Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

PAMPLONA

Termina con éxito tras 7 años el tratamiento contra las termitas en Pamplona

  • A pesar de los buenos datos se va a realizar una nueva revisión entre enero y la primavera

  • A.O. . PAMPLONA
Actualizada 15/01/2012 a las 01:05

Después de siete años de trabajos, primero de control y luego de tratamiento, el Ayuntamiento de Pamplona considera que la actuación sobre la plaga de termitas que afectó a varias zonas residenciales del barrio de la Chantrea ha tenido su efecto. Las labores encomendadas a una empresa especializada finalizaron el pasado mes de septiembre, aunque está previsto realizar un nuevo control esta próxima primavera, una revisión puntual que servirá para comprobar que las termitas ya no tienen actividad.

Durante estos años los trabajos han estado centrados en la zona comprendida entre las calles Magdalena, Berriozar, Berriosuso, Ororbia, Beriáin, Cendea de Iza e Imárcoain, y también en las calles Etxalar, Etxarri Aranatz, Cáseda, Artajona, Huarte y Cendea de Cizur.

Sin actividad en 2011

En las conclusiones del trabajo realizado por la empresa Tecma se dice que la máxima actividad detectada en las estaciones (un tubo de plástico agujereado con un trozo de madera en su interior que se introduce en el suelo) se produjo entre los meses de marzo y septiembre de 2009, mientras que el mayor consumo se dio en ese último mes.

Pero la actividad de las termitas cesó la primavera pasada y durante el resto del año 2011 la empresa encargada del tratamiento no la ha detectado en ninguna de las estaciones repartidas por la Chantrea.

Pese a este resultado el Ayuntamiento ha contratado los servicios de una nueva empresa, Innodex, a la que ha solicitado una última valoración. "La firma nos ha propuesto repasar todas las estaciones en las que se detectó el último consumo, unas 30. Su idea era limpiar estas estaciones durante la Navidad y colocar nuevos cebos en enero para comprobar durante la próxima primavera si hay consumo para poder hacer luego tratamientos más puntuales", anuncia Javier Recalde Equiza, arquitecto de la Oficina de Rehabilitación del Ayuntamiento de Pamplona. El coste de esta revisión será de 1.200 euros.

Siete años de actuaciones

El tratamiento contra las termitas en la Chantrea comenzó en el año 2004 con la instalación de 2.707 detectores de estos insectos que sirvieron para comprobar su existencia y también los puntos en los que tenían mayor actividad.

Esta primera fase, que supuso un gasto superior a los 50.000 euros, concluyó en 2005. Se detectaron entonces 211 puntos con presencia de termitas y otros 252 con ataques. Tres años después, en 2008, se inició la segunda fase con la colocación de 726 estaciones, aunque en esta ocasión además del trozo de madera se utilizó hexaflumuron, un insecticida de acción retardada que impide el desarrollo de las termitas para que no lleguen a la fase adulta. Además, la distribución del insecticida se produce sin que lo puedan detectar las termitas, de manera que no pueden alertar a otras obreras para que eviten consumirlo.

La mayor parte de las estaciones colocadas en la segunda fase, 410, eran de tipo preventivo para detectar los desplazamientos de las colonias. Otras 192 eran de control y estaban situadas cerca de viviendas en donde se habían detectado problemas con termitas. 69 estaciones se colocaron como un plan de choque en zonas donde se sabía que las termitas tenían bastante actividad y consumo, y finalmente las otras 55 eran de mantenimiento en lugares donde se sabía que había actividad pero poco consumo. Las revisiones de las estaciones se realizaban de forma mensual, trimestral, semestral o anual dependiendo de la actividad.

Durante todo el tratamiento, desde la primavera de 2008 hasta septiembre del año pasado las termitas consumieron un total de 232 cebos, una cantidad que la empresa contratada por el Ayuntamiento califica de "considerable" porque cada unidad pesa 60 gramos y tiene 0,3 gramos de hexaflumuron, por lo que la cantidad de insecticida consumido fue de 69,60 gramos.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE