Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CINE

Spike Lee y "Oldboy", historia de un fracaso digno de ver

Spike Lee.

Spike Lee.

archivo
0
Actualizada 23/01/2014 a las 13:36
  • efe. nueva york
El director adalid de la comunidad afroamericana ha realizado en Hollywood la versión de un clásico reciente del cine coreano. Esta rara combinación ha granjeado a Spike Lee uno de los grandes fracasos de 2013, "Oldboy", que mañana llega a España con Josh Brolin y Elizabeth Olsen en el reparto.

Era difícil que los admiradores de Park Chan-wook, director de la película original de 2003, encontraran diez años después sentido a la nueva versión de una obra maestra rotunda, pieza central de su trilogía de la venganza, completada por "Sympathy for Mr. Vengeance" y "Sympathy for Lady Vengeance".

Pero quizá era más difícil todavía que el gran público comulgara con la que probablemente sea la historia de venganza más retorcida jamás imaginada: la de un hombre que es encerrado sin saber por qué durante 20 años en una habitación y, al ser liberado, tendrá que investigar quién quiso torturarlo y por qué.

Aun así, Spike Lee, azuzado por el actor protagonista, Josh Brolin (en una espectacular interpretación física), decidió intentarlo a pesar de que, aparentemente, no fuera necesario.

"Josh y yo nunca dijimos: 'Esto funciona en Corea pero no va a funcionar en Estados Unidos'. No creo que nada esté basado en la nacionalidad o la cultura, simplemente hay que entender qué es lo que la película pedía", explica el director de "Fiebre salvaje" en una entrevista con la prensa internacional.

El precio de esta fidelidad ha sido que de los 30 millones de dólares que el filme ha costado, solo se han recuperado dos en Estados Unidos -donde se estrenó como plato de no muy buen gusto el fin de semana de Acción de Gracias- y otros dos en el resto del mundo.

Buscando el término medio entre una obra maestra llena de violencia poética y el "thriller" al uso, "Oldboy" bien vale un visionado, se sitúa por encima de la media en el cine de suspense que llega desde Estados Unidos y no deja de plantear una interesante reflexión sobre el castigo y la redención.

Josh Brolin, no obstante, pidió permiso al propio Park Chan-wook antes de empezar a rodar el filme. "Le pidió su bendición. Sin ella, Josh no quería hacer la película", asegura Lee, quien decidió enrolarse en el proyecto, precisamente, por parecer la antítesis de su cine anterior, marcado por su primera época con cine muy urbano como "Haz lo que debas" o "Fiebre Salvaje", dramas como "La última noche" o cintas de acción como "Plan oculto".

"El original es una gran película, nunca había hecho una nueva versión de nada y Josh (Brolin) y yo queríamos trabajar juntos desde hace tiempo. Me gusta hacer cosas distintas, aprender cosas que no sabía antes", se justifica Lee, consciente del desconcierto que su último filme causa dentro de su trayectoria.

Y pese a su decisión de no suavizar la violencia intrínseca de la trama, más allá de hacerla más o menos visual, Lee se tomó sus licencias.

Trasladó la historia a Nueva Orleans, sin dejar de darle un aroma oriental; cambió el efecto que la hipnosis causa sobre la protagonista femenina (Elizabeth Olsen) por unas carencias afectivas que la llevaran a enamorarse del personaje de Brolin, y cargó aún más las tintas en el desenlace que, por supuesto, conviene no desvelar.

¿Su intención? "Nunca he querido decir a la gente, periodistas o lo que sea el tipo de filme que estoy haciendo. Respecto la inteligencia de la gente", contesta quien, curiosamente, requirió los servicios de un compositor de música español, Roque Baños, colaborador habitual de Álex de la Iglesia. "Es un gran músico", dice escuetamente.

Y es que, después de todo, la complejidad moral de la historia, en la que la venganza se aplica sobre un ser deleznable, conecta con la pasión de Lee por un mundo sin héroes.

"Nunca pienso en los personajes en esos términos. Como tampoco me gustan las películas que optan por la inmoralidad", concluye.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra