Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

DEPORTES

La expedición Antártida 2011, bloqueada e incomunicada

  • El mal tiempo les ha dejado sin energía solar en la Antártida desde el sábado y sólo han podido recorrer 14 km

  • JOSÉ MIGUEL SÁNCHEZ . PAMPLONA
Actualizada 29/11/2011 a las 01:01

"El infierno blanco de la Antártida", como así lo definió Mikel Zabalza la semana pasada, les ha sumergido a él y a sus dos compañeros de expedición, Juan Vallejo y Alberto Iñurrategi, en una cortina blanca impermeable a los rayos del sol. El mal tiempo y las rachas de viento les han dejado sin visibilidad, varados desde el sábado en medio de la Antártida, a 2.900 metros de altitud y cerca del plateu (llanura). Las oscuridad blanca en la que permanecen atrapados les ha dejado sin baterías desde hace dos días -los utensilios se cargan con la luz solar- y sólo guardan un teléfono móvil con poca batería. Lo utilizaron ayer para realizar una llamada telefónica al equipo de la base vasca que corroboró su buen estado de salud y su posición actual en la Antártida.

El contacto se produjo ayer a las 19.45 y fue remitido al centro de emergencias 24 horas de la zona, que de no recibir noticias habría desplegado el dispositivo especial de rescate.

Vuelven los rayos de sol

Los tres alpinistas han permanecido prácticamente entre nieblas durante estos tres días. Sólo ayer, durante una pequeña remisión del mal tiempo y un poco de luz, el equipo de Zabalza pudo completar 14 kilómetros de travesía, "en unas condiciones del terreno muy duras y muchísimos sastrugis", según el pamplonés.

Ayer se echaron a andar prácticamente a ciegas. La falta de energía eléctrica les ha impedido tener acceso a las previsiones meteorológicas. La buena noticia les llegó a través de la llamada telefónica: hoy y mañana se prevé mejor tiempo, por lo que los expedicionarios podrán recargar las baterías y atacar finalmente los últimos metros que les separan de la llanura antártica, menos dura que lo recorrido hasta hora.

El retraso en los planes iniciales les ha hecho descartar finalmente las escaladas previstas en la Reina Maud. "Hemos decidido dejar de lado la escalada", decía el pamplonés Mikel Zabalza en un vídeo, "nos iba a costar una semana o diez días, así que vamos a centrarnos en nuestro objetivo principal, la travesía".



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE