Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Música

"Cada vez que canto 'La Bilirrubina' es una sensación nueva"

  • Juan Luis Guerra publica un nuevo disco, 'Todo tiene su hora', en el que explora otras músicas

El músico Juan Luis Guerra

El músico Juan Luis Guerra

EFE
0
28/11/2014 a las 06:00
  • OTR/Europa Press. Madrid
El dominicano Juan Luis Guerra está de vuelta con nuevo disco, 'Todo tiene su hora', un álbum en el que se acerca a la música clásica, pero sin perder la esencia que le ha convertido en uno de los referentes de la música latina de los últimos treinta años, gracias a un buen puñado de éxitos atemporales.

"No me canso de cantar nuestros clásicos, en absoluto. Cada vez que canto 'La Bilirrubina' es una sensación nueva, como 'Ojalá que llueva café' o 'Burbujas de Amor'. Son prácticamente necesarias, la gente las pide y parte de la intención de un concierto es hacer feliz al público, aunque también hagamos canciones más recientes", explicó.

En esta línea, Juan Luis Guerra muestra su faceta más espiritual al asegurar que "el éxito es Dios en ti". "Me veo después de tanto tiempo con la gente disfrutando las canciones de igual forma. Hay personas que llegan a un concierto con un problema y salen sin él. Llegan tristes y salen felices. Eso es una bendición", recalcó orgulloso.

Sobre su nuevo álbum, señaló que 'Todo tiene su hora' es un título que "se adapta a muchas circunstancias de la vida, pero en este caso fue una desilusión amorosa de una persona cercana", por lo que añadió que salió como "un consejo como de hermano mayor".

Musicalmente, el disco contiene "cuatro merengues, dos salsas, dos bachatas y un son", con arreglos diferentes, "orquestados y con mucha cuerda". "Me encanta la música clásica: Mendelssohn, Mozart, Beethoven, Debussy... y quería hacer una mezcla de cuartetos de cuerda con bachata y con son. Creo que se adaptó muy bien", apuntó.

'Todo tiene su hora' es, por tanto, resultado de una "constante necesidad" de exploración de otras músicas como "jazz, blues, funk o flamenco". Por eso Juan Luis Guerra aseguró que siempre trata de "sacar lo mejor" de todo lo que llegue a sus oídos, aunque siempre teniendo presente que "la música clásica es la escuela grande, una fuente de donde se pueden sacar muchas cosas".

"Desde mis cuatro ritmos ya miro otras cosas. Algún día pudiera salirme un rock, pero con esos cuatro tengo mucho trabajo", señaló, para después puntualizar que en una de sus nuevas canciones, 'Cookies & Cream', se adentra "a rock completo sin dejar la tambora, sin perder la esencia dominicana".

Juan Luis Guerra recordó por último sus primeras visitas a España, cuando "prácticamente" tenían que "enseñar a la gente a distinguir entre merengue y bachata". "Todo era la salsa de Juan Luis Guerra, pero yo explicaba que hacía dos diferentes. Ahora ha cambiado incluso la forma de bailar de las parejas españolas, y es un orgullo para nosotros haber abierto una puerta para que la música latina entrara de esa forma", concluyó.

Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra