Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

TAUROMAQUIA

Hermoso de Mendoza corta una oreja en Texcoco

  • El navarro Hermoso de Mendoza fue ovacionado toda la tarde luciéndose con rejones, banderillas a una y dos manos, pero no anduvo fino con el rejón de muerte
  • Su compatriota Zaldívar tuvo una tarde redonda pero anduvo mal con la espada. Al tercero le hizo una gran faena, lo pinchó y pese a eso le cortó una oreja

El rejoneador estellés Pablo Hermoso de Mendoza corta dos orejas en la segunda corrida de la temporada colombiana en la plaza la Santamaría de Bogotá.
Hermoso de Mendoza en la plaza Santamaría de Bogotá (Colombia)
AGENCIAS
  • EFE.MEXICO
Actualizada 09/04/2012 a las 12:24
El rejoneador estellés Pablo Hermoso de Mendoza y el matador mexicano Arturo Zaldívar cortaron este domingo una oreja cada uno en la quinta corrida de la Feria Internacional del Caballo Texcoco 2012, celebrada unos 40 kilómetros al noroeste de Ciudad de México.

También tomó parte en el festejo Fermín Espínola, que se fue de vacío.

Con lleno total, el único registrado hasta el momento en la feria, se lidiaron dos toros de Los Encinos, buenos, sobre todo el cuarto, que mereció arrastre lento, y cinco toros para la lidia ordinaria, uno de regalo, para los toreros de a pie, muy bien presentados en su conjunto pero desiguales en sus condiciones de lidia.

El navarro Hermoso de Mendoza fue ovacionado toda la tarde luciéndose con rejones, banderillas a una y dos manos, pero no anduvo fino con el rejón de muerte.

Al primero lo pinchó varias veces y terminó por ser silenciada su labor, y en el cuarto, otra brillante faena a caballo y pese a dos pinchazos, cortó oreja con vuelta al ruedo junto con el ganadero Eduardo Martínez Urquidi.

El mexicano Espínola, con menos suerte en el sorteo, en el segundo estuvo voluntarioso pero sin lucir mucho. Silencio. En el quinto estuvo torero, trató de sacarle el mayor partido al astado, que poco colaboraba, para ser ovacionado.

Su compatriota Zaldívar tuvo una tarde redonda pero anduvo mal con la espada. Al tercero le hizo una gran faena, lo pinchó y pese a eso le cortó una oreja.

Mejor estuvo en el sexto, pero nuevamente la espada le hizo una mala jugada y solo escuchó palmas.

Regaló un séptimo con el cual logró momentos que calaron mucho en el ánimo del público, pero el mal uso de las espadas le impidió un premio mayor y solo fue ovacionado.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE