Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

PROYECTO CINEMATOGRÁFICO

Mikel Subiza comienza el rodaje en Pamplona de "Ciento volando"

  • EFE. PAMPLONA
Actualizada 23/08/2012 a las 13:48
Pamplona ha albergado este jueves el inicio del rodaje de la película experimental "Ciento volando", un cortometraje entre la sociología y el arte dirigido por el navarro Mikel Subiza.

El rodaje, que durará unos siete días, tendrá lugar en diversos parajes de Navarra, País Vasco y Asturias, a cargo de un equipo que, encabezado por el propio Mikel Subiza y la responsable de producción, Carolina Otamendi, cuenta con la colaboración de la directora artística Maite Sánchez Astíz y la coreógrafa y bailarina Laida Azcona.

Subiza ha explicado a Efe que el rodaje ha empezado a las 7:00 horas en el fortín de San Bartolomé para grabar el amanecer y que posteriormente el equipo se ha trasladado a la Ciudadela.

"Ciento volando", que verá la luz en 2013, va dirigida en buena medida a amantes del arte y del cine, pero especialmente, según han señalado sus promotores en un comunicado, "a aquellos espectadores abiertos a una reflexión, a una respuesta para adaptarse a los cambios de la sociedad en la que vivimos".

Se trata de un proyecto de carácter multidisciplinar que tiene su origen en la tesis doctoral del propio director, en el seno del departamento de Sociología de la UPNA.

Un proyecto basado, según ha comentado Subiza en el escrito, en la convicción de que "es preciso cuestionar las actuales relaciones sociales y abrir nuevas conexiones familiares, otras formas de intimidad. Cuestionar los límites de la identidad geográfica o nacional. Abrir espacios a otras ideologías. Atreverse a pensar".

Para Subiza urge también "idear nuevas maneras de relacionarse con lo distinto: con otras culturas o religiones". "¿Cuánto tiempo podemos mirar a alguien a los ojos sin que se sienta intimidado e incluso atacado? ¿Cuál es el límite del espacio intrapersonal y cuáles son las consecuencias de traspasarlo?", ha interpelado al respecto.

Todo ello se plasma en este pieza, que durará quince minutos y cuyo título está sacado de las palabras del artista Eduardo Chillida: "Más vale ciento volando que pájaro en mano".

En esta obra, según dicha fuente, la comunión de escultura y danza, como elementos plásticos, constituye la herramienta comunicativa para trasladar a los espectadores a un espacio de reflexión social y filosófica.

De hecho, han explicado que el proyecto consta de dos partes; por un lado el cortometraje y por el otro una pieza de danza contemporánea acompañada de un audiovisual.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE