Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Literatura

Martín Garzo: "Esta época da la espalda a los muertos"

  • El escritor reivindica el lado oculto de la vida en su nueva novela, "Donde no estás"

El escritor vallisoletano Gustavo Martín Garzo.

El escritor vallisoletano Gustavo Martín Garzo.

EFE
0
Actualizada 23/01/2015 a las 08:40
Etiquetas
  • EFE. Madrid
El escritor Gustavo Martín Garzo reivindica el lado oculto de la vida en su nueva novela, "Donde no estás", en la que reflexiona sobre "los huecos" que dejan los muertos al desaparecer y refleja aquel tiempo de silencios y crímenes que fue la posguerra española.

"Nuestra época le ha dado la espalda a los muertos, no cuentan para nada, pero los muertos están ahí, nos acompañan", aseguraba este jueves Martín Garzo (Valladolid, 1948) en una entrevista con motivo de la publicación de este libro que habla de secretos y pecados familiares, del dolor que causan los recuerdos y, en suma, de lo difícil que es vivir.

"Donde no estás" (Destino) es también un homenaje a la literatura de fantasmas, esos seres "capaces de abrir grietas y fisuras en el mundo de lo real, y por ellas nos abrimos al lado oculto de la vida", comentaba este escritor que ha merecido premios como el Nacional de Narrativa, el Nadal, el Castilla y León de las Letras y el Miguel Delibes.

El origen de su nueva novela está en otra suya titulada "La carta cerrada", en la que hablaba de la relación de un niño con su madre.

En aquella carta la madre le explicaba a su hijo los motivos que la habían llevado a tomar "una decisión muy comprometida", pero, por diferentes causas, el niño no llegó a abrirla.
Y, ahora, Martín Garzo ha querido escribir una novela "donde de alguna manera se cuente lo que no llegó saberse de aquella carta".

En "Donde no estás", Lucía, la madre de Ana, la protagonista, sabe que va a morir pronto y, antes de hacerlo, escribe un cuaderno para su hija "con las cosas más reveladoras de su vida, que normalmente son las que se callan; con las experiencias más intensas".

"Estamos mucho más en lo que callamos que en lo que decimos. Para saber quién es alguien tenemos que escuchar lo que nos cuenta, pero tendríamos que ser capaces de escuchar lo que se calla porque es ahí donde está de verdad", asegura el autor.

El sentido de esta novela, y de todas las que le gustan a Martín Garzo, es que "ese viaje a lo más oculto es también un viaje hacia la belleza, hacia lo más escondido. En la oscuridad es donde está lo más verdadero", añade.

La novela está situada en Villalba de los Alcores, un pueblo de Valladolid perteneciente a la comarca de los Montes Torozos y a la de Tierra de Campos, una zona "mítica" para este escritor porque en ella pasó su infancia. "Es mi paisaje", subraya.

En los años sesenta, y tras la muerte de su madre, Ana vuelve a ese pueblo para hacerse cargo de su abuela, una mujer poderosa, incapaz de amar y uno de los personajes más atractivos de la novela.

Ana se irá enterando poco a poco de los secretos familiares y de ese pasado sobre el que nadie quiere hablar, relacionado con los crímenes que se cometieron en la guerra civil y en los primeros años de la posguerra.

"Las guerras producen una auténtica fractura en la convivencia, generan innumerables zonas oscuras y zonas de silencio. Los crímenes, traiciones y delaciones que se cometen en ellas quedan en la memoria colectiva", subraya el autor de "El lenguaje de las fuentes" y "Las historias de Marta y Fernando".

En el caso de la guerra civil española, todas aquellas barbaridades "quedaron sepultadas durante mucho tiempo por un manto de silencio", señala Martín Garzo.

"En Tierra de Campos hubo una represión feroz. Los vencedores fueron eliminando sistemáticamente a todos los que no pensaban como ellos, y todavía hoy los montes están llenos de fosas con cadáveres que no se han sacado", afirma.

En la novela, Ana ve por las noches la presencia fantasmal de una misteriosa mujer, pero solo ella la percibe. Y esa mujer tiene mucho que ver con Sara, "el personaje central del libro", en opinión de su autor.

Sara es sordomuda y posee "gran capacidad de amar. Sólo tiene su cuerpo para expresar sus deseos y eso la convierte en una bomba. Causa problemas y perturbaciones porque, cuando no consigue algo, se rebela contra ello", señala el escritor.

Martín Garzo cree que, de alguna manera, los muertos "son capaces de volver a los lugares donde fueron felices o desdichados, abren un hueco, una grieta en el tejido de lo real".

"Y es que la realidad es muy frágil, constantemente salta por los aires en los momentos de locura, en los juegos de los niños, en el amor apasionado, en las pérdidas".

Nuestra sociedad "le ha dado la espalda a los muertos, pero vivimos rodeados de ellos: una biblioteca es una colección de muertos, de fantasmas; quienes escribieron esos libros ya no están en el mundo", comenta.

"La cultura en el fondo es una reunión de muertos fantasmas que nos hablan de lo que es esencial en la vida", concluye Martín Garzo.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra