PATRIMONIO

Críticas a Moneo por la reforma del primer monasterio de América

  • Desde que el lunes se anunció la concesión para reformar el histórico monumento la lluvia de críticas ha sido incesante

El arquitecto navarro Rafael Moneo.

El arquitecto navarro Rafael Moneo.

ARCHIVO
0
Actualizada 10/07/2015 a las 12:21
  • EFE. SANTO DOMINGO.
El ministerio dominicano de Turismo anunció que se escucharán a todas las instituciones y personas que esta semana criticaron la reforma de las ruinas de San Francisco en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, adjudicada al Consorcio Moneo Arquitectos, liderado por el arquitecto español Rafael Moneo.

La construcción del Monasterio de San Francisco se inició a comienzos del siglo XVI cuando era gobernador de la Isla La Española Nicolás de Ovando.

Fue dañado por terremotos, saqueos de piratas, batallas contra los franceses y ya en 1930 por un potente huracán.

Desde que el pasado lunes 6 de julio se anunciara la citada concesión para reformar el histórico monumento la lluvia de críticas ha sido incesante.

El proyecto prevé de Moneo prevé que coincidan y se solapen ruinas y nueva construcción, lo que daría lugar a una renovada, iglesia "que deviene inmediatamente un icono arquitectónico en el que presente y pasado se hermanan", según detalla la reforma de los arquitectos.

La intervención arquitectónica implicaría la construcción de una nueva cubierta de lámina de hormigón ligera, literalmente apoyada sobre los elementos estructurales en pié y reforzados.

El ministro de Turismo, Francisco Javier García, aseguró hoy que ha dado las instrucciones pertinentes para convocar a todos los sectores y actores que intervienen en la Ciudad Colonial, para escuchar sus opiniones en torno al proyecto de restauración y conservación de las ruinas.

García subrayó hoy que son legítimas las preocupaciones manifestadas por algunas instituciones y personas, "por lo que es justo y necesario escuchar el parecer de cada entidad y especialista sobre un tema tan importante como este, la restauración y conservación de las ruinas de San Francisco".

"Creo en las lluvias de ideas, en el consenso. Por eso vamos a escuchar a todo el mundo la próxima semana. Lo importante es ponernos de acuerdo y se vea en blanco y negro lo que se hará", dijo el ministro.

El Colegio de Arquitectos Dominicano (CAD), por su parte, consideró que el citado proyecto, "afectaría negativamente" al legado patrimonial de la República Dominicana.

En un análisis el CAD asegura que se opone al proyecto, debido a que procura intervenir y alterar el citado monumento, y rechazó que se ejecute la licitación ganadora del diseño, supervisión y dirección de las obras de las ruinas y su entorno, debido al "impacto negativo en cuanto a la integridad del lugar".

Varios ediles de Santo Domingo criticaron que el proyecto no se ajusta a "la obligación de conservar el patrimonio histórico de la nación" establecida en el texto constitucional, por lo que han solicitado del concejo de regidores que declare el diseño no conforme a las leyes municipales y de planificación urbana.

A su vez, exhortan al concejo a recurrir a las acciones judiciales necesarias para suspender dicho proyecto, propuesta que será conocida en la sesión ordinaria del próximo viernes, y en la que solicitan a sus colegas aprobar una serie de disposiciones.

El ministerio de Turismo aseguró el lunes pasado que el proyecto ganador cumple con los preceptos establecidos en la Carta Internacional sobre la Conservación y la Restauración de Monumentos Históricos y De Conjuntos Histórico-Artísticos de la Unesco, conocido como Carta de Venecia.

No obstante, la delegación de la República Dominicana ante la UNESCO aseguró hoy en un comunicado que el organismo "no ha evaluado ni validado los lineamientos del proyecto ganador".

Además subraya que es "esencial" garantizar que cualquier intervención de un bien declarado Patrimonio Universal de valor excepcional, como es el caso de las ruinas, "no ponga en cuestión el carácter universal y excepcional del bien, preservando su autenticidad para las generaciones futuras".

A su vez, precisan que mientras no se conozcan los resultados de la evaluación del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) -"proceso que puede tomar varios meses"-, ninguna intervención o trabajo puede ser realizado sobre las ruinas de San Francisco.

El ministro de Turismo aseguró que el proyecto forma parte de un plan maestro que, además de la recuperación y restauración del antiguo monasterio, busca mejorar el entorno urbano y se escuchará "a cada una de las partes y lo más importante: habrá consenso".
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra