Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Las Javieradas estrechan el hermanamiento con Murcia

Quince vecinos de San Javier caminaron durante toda la noche en la que es ya su quinta Javierada

  • B. ARMENDÁRIZ . JAVIER
Publicado el 13/03/2011 a las 17:00
Cansados, pero contentos. Los quince murcianos que en la madrugada del sábado se echaron a la carretera para completar los 48 kilómetros que separan Noáin de Javier descansaban ya en Javier al filo de la una de la tarde. Estos vecinos de San Javier, hermanados con la localidad navarra, están asentado así una tradición que, recuerdan, se había perdido. "La retomamos hace cinco años y está cogiendo auge otra vez. No es para menos porque aquí nos sentimos como en casa, nos acogen enseguida, nos abren sus puertas", destaca Miguel Madrid López, uno de los impulsores de la peregrinación hace cinco años.
Con un gran bagaje deportivo a sus espaldas, ayer no dudó en quedarse el último "para hacer de escoba" y que nadie quedara descolgado. No en vano, el tiempo no acompañó demasiado. "Es mi primer año y estoy destrozado. No quiero ni sentarme porque sé que me va a dar el bajón", afirmaba Mateo Sánchez Pérez. Aún así, manifestó sentirse "muy bien" y con ganas de repetir el próximo año. Al igual que sus compañeros María Jesús Jiménez Garrido y Amador Martínez Ferrer, que se lanzaban a las Javieradas este año. "Ha costado un poco pero la hemos acabado y eso es lo que cuenta. Repetiremos seguro, llueva o nieve, da igual", reconocía Jiménez.
Los quince salieron en torno a la una de la mañana de Noáin y los más rápidos, entre ellos Vicente Sánchez, completaron el recorrido a las 11.00 horas. A la lluvia y el viento, se sumó, además, la falta de sueño. "Aprovechamos la tarde del viernes para enseñar Pamplona a los nuevos, la hornacina de San Fermín, la Plaza del Castillo, el Monumento del Encierro... y luego nos fuimos de cena", recordaba Vicente Sánchez, que ya realizó la Javierada del fin de semana pasado.
A todos ellos se sumaron otros 60 vecinos de San Javier, que fueron en autobús hasta el castillo. Todos regresarán hoy a su tierra, tras celebrar una comida de hermandad con los vecinos de Javier.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones