Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

MÚSICA

Madeleine Peyroux homenajea al Ray Charles "más audaz"

La cantante Madeleine Peyroux.
La cantante Madeleine Peyroux.
  • EFE. Madrid
Actualizada 26/03/2013 a las 15:49
Madeleine Peyroux vuelve a sumergirse en el pasado más notorio de la música para rescatar con su peculiar voz un disco histórico, "Modern Sounds In Country And Western Music" (1962), en el que Ray Charles decidió entonar "canciones de blancos" en plena era de la segregación y la lucha por los derechos civiles. 

En "The blue room" (Universal Music), que publica hoy la estadounidense, el blues se combina con jazz, country y pop para revisar un disco que, pese al título escogido para homenajearlo, fue "muy rojo" por su audacia, dice en una entrevista con Efe en Madrid enfatizando esas dos palabras.

"Fue un álbum maravilloso y muy importante, que no recordamos por su nombre, pero sí por sus canciones", dice en alusión a temas como "Bye bye love", "Born to lose", "You don't know me" y la legendaria "I can't stop loving you".

Se trata de las canciones que Peyroux escuchaba cuando intentaba aprender a cantar en su adolescencia, música que "te conmueve el corazón y el alma y que viene como de otro mundo", señala.

"Para mí es como si (Ray Charles) hubiese creado otro lenguaje", afirma sobre aquel álbum tan específico, en el que el mítico intérprete negro superó las convenciones de la época, disco del que en 2012 se cumplieron 50 años.

El hecho de incluir el color azul en el título de su revisión de "Modern Sounds In Country And Western Music" se debe, explica, a que se trata de una tonalidad "primaria", la del cielo, y que en inglés esa expresión, "la habitación azul", puede aludir a un cuarto cerrado o justo a lo contrario, a la necesidad de espacio.

Además del rojo, el negro, el blanco y el azul, "The blue room" incluye otra paleta inédita de colores surgidos de yuxtaponer la personal voz de Peyroux y sonidos nuevos en su música, a los de la cuerda de Vince Mendoza.

En la búsqueda de nuevos aires, Peyroux incluyó versiones de otros temas legendarios ajenos a Charles como "Guilty" de Randy Newman; "Desperadoes Under The Eaves" de Warren Zevon; "Gentle On My Mind", de John Hartford, y "Bird On The Wire", de Leonard Cohen, al que ya en el pasado versionó.

Quizás en el futuro llegue un disco entero de versiones dedicado al canadiense. "Sería una locura pero una idea fantástica", afirma al respecto.

De momento, "The blue room" constituye su séptimo disco de estudio tras "Standin' on the rooftop" (2011) y en él ha vuelto a colaborar con su productor desde hace años, Larry Klein, quien -según la artista- "produce como nadie" y le ha ayudado a ser "mejor cantante".

"Es la persona con la que he trabajado que mayor compromiso tiene con la voz, con la idea de convertirla en el centro del producto, en que sea la que cuente la historia", explica.

De eso trata este disco, subraya, de contar historias, algo que en su opinión no hacen las canciones recientes y que justifica su decisión de recuperar a menudo material clásico.

"Es un reto cantar canciones que se encuentran entre las mejores del siglo XX y luego sentirse satisfecho interpretando simplemente tus canciones, pero estoy creciendo y no he dejado de escribir, no me rendí", afirma sobre la posibilidad de vuelva a publicar alguna otra composición inédita.

"Tenía muchas ganas de hacer 'Take this chains from my heart and set me free'", cuenta sobre el corte que abre "The blue room". "La sentía como una canción que por fin entendía, basándome en mi propia infancia y en la relación que mantienes con tus padres, en lo que espera de ti la gente a la que quieres... Creo que la canción habla sobre todos los tipos de esclavitud", expone.

Dice que el disco entero fue "un desafío muy complejo", que se trabó especialmente al interpretar "Guilty" o "I can't stop loving you", pero que el proceso mereció la pena.

"Creo que soy una persona diferente después de grabarla", asegura esta artista que declara que, para ella, "lo primero es la poesía".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE