BALANCE DE LA SGAE

Año negro para el consumo cultural

  • Televisión y radio, refugio para el público que deserta de cines, teatros y conciertos y que apenas gasta en discos y videojuegos
  • ​La caída en barrena iniciada en 2008 se agravó en 2013, el primer ejercicio con el IVA al 21%

Dani Rovira y Clara Lago, en una escena rodada en Leitza

Dani Rovira y Clara Lago, en una escena rodada en Leitza

ARCHIVO
0
02/10/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
2013 fue un año nefasto para el consumo cultural. Fue el primer ejercicio completo con el IVA cultural al 21%, lo que casi apuntilla a un sector con la demanda y los números en caída libre desde que comenzó la crisis en 2007. El público deserta de cines, teatros y salas de concierto para refugiarse en casa con la tele y la radio, con gastos testimoniales en espectáculos, discos y videojuegos. Todos los indicadores siguen en la zona roja y empeorando, con caídas acumuladas en el último lustro que van del 30 al 70%.
 
El aumento del consumo medio de radio y televisión -7 y 17 minutos más-, no palia la desesperación de una cultura encarecida y castigada por los recortes y los impuestos que radiografía el anuario de la Sociedad General de Autores y Editores. La SGAE lleva 14 años publicando este exhaustivo estudio que este miércoles presentó el presidente de la Fundación de la entidad, Antonio Onetti. Constata que 2013 ha sido un año negro, "muy malo para la cultura", y hace presumir que la década 2007-2017 será muy oscura para un sector que lleva casi seis años con todas las alarmas aullando.
 
El cine, uno de los sectores peor parados, registra descensos acumulados del 19% en el número sesiones, de un 29% en asistencias y de un 20% en recaudación, desde 2008. Solo en 2013 se perdieron un 17,8 % de espectadores -con 76,7 millones de entradas- y el 18,5 % de la recaudación, que cayó hasta los 498,7 millones, según el informe SGAE. 
 
Para la música en vivo -pop, rock, jazz, flamenco.- 2013 fue también un año especialmente crudo, con una caída de un 11,4% en el número de conciertos, una reducción del 12,4 % en el flujo de espectadores y una caída en la recaudación del 13,6%, hasta quedarse en los 148,4 millones. Unas cifras a la baja para las que, el informe, ha resultado determinante que 2013 fuera el primer ejercicio completo con un IVA del 21%. Entre 2008 y 2013 cayeron un 25% el número de conciertos, un 33,2 la asistencia y el 19,2 la recaudación. 
 
La música grabada sigue la estrepitosa e imparable caída que ha mermado sus ventas en un 56,2 % en estos cinco años y que en el ejercicio de 2013 recibió otro bocado hurtándole el 15,1% de las ventas solo en doce meses, con una recaudación de 119,8 millones. Esto imposibilita que el aumento de ingresos en el mercado de la música digital -que creció un 53,1% en seis años- palie las galopantes pérdidas del mercado de cedés y otros soportes físicos que han perdido un 70,4% en estos años. Cayeron en 2013 las descargas legales de canciones, de 364 millones de archivos a 193 millones, y las ilegales, de 2.673 millones de archivos a 2.185. 
 
También caen todos sus indicadores que la música clásica, con pérdidas en torno al 18% de conciertos, espectadores y recaudación. Pero su el descalabro es menor que los sufridos por la música popular en vivo, con caídas del 3,3% en conciertos, 4,1 en espectadores y 2,1% en recaudación, hasta 37,4 millones. "El nivel de inversión pública en la clásica es mucho mayor, lo que la sitúa en otra galaxia", lo justifica Onetti.
 
Las artes escénicas comenzaron su calvario en 2008, tras años de vacas gordas y aumentos inició su caída al precipicio. En el periodo 2008-2013 las representaciones han caído un 30,4%; la asistencia mermó un 34,3% y la recaudación se contrajo un 23%. En 2013 el descenso en el número de funciones se cifró en un 4,7% respecto a 2012; el de espectadores fue del 4,1% y la recaudación cayó un 3,5%. El teatro pierde un 29,1% de representaciones, un 33% de asistentes y un 15,8 % de recaudación desde 2008. En el último ejercicio perdió un 2% de recaudación, hasta quedarse en 168, 6 millones, el 4,4% de representaciones y el 3,2% de asistencia. 
 
Dentro del este ámbito, el castigo es especialmente duro para la danza que entre 2008 y 20013 ha visto reducirse casi un 50% tanto las representaciones como la recaudación. Solo en 2013 ópera y zarzuela vieron como caía un 8,4% el flujo de espectadores y la recaudación mermaba un 10,4%. Desde 2008 las representaciones cayeron un 28,4% y los espectadores un 42%. 
 
El vídeo, que fue uno de los ámbitos que antes sufrió el zarpazo de la crisis, sigue en caída libre y ha perdido en estos años el 69,2% de sus ingresos. Solo en 2013 la merma fue de 22,8 % respecto al año anterior. Tampoco se salvan de la quema los videojuegos, con una pérdida de ingresos totales del 46,8% en la que se computa hardware, software y periféricos. Subieron las descargas gratuitas de archivos de vídeo, que pasaron de los 429 millones de archivos de 2012 a 564 en 2013, mientras que las de pago cayeron de 11,9 a 10,9 millones de archivos.
 
MÁS MINUTOS DE PANTALLA

Se salva de los números rojos, y por los pelos, el consumo de televisión, que a pesar de registrar un ligero descenso el pasado año -244 minutos en 2013 frente a los 246 de 2012-, se incrementa en la secuencia 2008-2013 en un 7,5%. Se aumenta así en 17 minutos en la media diaria de consumo de televisión por habitante desde 2008. Pero no sirve para echar las campanas al vuelo, ya que se contraen los ingresos publicitarios en televisión, que en los últimos cinco años se 'encogieron' un 44,7%.
 
Una evolución pareja ha vivido la radio, medio para muchos con las horas contadas, pero que ha incrementado un 6,7% entre 2008 y 2013. Esto supone aumentar en siete minutos la media de consumo diario por oyente de lunes a domingo. Como en caso de la tele, el consumo de minutos fue algo más bajo en 2013. Con 111 minutos frente a los 114 de 2012. También pierde la radio atractivo publicitario con un descenso del 37,1% en el último lustro y del 11% en el último año. 
 
 
No parece reconfortante que tras años de recortes los últimos Presupuestos Generales de Estado incrementen en un 4,5% las dotaciones públicas para la cultura. "Tras el descenso del 25% del pasado año un aumento inferior al 5% está muy lejos de las cifras que la cultura necesita", lamentó Onetti. "Hay ausencia de un política cultural y falta protección en comparación con otros países europeos y los afectado reales son los ciudadanos", apuntó. "Ademas las pérdidas y el daño al sector, lejos de ser coyuntural, se convierte en estructural" concluyó. 
 
Los técnicos de la SGAE no disponen de datos que permitan afirmar que las cosas se enderezarán en 2014, a pesar de manejar "algunos datos positivos". Solo en el cine, con fenómenos como 'Ocho apellidos vascos' y otros títulos de enorme tirón en taquilla, "se podrían recuperar los datos de la asistencia" y llegar acaso a situarse en un 25%, doblando casi la del 13,9 registrada en 2013. 
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE