Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ARQUEOLOGÍA

Los peligros de las momias guanches

María García, responsable del área de Conservación y Restauración del Organismo Autónomo de Museos de Tenerife

María García, responsable del área de Conservación y Restauración del Organismo Autónomo de Museos de Tenerife

EFE
0
09/07/2013 a las 06:01
  • EFE. SANTA CRUZ DE TENERIFE
Un equipo de conservadores de los museos de Tenerife analiza periódicamente el nivel de microorganismos en las momias guanches para prevenir los daños que podrían causar insectos y mohos, como el hongo "Aspergillus", cuyas esporas dieron origen a la llamada "maldición de Tutankhamon".

María García, responsable del área de Conservación y Restauración del Organismo Autónomo de Museos de Tenerife, lleva 23 años al cuidado de las momias y otros restos guanches y señaló en una entrevista que es normal cierto nivel de contaminación por microorganismos, pues éstos afectan al material orgánico y no hay que olvidar que estos vestigios corresponden a cadáveres.

"Lo que hay que comprobar es que el nivel de contaminación sea el mínimo, tanto para la conservación de las momias como para la salud de las personas, pues la famosa "maldición de Tutankhamon", que afectó a los que entraron en la cámara funeraria del faraón, probablemente se debió al hecho de que aspiraran esporas de hongos como el "Aspergillus", bastante nocivos", detalló.

Por ello los conservadores de los museos, que dependen del Cabildo de Tenerife, efectúan cada cierto tiempo análisis del nivel de microorganismos con biosensores naturales -a base de papel o pergamino- que miden su presencia en la vitrina aclimatada y en los cuerpos momificados.

De esta forma se buscan evidencias de biodeterioro causado por insectos o moho para poder actuar antes de que el problema sea "inabordable".

Para que la colección de momias aborígenes diera un nivel alto de contaminación por microbiología la humedad relativa debería ser superior al 60-65 por ciento, que es cuando empieza a haber riesgo "y lo que intentamos con nuestros medios es mantenerla por debajo de ese nivel".

No es que estos microorganismos sean específicos de las momias, pues están "en nuestro entorno" e incluso el mismo tipo de hongo que afecta a los restos momificados es el que crece en las instalaciones de aire acondicionado, aclara la especialista, quien subraya que se trata de provocarles condiciones "no agradables".

Así se logra que las esporas permanezcan inactivas o con una actividad reducida al mínimo, de manera que no resulten perjudiciales ni para las momias ni para la salud de las personas que las cuidan u observan.

El público ve las momias expuestas y no es consciente de que detrás hay un equipo técnico que vigila el cumplimiento de las normas estándar de preservación, que en el caso de museos de Tenerife está a cargo de dos departamentos, los de las unidades de Técnica y de Conservación, detalla María García.

Además una empresa externa se encarga del mantenimiento de la vitrina aclimatada y el equipo del museo está continuamente pendiente de que haya condiciones estables de temperatura y humedad relativa, con un sistema de monitorización ajustado a las instalaciones y una rutina mensual de inspección y limpieza.

El resto de la colección de restos guanches está depositado en los bajos del edificio del Tenerife Espacio de las Artes (TEA) con un sistema ajustado de aire acondicionado, extinción de incendios y detección automática de humos.

El regalo de Navidad soñado de María García sería el que haya recursos suficientes para comprar un generador de nitrógeno, de manera que el nivel de oxígeno en las instalaciones sea el mínimo posible y así reducir el proceso de oxidación que lleva al deterioro.

Ahora los restos están depositados en instalaciones con bombonas de nitrógeno pero con un generador se abaratarían los costes, precisa la conservadora, que también considera beneficiosa la posibilidad de tener un sistema automático de deshumidificación.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra