Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Congelados de Navarra

“En 2016 esperamos facturar más de 125 millones de euros”

  • Iñigo Antón es el director de Marketing e I+D de esta empresa congeladora que emplea a más de 500 personas en sus fábricas de Arguedas y Fustiñana y que ya exporta el 70% de su producción

Iñigo Antón, director de Marketing e I+D de Congelados de Navarra

Iñigo Antón, director de Marketing e I+D de Congelados de Navarra.

Cedida
1
Actualizada 16/03/2016 a las 00:37
  • Edurne Suberviola. Pamplona
Es la empresa congeladora más joven de Europa, pero ya es el mayor fabricante de brócoli congelado del continente. En sus plantas de Arguedas y Fustiñana produce más de 120.000 toneladas de verduras congeladas al año y exporta el 70% de sus ventas. Con una facturación que este año superará los 100 millones de euros, Congelados de Navarra no solo ha sabido capear la crisis sino que acumula ya varios años de crecimiento anual de doble dígito, impulsada por un importante compromiso con la inversión y la innovación. Y todo ello desde su fundación en 1998.

 

iñigo Antón bajo

  • Puesto
    Director de Marketing e I+D de Congelados de Navarra
  • Fecha de nacimiento
    24/04/1964
  • Formación
    Licenciado en Biología por la Universidad de Navarra. MBA por IE Business School, Programa Superior de Dirección de Ventas y Máster de Gestión Comercial y Marketing en ESIC. Programa de Alta Dirección de Empresas, Business Administration and Management de IESE Business School.
  • Trayectoria profesional
    Director de Marketing, Hogar y Desarrollo de negocio en Findus de 2000 a 2013. Director de Trading y Brand Manager Restauración en Nestlé entre 1996 y 1999. Director de Marketing y Trademarketing en Alimentos Congelados SA de 1990 a 1996.
  •     
Siguiendo con una trayectoria en la que el crecimiento se asienta en una continua inversión en tecnología e instalaciones, la empresa destinará 40 millones de euros para el periodo 2016-2020 con el objetivo de ampliar su capacidad de producción y almacenaje.

Pese a su “juventud”, ya se encuentra entre los 10 primeros productores de vegetales congelados de Europa y tiene entre sus clientes a importantes empresas del sector alimentario y de la restauración.

La estrategia de Congelados de Navarra se ha asentado en una mentalidad abierta y comercialmente innovadora que le ha llevado a abrirse a nuevos mercados, a diversificar en los canales de venta (está presente en hogar, restauración y en la industria alimentaria que utiliza vegetales como ingredientes de sus productos) y a adelantarse a las tendencias de lo que demanda el mercado gracias a su importante presencia internacional.

“Fabricamos fundamentalmente para marcas de terceros, no tenemos nuestra propia marca, y eso es una apuesta estratégica muy diferente. Nos permite estar especializados en la inversión de la producción eficiente e innovadora, pero hace que cuando el consumidor final compra verdura congelada, no sepa que es nuestra porque lleva otras marcas. Fabricamos marca de distribución a casi todos los distribuidores españoles, pero eso de cara al gran público nos hace pasar más desapercibidos”, explica Iñigo Antón Bajo, director de Marketing e I+D de Congelados de Navarra.

Tras más de 25 años de experiencia en el área de marketing y desarrollo de negocio de importantes empresas alimentarias como Findus y Nestlé, Antón se incorporó a Congelados de Navarra hace 14 meses con el objetivo de llevar más allá la relación con los clientes: “Queremos tener una relación más colaborativa que competitiva, más de partenariado que meramente de compra-venta. Pretendemos realizar un marketing estratégico y colaborar con nuestros clientes en el desarrollo de su estrategia en nuestra categoría de producto, identificando las tendencias emergentes en el mundo gracias a la visibilidad que tenemos por estar expuestos a las tendencias de consumo en diferentes países. De esta forma, les ayudamos a innovar en sus productos”.

Esa es la razón entonces de que las áreas de Marketing e I+D estén dirigidas por una misma persona.

Esto tiene que ver mucho con la filosofía de la empresa. Hay dos modelos sobre cómo enfocar la innovación en función a dónde está adscrito el Departamento de I+D: si depende de Producción, Marketing o de la Dirección General. Antes de mi incorporación, en Congelados de Navarra no existía el departamento de Marketing y el de I+D dependía de Producción. Ahora queremos que los criterios de innovación surjan de lo que hemos detectado en el mercado que se va a vender en el futuro y lo que somos capaces de fabricar. Esto es muy propio de las empresas con un enfoque comercial, que no necesariamente marquista. No somos marquistas pero sí comercialmente innovadores.

Pero la mentalidad innovadora tiene que ser totalmente transversal a todos los departamentos. No solo hay que pensar cómo hago con la misma máquina un proceso diferente para tener más calidad o menor costo y también para desarrollar un producto innovador. Para nosotros la innovación nace estando atentos a lo que el mercado va a demandar en el futuro.

¿Y cómo llevan a cabo esa innovación con los clientes?

Más que trabajar con el consumidor final, lo hacemos de la mano de nuestros clientes y les ayudamos a adaptar sus productos a las tendencias que podemos ver a nivel mundial. Por ejemplo, la alimentación saludable es una tendencia cada vez más fuerte y, en este caso, las verduras vamos a favor del viento. Colaboramos con nuestros clientes industriales y les aconsejamos cómo pueden incorporar verduras en su producto y trabajamos con ellos a nivel de desarrollo industrial para ver cómo encajarlas en su proceso productivo. Es un trabajo muy técnico que nos obliga a cumplir con unos estándares de exigencia de calidad muy altos, pero estamos facilitando la innovación a nuestros clientes, lo que es un valor añadido que nos diferencia de la competencia.

Se trata tanto de una innovación en los procesos como en los productos. Pero está clarísimo que hay que buscar una diversificación de canales que ayude a encontrar caminos diferentes, con otras rentabilidades e, incluso, con la posibilidad de aprovechar toda la producción. Esto ayuda a conseguir una eficiencia en costos porque todo lo que entra en la fábrica tiene un uso.

¿Innovan además lanzando nuevos productos?

Sí. En nuestras fábricas contamos con todos los tratamientos industriales que se puede hacer a una verdura antes de congelarla: escaldado, fritura, horneado, braseado…, y cuando desarrollamos nuevas materias primas, además de hacer la fase de desarrollo agronómico en colaboración con los agricultores, una vez ya hemos obtenido la materia prima, le damos todos los tratamientos para ver qué le puede interesar más a cada uno de nuestros clientes. Lo que buscamos es que al desarrollar una nueva materia prima con toda nuestra potencialidad de tratamientos industriales le podamos dar más salida hacia diferentes mercados.

¿Cuáles son los principales mercados internacionales con los que trabajan?

El 70% de nuestras ventas proviene de la exportación, que empieza en Biarritz pero en nuestro caso acaba en Melbourne, Montevideo o Dubai, que no es un mercado muy habitual para los productos navarros pero con el que hemos empezado a trabajar. Los principales países a los que vendemos son Francia y el Reino Unido (un 40%), donde tenemos personal comercial propio, y prácticamente en todos los países de Europa occidental. Y también en Estados Unidos, Brasil, Japón, Uruguay, Chile, en el norte de África...

¿La materia prima con la que trabajan procede de agricultores navarros?

Este año, Agropecuaria Navarra ha comprado un 25% de participación en la propiedad de la compañía. Ya era nuestro primer proveedor, pero no el único en Navarra. El 95% de nuestra producción procede de materia prima fresca contratada, no comprada en mercados de fresco. Se planifica y contrata a agricultores fundamentalmente de Navarra, algo en La Rioja y algo en Aragón. Para nosotros hay un factor crítico en cuanto a la calidad de producto y el coste que es la cercanía del aprovisionamiento de la materia prima. Es muy importante y por eso compramos las verduras en 50 km a la redonda de las fábricas.

Tenemos la suerte de que la mejor zona de España para el cultivo de vegetales es la zona de la Ribera del Ebro y por eso estamos aquí implantadas las tres mayores empresas de vegetales congelados. Es un sitio privilegiado porque es una zona en la que se pueden plantar cultivos norte europeos porque somos suficientemente frescos y también típicamente mediterráneos porque somos suficientemente cálidos. Tenemos agua y, si se continua la siguiente fase del Canal de Navarra, tendremos más, lo que permitiría plantar nuevos cultivos, duplicar otros a lo largo del año y conseguir mucho más volumen con costes unitarios más bajos gracias a la concentración parcelaria.


 


¿Cómo ha afectado la crisis a Congelados de Navarra?

Por nuestro componente exportador, la crisis nos ha afectado menos que a otras empresas centradas en el mercado nacional. Además, nuestra clientela es sobre todo de productos para la marca del distribuidor, que con la crisis ha tenido unos incrementos de cuota de mercado muy importantes. Con lo cual, hemos ido a favor de la corriente. Esto se une a que la alimentación es un sector más estable y menos cíclico.

Por todo esto, la crisis no nos ha afectado, al contrario, hemos incrementado la facturación. Llevamos creciendo doble dígito varios años, y eso que somos la empresa congeladora más joven de toda Europa. Tampoco se ha construido ninguna fábrica en el sector en Europa desde que inauguramos la nuestra de Fustiñana en 2009.

La empresa no ha dejado de invertir en innovación y tecnología pese a la crisis.

Es un ejemplo claro de cómo nos ha ido en estos años. La fábrica se construyó cuando la crisis en España ya era muy clara, pero aun así se invirtió. Y desde ese año, la fábrica se ha llenado y se han seguido realizando inversiones importantes en ella para seguir creciendo. En mercados que no han tenido tanto problema con la crisis y el precio, lo que han valorado los clientes es la diferenciación y lo que nos piden es hacer innovaciones. Haberles sabido dar esa innovación nos ha colocado en mejor posición que otras empresas. El que no ha seguido invirtiendo en los años de crisis ahora lo está pagando.

Entre 2015-2017 van a invertir 40 millones de euros. ¿A qué se van a destinar?

Principalmente a ampliar la capacidad de producción, almacenamiento y envasado. Para nosotros el componente logístico es muy importante porque nuestro producto se vende a lo largo de todo el año, pero muchos de ellos solo se fabrican en campaña. Nosotros no trabajamos “just in time” como un fabricante de automóviles, nuestro sistema es muy intenso en el aprovisionamiento de la materia prima y muy exigente en el almacenamiento del stock.

¿Con qué plantilla cuentan?

Hay momentos puntuales en las campañas en los que superamos las 600 personas trabajando, pero a lo largo del año suponen 507 empleos equivalentes a jornada completa. También generamos mucho empleo indirecto entre los agricultores y trabajadores de cooperativas, ya que somos el mayor cultivador y fabricante de verdura congelada en Navarra.

¿Qué facturación van a alcanzar este año?

Superaremos los 100 millones de euros. El año pasado fue de unos 90 millones. De un año a otro hemos aumentado doble dígito la facturación y la perspectiva para 2016 es seguir creciendo a este ritmo y alcanzar los 125 millones.

¿En qué nuevos proyectos están trabajando ahora?

El reto que tenemos es aprovechar todas las capacidades de producción que nos va a dar el nuevo plan de inversiones y llenar la fábrica de pedidos. Podemos ganar cuota a nivel nacional, pero la verdad es que ya estamos bastante bien posicionados así que, sobre todo, el crecimiento vendrá de la exportación. En tres años el porcentaje de exportación debería ser superior al 70%, bien ganando cuota en países donde ya estamos o abriendo nuevos mercados.

 

congelados de navarra

  • Actividad: Fabricación y comercialización de verduras ultracongeladas
  • Sector: Alimentación 
  • Año de Fundación: 1998
  • Dirección: Pol. Ind. Santos Justo y Pastor 4, 31510 Fustiñana (Navarra)
  • Web: www.congeladosnavarra.com
  • Empleados: 507 empleados 
Selección DN+


  • Me quito el sombrero
    (31/12/15 13:49)
    #1

    Ejemplos como el de esta empresa justifican el desarrollo total del Canal de Navarra. El Canal de Navarra es vida para todos: para los agricultores que obtienen más cosechas al año y productos de mayor valor añadido y más puestos de trabajo en la industria agroalimentaria. Algunos no quieren ver esto, simplemente se meten la boina hasta las orejas. Bravo por esta empresa y que siga así!!!

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra