Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ANGELITA ALFARO

"No tengo cocina de alto standing, sino de hacer feliz"

Angelita Alfaro
Angelita Alfaro
ARCHIVO
  • EFE. MADRID
Actualizada 08/08/2012 a las 09:40
Saltó a la fama por hacer sencillas las recetas de toda la vida y se ganó la simpatía de público y compañeros de profesión por su afabilidad y cercanía; Angelita Alfaro ha desvelado a Efe la clave de su éxito: "No tengo cocina de alto standing, tengo cocina de hacer feliz".

Alfaro tiene claro que "en la mesa se fraguan muchas cosas, se discute, se arregla el mundo, se arregla a veces hasta la familia", por eso cree que la cocina es un buen instrumento "para hacer feliz a los hijos, a las nueras y a los nietos, sin necesidad de poner una langosta".

Para esta cocinera nacida en La Rioja, pero de Navarra de toda la vida, una paella con verduras "bien picadas" y mejillones puede resultar igual de "gloriosa" que un cordero asado, "si se hace con mimo".

"Hay crisis, pero nosotros somos muchas veces los culpables de que sea recrisis", ha explicado Alfaro, quien reconoce comprar de oferta -"aunque siempre de calidad"- y aconseja descubrir el ahorro que supone cocinar de puchero o aprovechar hasta el esqueleto del pollo para hacer un caldo.

Desmiente que la cocina tradicional engorde y apela a que la gente, que cada vez sabe más sobre nutrición, sabe que "no se puede comer un plato de alubias rojas y luego un chuletón".

Libros de recetas como "Sabores y Emociones. Verduras de Navarra" le han valido el reconocimiento de premios como el Gourmand Cookbook al mejor libro de recetas sencillas de España, y es que Alfaro, que reniega de "los aires y las espumas", cree que "por muchos inventos que hagan, la verdura Navarra no tiene parangón".

En su opinión, sus libros "se venden muy bien porque son sota, caballo y rey; no hay que ir a por nada a la tienda; ¿quién no tiene una zanahoria, una patatica y un puerro?".

También tiene consejos para aquellos con falta de tiempo: "por la noche, en vez de hacer manitas en la televisión, haces un estofadito con carne, y al otro día, plantas la sartén mientras te desvistes para que se vayan haciendo unas patatas fritas; querer es poder, y si amas a los de tu casa, haces eso y más".

Según ha reconocido, su hijo es un "gran cocinillas" y su nieto de seis años un auténtico fan de sus libros, por lo que anima a los hombres a perder el miedo a los fogones, aunque cuando cocinan "manchan mucho más, preparan un montaje...".

La afición familiar por la cocina empezó con su madre: "lo poco que sé, lo aprendí de ella", ha afirmado con humildad Alfaro, quien confiesa que no puede pasar un día sin escribir recetas.

"La cocina es mi vida; se puede ser feliz de muchas maneras y yo tengo el postre más barato del mundo", en alusión a sus "chapapas" de La Rioja, "que saben cien veces mejor que los churros y que le invitas a eso a cualquiera y, por mucha cara de perro que tenga, sale de tu casa victorioso y contento".

Alfaro ultima ya los detalles de lo que será su libro número 18; después de "Este compró un huevito..." -recetario para niños- y de "Cocina para estudiantes, solteros, separados, divorciados, viudos y vagos", se ha animado a preparar recetas de "Cocina de fiesta para torpes", con dibujos de Antonio Fraguas "Forges".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE