Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Cine

Fin de fiesta en Las Vegas

  • Llega 'R3sacón', el fin de la trilogía que revitalizó la comedia gamberra 'made in USA'

  • colpisa.madrid
Actualizada 30/05/2013 a las 10:35
Lo que pasó en Las Vegas, regresa a Las Vegas. La saga qué reinventó la comedia gamberra con buenas dosis de anticorrectismo, anarquía, delirio lisérgico y amnesia cierra la trilogía con una tercera parte que retorna al lugar del que nunca debió salir: sí, en efecto, las mismísimas Vegas, Nevada. El director de 'Resacón' y sus secuelas, Todd Philips, que ha hecho una caja de aúpa con los dos films anteriores (sobrepasando los 1.000 millones de dólares en todo el mundo en taquilla), opta esta vez por no caer en la misma fórmula de anuncio de boda / despedida de soltero / resaca monumental / reconstrucción de los hechos, para tratar de cerrar el círculo iniciado en 2009 con un filme más proclive a la acción que a la comedia, y cuyo McGuffin no es una boda, sino un viaje para internar a Alan (Zack Galifianakis) en un sanatorio. De ahí en adelante, hay pocas juergas, pero sí un enredo fino, con Chow (Ken Jeong) y Alan como elementos centrales. Por el momento, la tercera resaca cosechó en EE UU 63 millones de dólares en su primer fin de semana. Una cifra que juega a la baja respecto a sus precedentes pese a un presupuesto de mayor envergadura, que por primera vez sobrepasa los 100 millones de dólares. En España se estrena este viernes.

Todo empezó en 2000, cuando un novato y desconocido Todd Philips se empeñó en revivir el subgénero del desfase entre colegas en la carretera, algo que 'American Pie' se había tomado muy en serio apenas unos años antes. A 'Road Trip' (Viaje de pirados) no le fue mal y acabó cosechando 120 millones de dólares en todo el mundo y unas críticas aceptables. Poco después vino 'Old School' o ('Aquellas juergas universitarias' en su traducción española), y este nuevo director proclive al retrato de la juerga entre amigos acabó asumiendo la dirección de 'Starky & Hutch' poco después. Tal era la confianza que las majors empezaban a depositar en él.

Pero en 2009 dio la campanada. 'Resacón en Las Vegas' ('The Hangover' en su título original) dio con la fórmula de oro para reinventar la comedia gamberra de juergas y de paso lavarle la cara al subgénero conocido como 'Buddy movies' (o pelis de colegas, machos, cómo no). Fresca, irreverente y totalmente ida de la olla, la película se convirtió en un éxito de crítica y taquilla. Hasta los críticos más procine de autor alabaron el descaro de la propuesta.

Todo hubiera estado bien si el asunto se hubiera quedado en aquella loca loca noche en Las Vegas. Pero no, 'Resacón 2' viajó hasta Tailandia, emulando a la primera parte pero con cambio de escenario. Eso sí, el fenómeno de taquilla creció aún más hasta engrosar más de 500 millones de dólares en todo el mundo.

Con 'R3sacón' o el anunciado punto y final de la trilogía, se cierra un capítulo de renacimiento de la comedia gamberra 'made in 'USA' que se había reiniciado antes con títulos como 'Superfumados' (2008) y que ha generado tendencia, con la respuesta femenina 'La vida de mi mejor amiga' (2011). El desfase nunca ha sido una novedad, aunque sí una mina de donde extraer comedia chusca y a veces brillante. Pero lamentablemente que lo mejor de una película acabe siendo el montaje fotográfico que se introduce en los créditos finales (como en las tres de R3sacón) crea serias sospechas de que una película se sostenga. Parece que no habrá una cuarta resaca, aunque siempre puede haber sorpresas en la fábrica de remakes y secuelas de Hollywood.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE