Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ARTE

Dora Salazar presenta su obra en San Sebastián

  • La artista navarra inauguró este martes en el centro Koldo Mitxelena su obra "Entrelazar"

Dora Salazar, en el Koldo Mitxelena de San Sebastián.

Dora Salazar, en el Koldo Mitxelena de San Sebastián.

EFE
0
Actualizada 16/07/2013 a las 15:32
  • EFE. San Sebastián
A+ A-
La artista navarra Dora Salazar inaugura en el centro Koldo Mitxelena de San Sebastián su obra "Entrelazar", cuadros y esculturas con las que busca cuestionar los "roles y condicionamientos" de las mujeres, a las que quiere dar visibilidad porque "no existen" en el mundo actual. 

La muestra, presentada este mediodía por la propia artista, se exhibe en la sala Ganbara del centro cultural donostiarra, donde permanecerá hasta el 14 de septiembre.

"Princesas" es la serie principal de la exposición y está compuesta por siete figuras a escala humana, moldeadas en acero y cobre, que se presentan con diversas "capas o pieles" metálicas, ha explicado la escultora.

Con su obra, Salazar representa la forma en que se "viste" la mujer en función de la "apariencia" que quiera ofrecer, con lo que la artista pretende transmitir el concepto de que el cuerpo humano es "mutable" y cambia "a través del tiempo".

El concepto de mutabilidad se percibe de igual manera al comprobar que, a pesar de que todas las figuras comparten el mismo "rostro-máscara", cada una de ellas ofrece un torso diferente, lo que hace entender que el cuerpo es una "construcción social y cultural" y la identidad es algo "subjetivo, que se construye".

Salazar se ha inspirado en obras literarias como "Frankenstein", de Mary Shelley, y "1984", de George Orwell, que le "fascinan" y de donde toma la referencia de "presencias fantasmagóricas" en las que se encuentra la "dialéctica del ser y el parecer".

Las figuras, construidas con cuerda, cuero, acero e hilo de cobre, se encuentran suspendidas del techo de la sala Ganbara y dan la sensación de estar presenciando un "desfile carnavalesco" de trajes, costumbres, maquillajes y ritos.

Las siete esculturas se acompañan con otros tantos "dibujos-trampa" que expresan ideas contrapuestas: una trenza que "te aprisiona o te arropa" o un miriñaque que te "sirve de podium" pero a la vez de "jaula".
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra