Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
MÚSICA

Israel Galván: "Tengo un pie en el baile de ayer y otro en el que quiero hacer"

  • El artista estrena en el Festival de Oroño a Primavera de Madrid el espectáculo 'Fla.co.men'

Galván, con un pie en el baile de ayer y otro en el que desea

Israel Galván

DN (ARCHIVO)
0
Actualizada 06/01/2015 a las 14:03
  • EFE. MADRID
Israel Galván es una máquina de libertad de expresión total: ni sus pies ni su lengua, latiendo a compás, se someten a algo en lo que no cree. Ahora estrena "Fla.co.men", una revisión de su carrera desde un mirador nuevo porque, asegura, tiene ya "un pie en el baile de ayer" y "otro en el que quiere bailar".

Galván (Sevilla, 1973) estrena el jueves 8 de enero en el Festival de Otoño a Primavera de la Comunidad de Madrid, en los Teatros del Canal, algo que solo se ha visto hasta ahora en el Festival Temporada Alta de Gerona, en el Festival del Cante de las Minas de Murcia y en la Bienal de Flamenco de Sevilla.

En esos sitios, dice el artista en una entrevista, le vieron "con atención" y "parece" que "agradó", su forma pudorosa de no decir que fue un rotundo éxito.

"Es otra mirada hacia las obras que he hecho en mi carrera, un baile más relajado, casi como si estuviera ensayando", detalla el bailaor y coreógrafo.

La nueva producción "apareció casi por sorpresa", cuando conoció a Patricia Caballero y quiso hacer un "concierto", sin guión ni escenografía, con lo que había bailado hasta ese momento, porque hay cosas que ha llevado de gira pero otras, sobre todo las del principio, solo las ha puesto en escena "un par de veces".

Al final, resuelve, "Fla.co.men" es "algo totalmente nuevo" y el espectáculo con el que se siente "más libre".

Es, detalla, como una "bisagra": "permite pasar de un lado a otro y es que yo ya estoy viajando de un lado a otro, con un pie en ayer y otro en lo que será mi baile mañana".

Arropado en escena, que firma Patricia Caballero con dirección de Pedro G.Romero, por David Lagos, Tomás de Perrate, Eloísa Cantón, Caracafé y Proyecto Lorca, Galván vuelve al Festival de Otoño a Primavera, donde el pasado mes de junio "la armó" con su colaboración con el coreógrafo y bailarín británico Akram Khan, en "Torobaka".

Una de las piezas más aplaudidas de "Fla.co.men" son los "fandangos paraos" del final, que ha coreografiado Romero, y que también bailan los músicos.

"La obra lleva una línea del arquetipo de que los flamencos tienen que bailar macho y las mujeres femenino. Este es un flamenco unisex. El rollo no es 'flamencos que salen de los armarios' sino de romper estereotipos, de que es sana la ambigüedad", reclama.

En "Fla.co.men" Galván baila en solitario para deconstruir el universo que alumbró con "¡Mira!/Los zapatos rojos" (1998) y siguió hasta "Lo Real", con el que también la formó en el Teatro Real en 2012, con parte del público criticando a gritos lo que veía en escena y abandonando el teatro.

"Los que me ponen verde tienen a veces razón, no van desencaminados, pero lo del Real pareció parte de la obra. El primer grito -"¡Esto es una tomadura de pelo!"- pilló a la Uchi, que es gitana, sola en el escenario y todos los demás nos quedamos 'ostras, y ahora qué, cómo levantamos esto', pero el público -que pidió respeto a la abonada que gritaba- se convirtió en parte del juego y su reacción nos empujó a seguir adelante", revela.

Asegura que se sintió "contento de provocar" con su baile y que siempre se sentirá agradecido al fallecido Gerard Mortier, entonces intendente del teatro, por "la confianza y la energía" que les infundió.

"Eso es lo que me llevo. Las críticas son una pérdida de tiempo total. No puedes hacer algo en lo que no crees. No soy chulo, es que la vida es corta y la del bailarín más", sostiene.

"Fui piedra y perdí mi centro", gritaban en "Lo Real". ¿Ha sentido alguna vez que estaba en peligro?: "la sensación que tengo es que cuando estoy mas 'turbiado', cuando no sé lo que va a pasar, es cuando estoy mejor, cuando me siento más en el centro".

"Es cuando estoy muy seguro es cuando me vienen todas las dudas. No me viene mal, aunque sea un poco cansado, la noria esta", se ríe este padre de dos niños que no para de actuar fuera de España.

Su clave, ahora como antes, es aprender, "retroalimentar" su energía, como una dinamo humana: "todos los pasos me tienen que sentar bien, si no, no valen".

"Lo bueno del baile es cuando te das cuenta de que no estás bailando. La forma en la que más me gusta moverme por el escenario es de un lado a otro. Cuando voy por un camino, dejarlo y empezar a andar por otro".
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra