Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Cine

Pierce Brosnan: "Todavía me recuerdan como 007"

  • El actor irlandés vuelve al cine de espías junto a Olga Kurylenko con 'La conspiración de noviembre'

El actor Pierce Brosnan durante el festival de cine de Venecia de 2012.
El actor Pierce Brosnan
AFP
  • Colpisa. Los Ángeles
Actualizada 12/03/2015 a las 06:00
'La conspiración de noviembre' es la nueva cinta de espionaje de Pierce Brosnan donde se mete en la piel de Peter Devereaux, un agente de la CIA peligroso que sale de su retiro para una misión personal. Un trabajo, acompañado por la Olga Kurylenko, con el que el actor irlandés vuelve a convertirse en un espía tras la saga 'Bond'. Eso sí, sin tanto glamour. 'La conspiración de noviembre se estrena este viernes.

Otra vez metido en la piel de un espía.
Sí, es verdad. El público reacciona de forma positiva (risas). Este papel en particular lo conozco bien porque salve al mundo en cuatro ocasiones como James Bond y todavía me da oportunidades de trabajo. Sin Bond no existiría 'La conspiración de noviembre'.

Son espías diferentes...
Sin duda. Este es más áspero, más duro, más real. Es un hombre que ha trabajado mucho y sabe cómo usar una pistola. No tiene el glamour, ni el brillo de Bond.

P: También se caracteriza por el uso de la ironía.

R: Solo en ocasiones. Disfruto dejándome llevar por los instintos, en muchas escenas de esta película me he tomado la libertad de improvisar según sentía que era necesario.

Cuenta también con Olga Kurylenko, una chica Bond
Si, lo conseguimos. No soy una persona obsesionada con el control y cuando me sugirieron la idea de que ella interpretara el filme me pareció bien. Se trata de ir conectando capas y esa es una más dedicada al público.

'La conspiración de noviembre' es una serie de libros, ¿tienen intención de rodar una segunda parte?
Queremos hacer más. Nos hemos involucrado en este mundo de Devereaux con la intención de desarrollar una franquicia y encontrar un lugar para mí en este género. Hice cuatro películas de Bond y de alguna manera siento que lo deje a medias. Me fascinan las historias de misterio, de espías, ya sea Thomas Crown, 'La conspiración de noviembre' o James Bond. Siempre he querido ser ese hombre.

Además de protagonizar la película, también la produce.
Es una película que me enorgullece porque la hice con mi amigo (y director). Es una buena historia con mucha acción y funciona. Por el precio que la hicimos, hemos realizado una película de gran calidad.

¿Cuánto disfruta de su carrera en estos momentos?
Es maravilloso lo que estoy viviendo. Siento que ahora soy dueño de lo que hago. He rodado siete películas en dos años porque cada proyecto ha encajado. Además, me he convertido en productor para tratar de encontrar buen material.

¿Cómo recarga sus baterías cuando no está trabajando?
Cuando no trabajo estoy en mi casa con mi mujer y mis hijos. Los llevo al colegio, voy a nadar, a jugar al golf, pinto y me preocupo.

¿Se preocupa?
Vivo preocupado. No sé por qué. Siempre estoy pensando y planeando.

Viaja a Europa con frecuencia?
Sí, sí. Mis hijos viven en Londres, mi madre, mis amigos. Europa es parte de mí.

¿En algún momento ha sentido que no tiene raíces, que forma parte de dos mundos?
Sí, hay algo de eso. He sido gitano toda mi vida, un inmigrante. He vivido lo bueno. Dejé Irlanda y encontré una nueva vida, dejé Londres y también encontré una nueva vida, no hay nada malo en ello. Me siento contento con lo que he conseguido, aunque no vuelo bajo ninguna bandera en realidad. Soy un ciudadano americano, amo este país y amo su gente. Vine aquí y tuve suerte.

Hollywood parece más difícil ahora con esa obsesión por convertir a los actores en marcas a través de las redes sociales
No me gustaría empezar de nuevo con todas esas herramientas. Es difícil conseguir el éxito en cualquier campo en el que trabajes, ya seas carpintero o zapatero. Hacer cine antes era un arte más simple porque conseguías el dinero y hacías la película, la celebrabas. La economía de hoy en día, con tantos cines cerrándose, está destruyendo la idea de crear un evento entorno a ir a ver una película. Pero como sabemos es algo cíclico, las cosas van y vienen. Un hombre se convierte en lo que sueña y con suerte haces ruido al soñar.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE