Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Curiosidades

La restauración más vergonzosa de la historia del arte

  • La máscara de Tutankamón, en El Cairo, se ha reparado con pegamento industrial

La máscara de Tutankamón

La máscara de Tutankamón

EFE
1
Actualizada 23/01/2015 a las 13:49
Etiquetas
  • Colpisa. Madrid
Hay cosas que mejor no tocarlas. Es lo que le ha pasado a la máscara mortuoria de la momia de Tutankamón, que vivía tan a gusto hasta que un restaurador quiso mejorarla. Y el resultado es una pifia mayúscula. El desaguisado comenzó cuando, en una sesión de limpieza, la barba postiza de uno de los iconos más conocidos del Antiguo Egipto se desprendió. Urgía una delicada labor de restauración, encargo que ejecutó, sin embargo, todo un manazas. Porque a la persona que se le encomendó la tarea no se le ocurrió otra cosa que pegar la pieza con pegamento industrial. Es como para si para limpiar el lienzo de 'Las meninas' se empleara lejía. La noticia ha sobresaltado a los egiptólogos de medio mundo, que observan con preocupación cómo domina la chapuza en el Museo Egipcio de El Cairo.

No hace falta recurrir a la lupa para percatarse del fiasco. Una gruesa capa de masilla se interpone entre la barbilla y la perilla del apuesto rey. Algunas de las versiones que tratan de explicar el accidente dicen que, a la vista del desatino, un trabajador provisto de una espátula quiso rebajar la capa de pegamento. Pero fue casi peor el remedio que la enfermedad, porque infligió algunos arañazos en el rostro de la figura.

Ante el cúmulo de negligencias, alguien del propio museo ha denunciado los hechos de forma anónima por el temor a las represalias. Gracias a la onda expansiva de Twitter, la imagen ha dado la vuelta al mundo, para desesperación del museo cairota, cuya reputación está por los suelos ante la acumulación de despropósitos.

La orden de que la pieza no pasara por el laboratorio y se le hiciera una cirugía pedestre y de urgencia viene de arriba, de lo más alto de la jerarquía directiva de la institución. Con la decisión se pretendía que la obra, unas de las más admiradas, no tuviera que se retirada de la exposición. Para colmo de males, los daños parecen irreversibles, pues se utilizó un potente pegamento, Epoxi, de probada capacidad para soldar materiales disímiles como piedra y metal, pero absolutamente inapropiado para tratar una joya de la arqueología.

Aparte de su valor histórico, la pieza es toda una obra de arte. La máscara de Tutankamón está revestida de hoja de oro y adornada con incrustaciones de vidrio coloreado de azul y piedras semipreciosas. Los ojos, de cuarzo y obsidiana, están remarcados con lapilázuli.

Por de pronto, el Ministerio de Cultura egipcio ha creado una comisión para esclarecer lo ocurrido. La entidad está desbordada por problemas. El museo alberga 100.000 piezas que se exhiben de forma caótica.

Un recorrido por la entidad es todo un desafío para los turistas y los egiptólogos aficionados más esforzados. Los objetos permanecen identificados de manera rudimentaria y el discurso expositivo despista al visitante, por muy acostumbrado que esté al desorden.

Para rebajar la penuria que afecta al museo, las autoridades quieren recabar la ayuda financiera alemana. Al mismo tiempo, una docena de expertos ha sido consultada para mejorar la imagen de un museo al que le crecen los enanos. No en vano, los amantes de lo ajeno desvalijaron una de las salas aprovechando la escasa vigilancia policial en enero de 2011. A raíz del robo, el Ejército se hizo presente entre los objetos faraónicos para disuadir a los ladrones.
Etiquetas
Selección DN+


  • Miguel Sanchez Marco
    (24/01/15 11:13)
    #1

    Una verguenza

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra