Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Música

Biografía con sangre de la mejor cosecha de Nick Cave

Nick Cave, en 2008.

Nick Cave

DN.ARCHIVO
0
Actualizada 06/03/2015 a las 13:50
  • efe.Madrid
Duro, elegante y feo, Nick Cave es una de las últimas estrellas sobrecogedoras del rock. El escritor Jorge Alonso (Gijón, 1977) se ha atrevido con el mito y, después de ocho años de trabajo, ha publicado una biografía "casi académica" sobre el carismático cantante australiano.

Con el título "Nick Cave & The Bad Seeds. Compartiendo semillas"(66-RPM Ediciones), el libro repasa la vida y milagros de esta banda, analiza y traduce algunas de sus laberínticas canciones y, sobre todo, transmite una sincera pasión por el artista.

"Es un trabajo de un fan pero es un libro que sirve de introducción para alguien que no controle a Cave; el relato va, disco a disco, desmenuzando los treinta años de carrera. Los que sí lo conozcan pueden encontrar detalles, notas a pie de página; sin duda, se van a regodear", declara el autor de la biografía.

Vestido todo de negro, sudoroso, con una abotonada chaqueta tres cuartos, Jorge Alonso habla mientras sangra débilmente porque tiene ¡el labio roto!

La herida labial apareció después de golpearse con el micro mientras cantaba una canción de Nick Cave - "Dig, Lazarus, Dig!!!"- durante la presentación de la biografía, esta semana, en el sótano de una sala de conciertos madrileña.

Sí, así como suena. Alonso está de gira por España promocionando su libro y, para ello, también organiza, con músicos del lugar, pequeñas actuaciones tributo en homenaje a su banda favorita: Nick Cave & The Bad Seeds.

"También soy músico y cuando pensamos en las presentaciones me dije 'qué mejor que llevar música en directo'. Hoy me he roto el labio y me he jodido la rodilla en el escenario?. Pero ya lo dice Yoda: hazlo o no lo hagas pero no lo intentes", añade con sorna asturiana.

En Madrid, Jorge contó con el apoyo de Ramiro Nieto, batería de The Right Ons, y de Igor Paskual, guitarrista de Loquillo, que ejerció también de irónico entrevistador ("¿Por qué Cave y no Los Ilegales?") antes de una intensa actuación en acústico.

Otras veces, en su Asturias natal, con Nacho Vegas y miembros de Pauline en la Playa o León Benavente han recreado, sin complejos, canciones como "Henry Lee", " The Mercy Seat" o "The Weeping Song", combinando así homenaje y experiencia en un mismo paquete.

Esta forma original de transmitir su pasión no está reñida con cierto rigor informativo.

El autor, periodista y profesor de la universidad popular de Gijón, cuenta que ha necesitado ocho años de trabajo para desenmarañar la controvertida vida de Nicholas Edward Cave, un lector del Antiguo Testamento que pasó de cantar en un coro religioso a cruzar a el lado oscuro -y tóxico- de la vida.

En la elaboración del trabajo, sin embargo, el biógrafo no pudo hablar con el protagonista. "Me puse en comunicación con su sello (Mute), para el permiso de las letras -el libro incluye las más destacadas- y me dejaron clarísimo que no iba a tener ningún contacto con Nick. Y la verdad, lo agradecí: me hubiera podido contaminar".

No es extraño. Este crooner de voz grave y siniestra dejó claro, desde el principio, que la simpatía no era su fuerte: "La gente piensa que soy un cabrón despreciable, pero es sólo porque me hacen preguntas de mierda", dijo hace un tiempo a un periódico británico.

Esa imagen polémica es fruto de una larga, brillante y fructífera carrera que Alonso relata y apuntala con otros imprescindibles miembros de las malas hierbas como el multi-instrumentista Mick Harvey o el guitarrista Blixa Bargeld.

Actualmente, Nick disfruta de una vida apacible en la campiña inglesa, trabajando en "sus cosas "(Grinderman, novelas...) en horario de oficina y, como vimos en el reciente documental que protagoniza, "20.000 días en la Tierra" (Ian Forsyth-Jane Pollard/2013), reinventándose como personaje, convencido del "poder transformador" de la música.

Atrás quedaron, como comenta el libro, sus tortuosas relaciones con Kylie Minogue o PJ Harvey, su vida en Sao Paulo y Berlín, sus canciones sobre crímenes o sus inicios musicales y anfetamínicos con los gamberros The Birthday Party.

Todas estas "vidas ejemplares" se cuentan en este libro - ya en su segunda edición-, cuyo precedente en castellano es "Crónica de una mala semilla" (Editorial La Máscara, 2001), de Daniel Grau.

Entretanto, como un predicador viajero, el hombre que casi conoció a Nick Cave sigue con su gira peninsular. Él, Jorge Alonso, no va a hablar de su libro (como el famoso golpe televisivo de Francisco Umbral), va a subirse a un escenario para compartir las canciones de "las malas semillas". Solo nos queda confiar en que no haya mucha sangre.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra