Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
exposición

​Bruselas acoge al Jacques Brel más íntimo

  • Los secretos mejor guardados del cantautor salen a la luz en la exposición "J'aime les belges"

Vista de la exposición bruselense

Vista de la exposición bruselense "J'aime les belges" ("Amo a los belgas")

efe
0
21/01/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • efe. bruselas
Los secretos mejor guardados del cantautor Jacques Brel salen a la luz en la exposición bruselense "J'aime les belges" ("Amo a los belgas"), una muestra que desde hoy explora la cara más íntima de un artista apasionado por su país.

Un mosaico de cartas, entrevistas, canciones, vídeos y testimonios del círculo más íntimo de Brel (1929-1978) ayuda a comprender un poco mejor las emociones de un artista que vivió cada minuto con una intensidad excepcional.

"Muchas de sus canciones evocan la infancia, el tema principal de su vida. Todo está vinculado a su familia y Brel plasma esas sensibilidades en sus letras", explicó  el portavoz de la Fundación Jacques Brel de Bruselas y comisario de la muestra, Francis de Laveleye.

La exposición, que ha abierto sus puertas al público hasta el 31 de diciembre, ofrece "un contacto casi físico y emocional con Jacques Brel", detalla De Laveleye.

Su hija, France Brel, ha reunido documentos, fotografías y vídeos que guardaba desde hace sesenta años para preservar la memoria de su padre, aunque está convencida de que "el alma de Jacques navegará más allá de estos recuerdos", agregó.

Recordó también que el cantautor nacido en Bruselas fue el creador de una de las canciones más románticas de todos los tiempos, "Ne me quitte pas" (1959), que fusiona el desamor y la angustia que produce la soledad en una letra que consolidó a Brel como intérprete, autor y compositor mundialmente conocido.

Para De Laveleye, la de Brel era una mezcla de talento "bastante rara".

Sus primeros años estuvieron marcados por el inmovilismo, los fracasos académicos y una atmósfera de aburrimiento que el artista plasmó en su canción "Mi infancia".

Pero "el muro del silencio una mañana se rompió" gracias a "la primera flor, la primera chica, la primera gentileza y el primer temor", escribe Brel en los últimos acordes.

"Muchas de sus canciones evocan la infancia, el tema principal de su vida. Todo está vinculado a su familia y Brel plasma esas sensibilidades en sus letras", explicó el experto.

Bélgica era su fuente de inspiración y el lugar donde se crió, por lo que no sorprende que el país esté presente en muchas de sus obras.

Así lo afirma en un vídeo de la muestra France Brel, directora de una fundación que también organiza paseos por los rincones bruselenses que marcaron la vida del compositor.

"Proponemos un largo paseo por Bruselas con una audioguía para que la gente visite los lugares donde Brel trabajaba, vivía o quedaba con sus amigos" mientras se escuchan sus canciones o su voz, precisó De Laveleye.

Bajo el nombre de "J'aime l'accent bruxellois" ("Me gusta el acento bruselense"), esta actividad deja al descubierto la estrecha relación entre el autor y el país que le vio nacer, del que jamás se distanció.

Aunque vivió en Francia y viajó sin tregua hasta el fin de sus días, nunca olvidó sus raíces belgas: "Brel sabía que en Bruselas no corría peligro. Le tranquilizaba que su familia estuviera allí", relata uno de sus amigos en uno de los vídeos de la muestra, en el que también rememora que París es una ciudad dura para un cantante que intenta abrirse paso en el mundo de la música.

Su círculo más íntimo también plantea que Brel se sentía atrapado en un bucle de incomprensión al ser de origen flamenco y preferir expresarse en francés.
Seducido por la navegación y los aviones, el artista se formó como capitán y piloto profesional, una faceta menos conocida de su trayectoria de la que siempre estuvo muy orgulloso.

En su juventud redactaba noticias, artículos, textos y poemas, hasta que un día decidió poner voz a sus propias creaciones. La música era la gran cómplice de sus silencios, se subraya en la exposición.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra