Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

exposición

Giner de los Ríos, el maestro de la España moderna

  • La Fundación Giner de los Ríos y Acción Cultural Española organizan la exposición que ofrece más de 400 piezas

Francisco Giner de los Ríos (1839-1915).
Francisco Giner de los Ríos (1839-1915).
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 12/12/2015 a las 06:00
"Iba y venía, como un fuego con viento". Así se refería Juan Ramón Jiménez a Francisco Giner de los Ríos (1839-1915). Sin este pedagogo revolucionario, sin el "maestro del a España moderna", no habría llegado la Edad de Plata de nuestra cultura que floreció en torno a Ia Instituición Libre de Enseñanza (ILE) creada por Giner y que cristalizó en centros como en la Residencia de Estudiantes que acogió a Lorca, Dalí, o Buñuel. Cuando se cumplen cien años de la muerte de Giner y de la fundación que creó en 1916, la exposición ‘El maestro de la España moderna. Francisco Giner de los Ríos y la Institución Libre de Enseñanza’ reivindica la obra y el legado de una figura clave para modernizar la cultura y la educación en una España garrula, conservadora a machamartillo, ultracatolica y anclada en lo más negro de su pasado.

"Su obra es tan considerable que cuanto hoy existe en España de pulcritud moral lo ha creado él", resumió el desafío pedagógico de Giner Manuel Azaña, presidente de la II República. Antonio Machado lo elogió con el poema ‘A don Francisco’ que abre la exposición con la que la Fundación Giner abre al público su flamante nueva sede. Es un audaz y premiado edificio de los arquitectos Cristina Díaz Moreno y Efrén Gracía Grinda anejo a la casa de Giner y la primeras aulas de la ILE.

La Fundación Giner de los Ríos y Acción Cultural Española organizan la exposición que ofrece a través de más de 400 piezas una panorámica inédita del proyecto modernizador de España que llevaron a cabo Giner y sus colaboradores. Una aventura educativa que propició en el primer tercio del siglo XX lo que para muchos es la segunda Edad de Oro de nuestra cultura.

VIGENCIA

La muestra recorre la biografía de Giner y su proyecto renovador, desarrollado mediante plataformas como el Museo Pedagógico Nacional (1882), el Instituto de Reformas Sociales (1883) o la Junta para Ampliación de Estudios (1907) y sus centros, entre ellos la Residencia de Estudiantes. Aborda también la vigencia y actualidad de la propuesta institucionista y de sus señas de identidad: la innovación en la educación y en la investigación científica y técnica, la defensa del medio ambiente y la cultura como patrimonio de todos. "Giner sabía que la enseñanza era educación y no instrucción y la exposición permite apreciar como su idea era formar ciudadanos de una forma integral" destaca José García-Velasco, comisario de la muestra y secretario de la fundación Giner de los Ríos.

La exposición culmina largos años trabajo, investigación y de rescate documental. Donaciones de familias y particulares y préstamos de instituciones han permito reunir las pinturas, esculturas, documentos, fotografías, filmaciones de época, cartas, muebles, juguetes, trajes, libros, revistas, manuscritos y otros objetos que conforman la exposición.

Son 400 piezas, casi la mitad inéditas o muy raras, cedidas por la Biblioteca Nacional, museos como el Prado, Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), de Artes Decorativas, Sorolla o la Residencia de Estudiantes. Aureliano de Beruete, Joaquín Sorolla, Mariano Benlliure, Salvador Dalí, Federico García Lorca, Maruja Mallo, Benjamín Palencia, Alberto García-Álix, Eduardo Arroyo o Darío Villalba son algunos de los creadores presentes, ademas de escritores como Emilia Pardo Bazán, todos ellos relacionados, de un modo u otro, con la ILE.

Estructurada cronológica y temáticamente, la exposición aborda primero la génesis y el desarrollo de la ILE en seccione como ‘Orígenes y primera etapa del proyecto institucionista (1863- 1881)’, ‘La construcción del proyecto institucionista (1882-1906)’, ‘La plenitud’ (1907-1936)’, ‘Guerra civil y exilios’ y ‘Una tradición recuperada’. Se centra luego en la actualidad a través de seis temas: ‘El camino al futuro. Hacia la sociedad del conocimiento’; ‘Educación y no instrucción’; ‘Aprender haciendo’; ‘Taller de ciudadanos’; ‘Con la naturaleza’ y ‘la cultura, patrimonio común’.

La guerra civil y el franquismo arrasarían la obra pedagógica de Giner. La ILE fue ilegalizada y se incautaron todos sus bienes, que no serían reintegrados hasta los años ochenta des siglo pasado. La fundación Giner tuvo y tiene carácter exclusivamente privado.

CATEDRÁTICO LIBRE

Nacido en Ronda (Málaga), el 10 de octubre de 1839, Francisco Giner estudió en Barcelona, Granada y Madrid, donde trató al círculo intelectual que aglutinó Julián Sanz y en el que estaban Gumersindo de Azcárate, Francisco de Paula Canalejas, Fernando de Castro y Nicolás Salmerón. Sería expulsado en 1868 de su recién obtenida cátedra en la Universidad de Madrid por solidarizarse con sus maestros también expulsados, a raíz de la llamada "primera cuestión universitaria".

Tras su activa participación en las reformas legislativas del Sexenio Democrático, en 1875 sería expulsado de nuevo de su cátedra por otro decreto gubernamental en contra de la libertad de cátedra. Confinado en Cádiz, comienza a germinar en Giner y en sus colegas represaliados la idea de fundar una universidad libre. En 1876 se crea la Institución Libre de Enseñanza a la que Giner dedicaría el resto de su vida. Un año más tarde aparece su órgano principal, el Boletín de la ILE.

Repuesto en su cátedra, Giner continúa desde 1881 su magisterio en la Universidad Central, sin dejar sus clases en la escuela de la ILE, en cuya sede del entonces Paseo del Obelisco vivió junto a sus más cercanos discípulos, Ricardo Rubio y Manuel Bartolomé Cossío, y de sus respectivas familias. Giner murió en Madrid el 18 de febrero de 1915, días antes de que la revista ‘España’ publicara un breve texto suyo titulado ‘La última cuartilla’, un duro alegato contra la guerra europea.

"Al cumplirse el medio siglo de su fundación, miles de españoles, que no hemos tenido ninguna relación directa con la Institución, nos reconocemos deudores suyos, no en una doctrina espiritual, sino en lo que más importa: en la libertad de espíritu", se pudo leer en el diario ‘El Sol’ el 2 de noviembre de 1926, en un artículo cuyo facsímil está en la exposición. Se cumplían entonces 50 años de la constitución de la ILE.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE