Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

NACIONAL

Los etarras detenidos en Francia tenían material para explosivos

  • En Francia relacionan a Jon Etxebarria Oiarbide con el tiroteo en el que murió el gendarme Nérin

  • RAMÓN GORRIARÁN . COLPISA. MADRID
Actualizada 16/01/2012 a las 02:02

Los etarras detenidos el sábado en Francia tenían en su poder material para fabricar artefactos explosivos. En una de las dos bolsas de deporte que llevaba Jon Etxebarria Oiarbide se encontró, según Interior, resina de cristal, epoxy -que es otra resina industrial- y circoflex.

Otras fuentes de la lucha antiterrorista indicaron que esas sustancias se utilizan para la falsificación de documentos. Interior precisó que los materiales fueron adquiridos "recientemente" para la elaboración de "elementos asociados a artefactos explosivos".

Por ejemplo, agregó el ministerio, para la realización de moldes y unión de piezas electrónicas. Otro elemento incautado es sicaflex, un potente sellador que se utiliza para aislar el agua.

El presunto terrorista llevaba también encima dos tarjetas de identificación de la Guardia Civil, dos DNI falsos, un teléfono móvil sin batería y dos placas de matrículas falsas.

Etxebarria Oiarbide es uno de los responsables del aparato logístico de ETA en Francia, según precisaron fuentes españolas de la lucha antiterrorista, aunque no su máximo responsable.

Por su parte, fuentes de la lucha antiterrorista francesa señalaron que Etxebarria participó el 16 de marzo de 2010 en el tiroteo en el que perdió la vida el gendarme Jean-Serge Nérin.

En España, tiene además numerosos antecedentes por violencia callejera e incluso fue condenado por la Audiencia Nacional en 1999 a cinco meses de cárcel por un ataque contra instalaciones de la Seguridad Social, aunque no ingresó en prisión.

Antecedentes y condena

En 2001, fue capturado por la Guardia Civil en Vitoria, acusado de colaborar con el comando Ustargi, un grupo que vigilaba posibles objetivos terroristas, pero salió en libertad bajo fianza.

El presunto miembro de ETA fue detectado el sábado por la tarde por agentes franceses y miembros de la Guardia Civil en una estación de tren de París.

Su identificación fue sencilla por la corpulencia del individuo, sobre el que pesaba una orden de busca y captura internacional dictada por la Audiencia Nacional e el 6 de junio del año pasado.

La Guardia Civil comprobó que sus huellas estaban en el interior de la furgoneta con material de ETA interceptada el 9 de enero de 2010 en la localidad zamorana de Bermillo de Sayago y que tenía como destino la vivienda de Obidos, en Portugal, en la que la organización terrorista pretendía instalar una base logística para atentar en España.

Antes, el 19 de diciembre de 2001, la Guardia Civil había comprobado que sus huellas también estaban en una carta que apareció en el domicilio de Asier Oiarzabal, responsable detenido del aparato logístico de ETA.

Primeros arrestos

Las detenciones, las primeras desde el nombramiento del nuevo ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, fueron practicadas en Joigny, una localidad de 10.000 habitantes situada a 28 kilómetros al norte de Auxerre (región de Borgoña).

Los agentes integraban de paisano un equipo común de vigilancia de las rutas e itinerarios habituales en los desplazamientos de los miembros de ETA por territorio francés.

Los policías identificaron a Etxebarria Oiarbide, un hombre de complexión muy fuerte, al que controlaron hasta que llegó a la estación de Joigny (departamento de Yonne).

Placas de matrículas

Los policías lo vieron bajar del tren y reunirse con dos individuos que le estaban esperando. Al sospechar que estos dos últimos también eran miembros de ETA, arrestaron a los tres, que portaban armas cortas pero que no opusieron resistencia. Se trataba de Iñigo Sancho y Rubén Rivero, que habían llegado a la estación en un coche robado.

Sancho y Rivero no tenían material para artefactos explosivos, pero sí 15 DNIs, cuatro tarjetas de identidad de la Guardia Civil, un documento portugués, otro francés, varias placas de matrículas falsas y dinero que Interior no cuantificó.

A diferencia de Etxebarria, ninguno de los dos tiene pendiente causa alguna por terrorismo en la Audiencia Nacional.

Los dos pertenecen a Segi y estaban huidos desde el año 2010 -Sancho desde mayo de ese año y Rivero, desde diciembre-. No obstante, Rivero tenía una orden de búsqueda por un presunto delito electoral.

Las detenciones de Auxerre se produjeron el pasado sábado, tan sólo 48 horas antes de que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, reciba hoy en el Palacio Real el Toisón de Oro de manos del Rey don Juan Carlos.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE