Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
NAVARRA

Policía y Fiscalía admiten que apenas se actúa contra la trata de mujeres en Navarra

  • Relata que sólo pueden salir del piso donde ejerce para algo puntual y siempre acompañada

1
Actualizada 23/01/2012 a las 01:00
  • IVÁN BENÍTEZ/AINHOA PIUDO . PAMPLONA

"La trata de mujeres en Navarra existe pero no se actúa porque no hay voluntad política", manifiestan fuentes de la Policía Nacional, un año después de que el Ejecutivo foral creara el Foro Navarro contra la Trata. "No es una prioridad", apostillan. "De hecho, en este último año no hemos realizado ninguna operación policial contra la trata de mujeres en pisos", afirman. Asimismo, desde Fiscalía confirman esta información policial, y añaden que "hay que trabajar más y dedicar más recursos policiales y asistenciales a detectar el problema, saber cuántas hay y en qué situación están". Las mismas fuentes de la policía reconocen que de vez en cuando actúan en clubs. "A veces, hacemos el paripé y entramos en algún club", dicen. "Pero si no hay denuncias de las chicas lo tenemos complicado", revelan, aunque tampoco ocultan que si una mujer denuncia, se está exponiendo. "No podemos garantizar su seguridad, igual que ocurre con las mujeres maltratadas", concluyen. Desde Villa Teresita, entidad religiosa que trabaja con mujeres víctimas de la explotación sexual, critican las "preciosas declaraciones de intenciones" que se hacen desde las instituciones, y que nunca están acompañadas de acciones concretas. "Desde la constitución del Foro, ni una sola acción más", lamentan.

Hace prácticamente un año, la exconsejera de Asuntos Sociales, Familia, Juventud y Deporte, Maribel García Malo, fue la que abrió el acto de constitución de este foro: "Todas las entidades que estamos aquí reconocemos que la trata de personas con fines de explotación sexual existe, que también ocurre en nuestra Comunidad, que no queremos volver la vista a esta realidad y que, además de expresar nuestro rechazo, queremos mejorar nuestra intervención ante esta realidad". En él, participaron además los departamentos de Relaciones Institucionales, Salud, Justicia e Interior (incluidas todas las policías), y otros agentes sociales y religiosos.

Este foro, sin embargo, no contó con jueces y fiscales. De hecho, el fiscal jefe, Javier Muñoz, recibió una carta informativa de la consejera siete meses después. Desde Igualdad explican esta ausencia alegando que sólo contaban en el Foro con los organismos que normalmente "intervienen directamente en la calle". Entre las tareas de las que se responsabilizaron se encontraban, entre otras, la elaboración de un informe sobre la situación de las mujeres explotadas por redes de trata en Navarra, región que representa junto a Galicia a las comunidades autónomas en el plan de lucha estatal. Tras esta declaración de intenciones, solo quedaba actuar.

OBLIGADA A PROSTITUIRSE EN UN PISO DE PAMPLONA

"Te obligan a prostituirte las 24 horas del día, y tienes uno libre a la semana"

S. llegó a Pamplona en 2008. Vino procedente de su país de origen. "Salí de allí sin nada, sin una sola moneda en el bolsillo. No voy a mentir, no voy a decir que vine engañada", admite. Pero, enseguida, matiza: "Sabes a lo que vienes, sí, pero nunca imaginas lo que te espera".

Nada más pisar suelo español, acababa de contraer una deuda de miles de euros con aquellas personas que se encargaron de tramitarle el pasaporte y de organizar el viaje. La metieron en un piso y allí comenzó a prostituirse. "Yo nunca había hecho aquello. No sabía", dice. "La jefa me enseñó".

Los pisos funcionan 24 horas al día. "Si llega algún borracho de madrugada y estás dormida, tienes que levantarte y atenderle", dice. Tiene un día libre a la semana, el lunes. Y con libre se entiende que es una jornada en la que no está en la obligación de ejercer, porque su libertad acaba en las cuatro paredes del piso. "No puedes salir más que un momento, debajo de casa y para algo puntual, y siempre acompañada", explica. Simplemente dar un paseo es algo impensable.

"Venderse" en los bares

Sin saber todavía palabra de castellano, sus jefes la mandaban recorrer bares nocturnos y obras de construcción para intentar captar clientes. Llevaba tarjetas que repartía con su dirección y teléfono. "A veces las perdía adrede porque no quería que nadie viniera, pero luego los jefes no se explicaban cómo no tenía más trabajo". Dice que tiene grabada a fuego la frase que le obligaban a repetir, a modo de reclamo, mientras intentaba "venderse". "Yo ni siquiera entendía qué estaba diciendo", apunta. "Después, cuando aprendí español y lo entendí.". El pudor le impide reproducirla.

Cada una de las chicas que ejercen en el piso, cuatro o cinco, le pagan a la jefa 50 euros al día más la mitad de los beneficios de la jornada. "No se porta mal con nosotras, no nos trata mal, porque le interesamos", razona.

En varios pisos

S. ha pasado por varios pisos, distribuidos por distintos barrios de Pamplona. "Cuando empecé, había muchísimos, muchísimos", explica. Entre sus clientes, no solo están los borrachos que llegan de madrugada. "Hay de todo: médicos, abogados, policías", menciona. "Si quisieran hacer algo para acabar con esto, lo tendrían facilísimo", piensa.

S. también ha ejercido por su cuenta, sin jefes, junto a otras compañeras. "Eso es distinto. Trabajas si necesitabas el dinero. Si no, no. No hay nadie que te obligue".

S. cree que no todas las prostitutas son víctimas. "Las hay que han podido dejarlo y no han querido. Se han acostumbrado a ese nivel de vida", piensa. "Cuando deje la prostitución, recuperaré la dignidad. Volveré a sentirme una persona", expresa.

A pesar del calvario que ha vivido en Pamplona, dice que no quiere volver a su país. "Aquí lo he pasado muy mal, pero lo que pasé allí antes fue todavía peor", asegura, sin querer entrar en más detalles.

Prostitutas denuncian ser fotografiadas en la calle por la Policía Foral

Sucedió el miércoles pasado a las doce de la noche en el polígono Agustinos de Pamplona. Agentes de la Policía Foral detuvieron el coche patrulla en la calle donde normalmente varias chicas ejercen la prostitución y procedieron a identificarlas. Al carecer de pasaportes, los agentes las pusieron contra la pared y las fotografiaron una a una. "Acto seguido, nos amenazaron con detenerlas y llevarlas a la brigada de Extranjería de la Policía Nacional si volvían a salir sin identificación", relata una de las chicas.

Este hecho, expresan fuentes judiciales y de la propia Extranjería, "no es el protocolo legal para identificar a nadie. De hecho, es " ilegal" -subrayan-. Así no se actúa. Sólo se les puede fotografiar en comisaría y tras ser detenidas", explican.

Según indican algunas de las organizaciones que las ayudan a dejar la prostitución, estas chicas, en su mayoría nigerianas, son víctimas de explotación sexual.

"Normalmente albergan una deuda de unos 40.000 euros", señalan. "Son los mismos proxenetas los que se quedan con sus pasaportes y así no pueden escapar".

"Ahora falta un plan de acción"

Desde Igualdad reconocen que no se ha elaborado un protocolo de actuación contra la trata, pero aseguran que sí se ha cumplido con el compromiso al desarrollar una propuesta de intervención. Explican que en junio se reunieron y dieron a conocer un documento sobre el estado de la prostitución en la Comunidad foral (www.navarra.es). "El compromiso ahora es desarrollar este plan de acción", sostienen desde Igualdad, reconociendo que tenían que haber arrancado en septiembre. "Con los nuevos nombramientos se ha parado todo. No nos hemos vuelto a juntar", apuntan, "hemos visto oportuno esperar al nuevo equipo".

Selección DN+


  • Juan Prez
    (23/01/12 13:12)
    #1

    El tema de la prostitución es muy delicado y con actuaciones policiales poco se puede hacer, ya que las que siempre salen perdiendo son las chicas, o los chicos, que también los hay que se prostituyen. En mi opinión debería legalizarse la actividad. Quien quiera ejercer la prostitución que lo haga libremente,  sometiéndose a determinados requisitos. Eso no evitaría la trata, como tampoco la libertad para realizar otros trabajos evita la explotación y el tráfico de trabajadores, pero facilitaría mucho las actuaciones policiales y judiciales contra las mafias que no cumplen la ley y mejoraría las condiciones de trabajo de las y los prostitutos que ejercieran legalmente

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra