Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Opinión
Opinión

El dinero no cae del cielo. Sale de tu bolsillo

CONSULTOR EN ESCALA GESTIÓN

Carlos Medrano

Carlos Medrano

Buxens
0
Actualizada 24/04/2014 a las 17:26
  • Carlos Medrano
En el libro "El dinero no cae del cielo. Sale de tu bolsillo" se abordan temas como la crisis económica, los desmanes financieros, los políticos incompetentes, una población analfabeta financieramente hablando y el emprendedor (formado y capaz) como antítesis de los sujetos pasivos que esperan que el Estado les solucione sus problemas.

Comenzó a gestarse allá por 2010 cuando se puso de ?moda? que todo el mundo debía tener un plan de pensiones privado para poder salvaguardar su nivel adquisitivo en la vejez. Mi primer texto trataba de contradecir esta afirmación, justificando que los planes de pensiones son una mala inversión por ser ilíquidos (no se pueden recuperar en años), tienen riesgo (pues aunque algunos son garantizados la inflación puede dejarlos en nada con el paso de los años) y su rentabilidad histórica ha sido muy pobre, en parte por las grandes comisiones a las que están sujetos. Y terminaba señalando al analfabetismo financiero de la población como un peligro nacional como se ha visto con las preferentes.

El problema gravísimo de la incultura financiera parece no importar a nadie. Así pues, un país de individuos sin educación financiera tomará decisiones erróneas que desestabilizarán al sistema financiero, que no prestará dinero por lo que se resentirá la economía general y aumentará el paro. Por el contrario, una sociedad de gente que sabe un mínimo de finanzas personales será más cauta en sus inversiones y esto conllevará una mayor estabilidad financiera, que afianzará la economía y aumentará el empleo.

Con esto no quiero obviar a la figura del ladrón de guante blanco que debe pagar por sus tropelías. Ni tampoco me olvido de los que han asesorado inconvenientemente a sus clientes por un supuesto desconocimiento del vendedor. Cuando el conocimiento es una obligación el desconocimiento es un delito. El ciudadano debe saber distinguir entre un asesor financiero y un vendedor de productos financieros. El primero cobra por asesorar. El segundo se lleva una comisión independientemente del resultado que obtenga el comprador.

También he querido resaltar la figura del emprendedor. Tanto se ha hablado de emprendimiento que estamos un poco hartos del personaje. Pero yo reivindico esta figura como antítesis del sujeto pasivo que espera que alguien, normalmente el Estado, le solucione sus problemas. Y aunque emprender es muy difícil, y la mayoría fracasa en menos de dos años, lo cierto es que es una opción para una parte de los parados actuales.

Anímicamente es un reto. Aunque no está exento de riesgos que hay que tratar de minimizar, como comprometer una parte importante del patrimonio de la familia y amigos. Cuidado con esto porque los avales los carga el diablo. Otro riesgo importante es la bisoñez del emprendedor idealista, la incultura financiera en un emprendedor es un peligro inminente.

La tercera gran sección del libro trata de acercar al público y describir de forma crítica y pedagógica estos años de auge y declive de la economía española. Hemos vivido distintas modas económicas con resultados nefastos. Primero la negación, luego podemos endeudarnos más, posteriormente los brotes verdes, etc. Políticas condenadas al fracaso desde su inicio, pero que aún así se han implementado con el consiguiente empeoramiento de la situación.

En este libro constan las críticas a estas políticas y la fecha en la que se hicieron. Y de ahí el título del libro ?El dinero no cae del cielo? y el subtítulo ?Sale de tu bolsillo? porque al final el que paga es el contribuyente. Aquellos que erraron en sus predicciones y políticas no sabemos dónde están ahora.

Lo que está claro es que una sociedad formada en finanzas personales no habría caído en todas las trampas. De algunas se habría librado. Y desde luego habrían tenido criterio para seleccionar a líderes preparados para gobernar.

Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra