Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

EDUCACIÓN

El número de alumnos de Religión se dispara en Bachillerato para subir nota

  • Directores de instituto aseguran que la Lomce ha elevado las matriculaciones en esta asignatura hasta el 150%

La religión, una asignatura que no todos comparten
La asignatura de religión en las aulas, un asunto polémico
NURIA G. LANDA (ARCHIVO)
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 24/11/2015 a las 06:00
Muchos más alumnos de 1º de Bachillerato han optado este curso por inscribirse en la asignatura de Religión, que ahora cuenta para su nota media o para no repetir. Se ha notado, especialmente, en las comunidades en las que esta materia supone menos horas a la semana. Esto, al menos, es lo que han constatado los directores de instituto, cuyos representantes se reunieron el pasado fin de semana para evaluar el arranque de la presente temporada escolar. Aún no existen datos oficiales -los ofrecerá la Conferencia Episcopal cuando los tenga- pero en la mayoría de autonomías han registrado un aumento significativo. En algunas como Madrid, lo estiman de alrededor de un 150%.

"Lo han notado especialmente algunas comunidades autónomas", explica Alberto Arriazu, presidente de la Federación de Asociaciones de Directores de Instituto (Fedadi), tras la conclusión de su congreso para evaluar el arranque del curso 2015-2016. "Pero en la mayoría ha sido relevante. Especialmente en las que la asignatura supone solo una o dos horas a la semana".

La Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), que aprobó el Gobierno en 2012, se ha implantado por primera vez en 1º de Bachillerato este septiembre. La norma exige a todas las comunidades que oferten Religión -y una alternativa- en esta etapa, y que esta tenga la misma consideración que las demás. Es decir, afecta a la nota media, que puede determinar desde el acceso a becas hasta la admisión en una universidad, y a la capacidad de un estudiante para pasar al curso siguiente. Además, como las materias no se ponderan por número de horas para determinar la calificación promedio del alumno, Religión pasa a tener el mismo valor que Matemáticas o Lengua.

CAÍDA GENERALIZADA 

"No es que de pronto se hayan convertido en católicos muchos alumnos", explica Arriazu. "Lo que pasa es que, ahora mismo, puede ser más valioso un sobresaliente en Religión que un notable en Matemáticas, lo que, en realidad, no deja de ser una perversión del sistema". Hasta la implantación de la Lomce en Bachillerato, Religión era una asignatura optativa sin valor académico. En muchas comunidades, cursarla exigía que el alumno se quedase en su instituto más horas que sus compañeros. Durante el curso 2014-2015, alrededor de un 41,2% de los estudiantes de Bachillerato eligió esta asignatura, un aumento respecto al curso anterior -40,3%-. En total, según la Conferencia Episcopal, alrededor de 160.700 matriculados, de un total de 390.000 en esta etapa educativa. El repunte, sin embargo, se enmarca en una caída generalizada de un 1,5% de estudiantes de todas las edades que la eligen.

"Esto corrobora nuestra tesis de que la Religión debería estar fuera del currículum y el horario escolar", asegura Francisco García, secretario general de la Federación de Educación del sindicato Comisiones Obreras (FE-CC OO). "La Lomce le da una posición de privilegio, porque es una asignatura que se aprueba solo con ir a clase, y en la que si presentas un trabajo ya puedes sacar notable o sobresaliente". Las alternativas para los alumnos, "que ya tienen bastante que estudiar", son segunda lengua extranjera o tecnología de la información, por ejemplo.

"Se da la paradoja de que, ahora que la Lomce elimina la asignatura de Historia de la Filosofía, un alumno que elija Religión puede acabar su Bachillerato sin saber nada de la Ilustración y su influencia sobre los estados europeos modernos, pero que sin embargo sí sepa sobre el misterio de la Santísima Trinidad", protesta García.

En lo que respecta a los institutos, la Lomce no solo ha afectado a 1º de Bachillerato sino también a 1º y 3º de Secundaria (ESO). Según los directores de instituto, el arranque de curso 2015-2016 ha sido "un desastre y un gran problema organizativo". "La mitad aún no tienen listos sus reales decretos de currículo, en otros los tenían pero los han echado para atrás. En muchos casos estamos haciendo la evaluación del primer trimestre sin tener aprobado aún qué es lo que hay que enseñar a los alumnos", afirma Arriazu, que denuncia que, si uno de los objetivos de la Lomce era uniformizar la enseñanza en España, "su implantación precipitada ha logrado justo lo contrario".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE