Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
LITERATURA

Milena Busquets: "Sin pasión, la vida no vale la pena"

  • La escritora presentó 'También esto pasará', sobre la relación de una madre y su hija

Milena Busquets:

La escritora Milena Busquets durante la presentación en Barcelona de su novela 'También esto pasará'

EFE
0
Actualizada 14/01/2015 a las 18:30
  • EFE. BARCELONA
"Sin pasión, la vida no vale la pena", aseguró la escritora Milena Busquets al presentar su novela "También esto pasará", que evoca la complejidad de las relaciones entre una madre y su hija, y que la autora escribió pocos meses después de la muerte de su propia madre, la editora Esther Tusquets.

Esta novela, editada por Anagrama en castellano y por Ara Llibres en catalán, fue una de las sensaciones de la pasada Feria de Fráncfort, se ha vendido a editoriales de 29 países y se están negociando sus derechos para ser llevada al cine, con lo que apunta a convertirse en una de las revelaciones literarias del año.

La novela arranca en un cementerio en el que Blanca, la protagonista, rememora sus recuerdos y sentimientos durante el funeral de su madre, una mujer de fuerte personalidad que ha vivido la vida libremente.

Tras esta pérdida, Blanca, de unos cuarenta años y de carácter impulsivo, se traslada a la casa familiar de Cadaqués junto a sus dos hijos, sus dos ex maridos, su actual amante y dos amigas, un viaje que le servirá para reafirmar que, más allá de los recuerdos, el dolor y la tristeza por la muerte de un ser querido, la vida continúa.

Milena Busquets considera que su novela constituye una "carta de amor" y "un homenaje" a su madre, aunque "de hecho, no es un homenaje a Esther Tusquets", pues su nombre no aparece en la obra y ni siquiera se menciona que la madre fuera escritora o editora.

"Es una carta de amor de una hija a una madre, y en el fondo, da igual quién sea la madre o quién sea la hija, pues el amor es un sentimiento muy universal y el amor entre una madre y una hija es una de las relaciones más complicadas", reflexiona la autora, quien niega que la haya escrito a modo de "catarsis" para sí misma.

En este sentido, indica que hablaba mucho con su madre y que, en vida, se lo había dicho casi todo, "pues yo era bastante honesta", por lo que, asegura con contundencia, "no estoy arreglando cuentas ni he escrito la novela como terapia en absoluto".

De la relación con su madre, confiesa la autora que a Esther Tusquets le gustaba mucho su trabajo y no estaba muy pendiente de sus hijos, "pero yo nunca la culpé de falta de atención".

Así, revela que, cuando su madre le quería decir algo importante, no se lo decía directamente sino que "me escribía una carta, y entonces temblaba, porque ¡agárrate con las cartas de mi madre!", o que a ella ni se le pasó por la cabeza decirle que había tenido la primera regla porque "¡ella era mi madre!".

Milena Busquets dice que se planteó la obra como una mezcla de "un diálogo de amor con mi madre" y otras "muchas cosas que quería explicar", por lo que introduce las relaciones de la protagonista con sus seres cercanos o el transcurso del verano en la localidad gerundense, "en definitiva, la vida, que continúa paralelamente a la pena, como pasa siempre".

"Es un libro que habla mucho de amor sin ser en absoluto una novela rosa pues, mas bien al contrario, es una visión bastante oscura de las relaciones, sin llegar a ser un libro deprimente", advierte Milena Busquets.

Para la escritora, "lo que dirige la vida de la protagonista es la pasión", y en este sentido considera que "sin pasión, la vida no vale la pena" y que "hay que vivir un poco con la lengua fuera" para sentirse plenamente vivo.

Es una forma de vida que evoca a los protagonistas de la 'gauche divine' de la Barcelona de finales de los 60 y principios de los 70, muchos de ellos amigos de su madre, una época que Milena Busquets no vivió porque era una niña muy pequeña, pero reconoce que "ese ambiente cultural, de libertad y de ganas de hacer cosas, de alguna forma te marca, aunque te das cuenta más tarde".

A la hora de escribir la novela, Milena Busquets asevera que en ningún momento se planteó obviar algunos temas íntimos de sus relaciones personales, pues "cuando haces una obra, dejas la vergüenza y el pudor a un lado", si bien dice que "pese a todo, me parece un libro bastante púdico".

El editor Jorge Herralde, amigo de Esther Tusquets, ha indicado por su parte que "se trata de una historia muy personal y auténtica que se ha transmutado en una espléndida novela que permanecerá en el corazón de los lectores".
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra