 1959-60.

Cuestación de difuntos

Con la reciente celebración del día de Todos los Santos, Gabriel Imbuluzqueta habló ayer de otra tradición vinculada al valle de Baztan: la petición de dinero por parte de los niños en las entradas de las iglesias, coincidiendo con la celebración de los responsos. "El niño que recibía alguna moneda adquiría el compromiso de rezar por los difuntos de quien entregaba el donativo", contó.

Imbuluzqueta ha recopilado, pueblo por pueblo, las fórmulas que utilizaban los niños para pedir dinero a cambio de oraciones. La mayoría de las expresiones están recogidas en euskera, con sus correspondientes matices dialectales, como "Mattuttine errain dut" (diré un maitines). Asimismo, las frases recogen diferentes maneras de referirse al dinero, como "mai" (de maravedí), céntimo o "sos" (antigua moneda de cobre).

CLAVES

1 Comercio de castañas. A finales del siglo XIX, Baztan importaba por término medio unos 25.000 kilos de castañas. Se comerciaba con Aragón, Cataluña, Soria y La Rioja.

2 Ericeras en Navarra. La mayoría de las ocho ericeras que ha encontrado Gabriel Imbuluzqueta en Navarra se hallan en Elizondo, en los barrios de Berro y Beartzun. Consta su presencia en otras localidades cercanas de Baztan, así como en Basaburua.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE