Cine

Ricardo Darín y la carcajada del público como recompensa

  • El actor desembarca en España este vierne con 'Relatos salvajes', seis historias en un filme

Ricardo Darín y la carcajada del público como recompensa

Ricardo Darín

AFP
0
16/10/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • Europa Press. Madrid
Ricardo Darín, uno de los actores más importantes de América Latina, se ha movido entre el drama de películas como 'El hijo de la novia', el thriller de 'Nueve reinas', o la comedia de 'El mismo amor la misma lluvia' o 'Luna de avellaneda'. Ahora, desembarca en el humor negro de 'Relatos salvajes' a las órdenes de Damián Szifrón y admite: "Hay pocas cosas tan gratificantes como la explosión de una platea en una carcajada"

El filme llega a las salas españolas este viernes 17 de octubre, tras haber arrasado en la taquilla argentina, donde ha congregado a más de 2,5 millones de personas. Según ha explicado el actor Ricardo Darín , se trata de seis historias que "conectan" con la audiencia, porque "las situaciones son reconocibles y se nutren de la verosimitud". 

La "empatía" con estos relatos, que abordan temas como rencor, la venganza, la competitividad, la burocracia o la infidelidad, va más allá de las distorsiones narrativas, aquellas que llevan a exagerar un suceso, hasta el punto de situarlo en el límite con la ficción y que, sin embargo, mantiene "patas apoyadas en la realidad", tal y como indica el intérprete. 

La conexión de 'Relatos salvajes' con el espectador es tan fuerte que hace propias estas historias y él mismo se convierte, sin pretenderlo, en el "principal promotor" de esta película. "Salen cargados de una sensación pletórica y al mismo tiempo no pueden contarla, porque es muy difícil. Es un cierre perfecto", ha manifestado Darín. 

El humor es para el actor una "válvula de escape" que da la "posibilidad de enfocar las cosas de una manera distinta" y de "mejorar la mirada y la concepción". "Es un bálsamo que nos ayuda a reírnos de nuestras propias desgracias, y se agradece", apunta. 

La máxima expresión del estado alegre sucede, a su juicio, cuando uno se ríe de sí mismo, y si eso se consigue en una representación artística que permita "corregir" las "actitudes" humanas, "es un gol". 

"Debe haber pocas cosas más gratificantes que la explosión de una platea que estalla en una carcajada, ese desprendimiento de energía es un gran acto de generosidad que además te retroalimenta. En términos teatrales, debe haber pocas cosas que se parezcan a eso", ha manifestado Darín. 


CORRUPCIÓN Y BUROCRACIA 

Preguntado por los temas que más le molestan de aquellos que refleja 'Relatos salvajes', el actor señala que "la corrupción y burocracia son los más irritantes y los menos entendibles", porque "son obstáculos que no afectan solo a uno, sino a muchas personas, superan el hecho meramente personal y son más comunitarias". 

El autocontrol y los impulsos primarios son el límite ante el que se sitúan los protagonistas de estas seis historias, una "tentación" a saltar aquellas "normas estipuladas para vivir en armonía" que el "sentido común" trata de mantener intactas, aunque requieren de una alerta ante posibles "señales". 

"El autocontrol daría para mucha polémica, pero el atrevimiento de elevar la voz para mostrar la disconformidad no significa que tras ello haya que contribuir con violencia. La violencia no se soluciona con más violencia", ha declarado el actor. 

En este sentido, señala que "las cosas son muy irritantes" y se olvida que "con la violencia no se va a corregir nada". "Las decisiones políticas y comunitarias tienen que nacer de personas inteligentes, razonables y bien orientadas para tratar de modificar las cosas. Lo intempestivo lo único que hace es alimentar la misma violencia y difícilmente ayuda a mejorar", recalca. 

Darín se encuentra actualmente a las órdenes del director español Cesc Gay ('Una pistola en cada mano') y con Javier Cámara como "compañero de viaje", algo que le gratifica y le pone contento porque le admira "como actor y como persona". "Estamos discutiendo las frases, las palabras y escuchando música y todo lo que significan esos momentos previos al rodaje", ha explicado. Después, regresará a Buenos Aires para ensayar la obra teatral 'Escenas de la vida conyugal', de Ingmar Bergman. 

Para el intérprete, el cine sigue teniendo capacidad para sorprender. "El arte en general es el bálsamo con el que contamos los seres humanos para intentar vivir en armonía, para ser cada vez más humanos. Tengo toda mi confianza depositada ahí", concluye.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE