Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

cultura

Xabier Guitérrez presenta la novela 'El bouquet del miedo'

  • "La ambición es una enfermedad profesional en la alta cocina", dice Xabier Guitérrez, 'timonel' del laboratorio de Arzak
  •  

Xabier Guitérrez presenta la novela 'El bouquet del miedo'
El cocinero Xabier Guitérrez
foodswinesfromspain.com
  • colpisa. madrid
Actualizada 26/01/2016 a las 06:00
"La cocina, como la literatura, se divide en buena y mala, ya sea molecular o tradicional". Lo asegura categórico Xabier Gutiérrez (San Sebastián, 1960) cocinero de larga trayectoria y escritor irredento que casa bodegas, platós y fogones con las ambiciones más sangrientas. "El ego y la ambición y tienen dimensiones cósmicas en el mundo de la televisión y en el de la cocina, donde es una de al grandes enfermedades profesionales" aventura Gutiérrez, que bucea en ambos en 'El bouquet del miedo' (Destino). Es la segunda novela de la serie negra que protagoniza Vicente Parra. Subcomisario de la policía autónoma vasca en 'lo viejo' de San Sebastián, desprecia el lujo culinario, aunque su paladar se educará gracias su esposa francesa y a su hijo, chef en un restaurante de postín. Gutiérrez sabe bien qué es un tres estrellas Michelin.

Lleva un cuarto de siglo como responsable de innovación del restaurante Arzak. Se formó como psicólogo, se reinventó como repostero y cocinero, y ha alternado siempre sus notables habilidades culinarias con las de "escritor, psicólogo y pensador". Su imaginación vuela con idéntica libertad sobre recetas, manteles y papeles. Pero tuvo que publicar una veintena de atípicos libros de cocina antes de cambiar el blanco del mantel por el del papel y teñirlo del rojo y negro criminal.

En su segunda aportación al 'noir gastronómico', mezcla de nuevo recetas, sabores y coupages con odios, envidias, intrigas y crueles asesinatos. Su policía nació con 'El aroma del crimen' y su creador dice que en los aromas de esta novela "se mezclan el del vino tinto con toques de regaliz y tomillo". Alterna "las parejas ambiciones del mundo del vino y las de la tele". "En la tele -explica- el arribismo es salvaje.

El mucho dinero que se mueve hace que los codazos sean más descarados. En el mundo del vino son más sutiles y aún tienen algo de misterio y de magia". Obsesiones Estamos en 2018. Parra tendrá que investigar el asesinato de Esperanza Moreno, enóloga de las Bodegas Sáenz, de la finca Marbil, una de las más prestigiosas haciendas riojanas, situada en Laguardia y productora del apreciado vino VVV. Todo indica que se trata de un crimen pasional. Pero las desaparición del novio de la víctima, Roberto, cámara en uno de los programas de televisión de cocina más exitosos del país y dirigido por un afamado cocinero, dará un vuelco al caso.

"Es una historia de sentimientos escondidos y secretos inconfesables jalonada de obsesiones, envidias y asesinatos" resume el escritor-cocinero cuya máxima ambición es "diviertir al lector y excitar su imaginación, que es pura magia". Se mira antes en los clásicos del género como Chandler o Poe que en los exitosos autores nórdicos. "Me dejan frío" dice. "Si los personajes no comen ni follan, nunca podrán ser felices" reflexiona. Lleva Gutiérrez 30 años exprimiéndose el magín para inventar nuevos platos y recetas, pero dice que para él "escribir es tan natural como cocinar". Con una veintena de libros de cocina publicados, sostiene que la novela "es mucho más dura, pero mucho más placentera, a pesar del esfuerzo que exige armar tramas y batallar con unos personajes que a veces van a su bola", añade.

Abrió la serie en 2015 con 'Los aromas del crimen', y promete al menos otras dos entregas del subcomisario Parra ya esbozadas: 'Fragancia crítica', -"en la que un crítico es acribillado a balazos"- y 'El bálsamo de suspense'. Esta última se ambientará en el mudo de catering y su titulo es aún provisional. Todas transcurren la ciudad de San Sebastián y su entorno, siempre con asesinatos relacionados con el mundo de la gastronomía. Cinéfilo empedernido, espera que se cumpla su sueño de ver en la pantalla sus novelas. Cree que le actor ideal para encarnar a Vicente Parra es José Coronado. El subcomisario es frío y gris, pero muy humano. Hijo de un entrañable librero ácrata, no alza voz y rara vez se enfada. Reflexivo, con un máster en criminología, adora a su familia y armar puzles. Meticuloso con su trabajo hasta la obsesión, se alimenta por pura supervivencia con comida rápida. Será su mujer Françoise Clavert, una francesa, cosmopolita, elegante, espigada y sensual, quien reeduque su tosco paladar.

El matrimonio tiene un hijo, Alberto, joven jefe de cocina de un restaurante con estrella Michelin. Apasionado de su oficio, comparte con su novia Amaia la vida, una casa frente a playa donostiarra de la Zurriola y la afición por el cine, que rivaliza a veces con la cocina.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE