Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

COMPARECENCIA PARLAMENTARIA

​El comité de Faurecia denuncia que la empresa les deje "en la estacada"

  • Según aseguran en el Parlamento, la planta de Burlada es viable y ha tenido unos beneficios de 9,1 millones de euros de 2007 a 2013

​El comité de Faurecia, en en Parlamento de Navarra.
​El comité de Faurecia, en en Parlamento de Navarra.
EFE
Fachada de la planta de guías para los asientos delanteros del grupo galo Faurecia en Burlada
Fachada de la planta de guías para los asientos delanteros del grupo galo Faurecia en Burlada
archivo/goñi
  • EFE. Pamplona
Actualizada 11/02/2015 a las 18:15
El presidente del comité de empresa de la planta de Faurecia en Burlada, Alfredo Sanz, de CC OO, ha lamentado este miércoles en comisión parlamentaria que se les deje "en la estacada", con una decisión de cierre de una fábrica que a su juicio es viable y que ha tenido beneficios en el periodo 2007-2013.

Sanz ha asegurado en ese sentido que desde la compañía ICF (integrada por las multinacionales Lear y Faurecia) "se han reído de nosotros" y "lo único que han hecho es aprovecharse de la sociedad navarra, gastar de la bolsa común del paro y dejarnos ahora en la estacada".

Según han informado los portavoces del comité de empresa en el Parlamento de Navarra, la planta de Burlada, cuyo cierre ya ha sido comunicado a la representación social, ha tenido unos beneficios de 9,1 millones de euros de 2007 a 2013, aunque desde 2012 se haya visto afectada por la crisis del sector de la automoción.

Faurecia de Burlada, ha explicado, es una empresa con casi 40 años de historia que "siempre ha tenido beneficios" y que "no ha tenido conflictividad".
Sin embargo, ha indicado, en 2009 se plantea un primer ERE, pero desde marzo de ese año se comienza a contratar eventuales y se cierra el ejercicio con beneficios, que también se registraron en 2010 y 2011.

Sanz ha afirmado que 2012 fue el primer año en el que se sintió en la fábrica el impacto de la crisis del sector de la automoción y se aplica un nuevo ERE, al igual que en 2013 y 2014, pero, a pesar de que el comité lo solicitó reiteradamente, "en ningún momento se pone un plan de viabilidad encima de la mesa".

A mediados de 2014, ha asegurado, Lear y Faurecia "se ponen de acuerdo y se reparten 22 millones de euros" de la planta, que a su juicio se podrían haber empleado para dar viabilidad a la misma.

Koldo Erbiti, de ELA, ha hecho un repaso de los resultados económicos de esta planta navarra, de 190 trabajadores, en la que "la crisis nos afectó más tarde que a otros".

Así, tras unas pérdidas de 191.000 euros en 2008, se produjeron beneficios de 1,7 millones en 2009, "metiendo horas extras y contratando eventuales"; de 2,8 millones en 2010; de casi 3 millones en 2011; para volver a unas pérdidas de 426.000 euros en 2012, aunque con un gasto de 600.000 euros en indemnizaciones; y de 295.000 euros en 2013.

El portavoz de UGT, Iñigo San Miguel, ha aseverado que los propietarios "nos han dejado morir poco a poco", ya que, desde una producción en 2006 de 9 millones de unidades, se pasó en 2009 y 2010 a 7,7 millones y en 2011 hubo un leve repunte hasta los 8 millones.

Sin embargo, ha declarado, en 2012 la compañía Lear decide "quitarnos 2,5 millones de unidades de producto para llevárselo a una planta en la República Checa" y posteriormente se perdieron otros 2 millones en "proyectos que se van extinguiendo".

San Miguel ha lamentado que, pese a esta situación, desde 2011 no haya habido "inversiones importantes" en la planta de Burlada.
Por el sindicato LAB, Javier Fabo ha denunciado una "doble deslocalización", de Lear a Chequia y de Faurecia a Polonia, dos multinacionales que "lo que han buscado claramente es un beneficio económico".

Fabo ha negado que la empresa sea inviable y ha considerado que se debe mantener el empleo en la fábrica, porque, si aceptan una recolocación, "alguien va a salir perjudicado" en la otra planta de la empresa en Pamplona o en la de Tudela.

El portavoz de I-E, José Miguel Nuin, ha declarado que, ante este caso "desolador y tremendo", generado por una decisión "brutal y traumática" de ICF, "no nos podemos resignar".

Samuel Caro, del PSN, ha destacado la unidad sindical en Faurecia y les ha pedido "que no se resignen", mientras que Bikendi Barea, de Bildu, ha censurado a las empresas "que solo buscan el beneficio por encima de todas y de todos" y ha pedido al Gobierno de Navarra su "máxima implicación".

Por Aralar, Txentxo Jiménez ha reconocido que en el Parlamento de Navarra "no tenemos recursos" para solucionar este problema, salvo exigir al Gobierno que haga todo lo posible en este caso, provocado a su juicio por la reforma laboral y "una mala práctica empresarial".

Coro Gaínza, de UPN, ha defendido la "cogestión empresarial" para que estas decisiones no pillen por sorpresa a los trabajadores y Eva Gorri, del PP, ha valorado la "positiva" actitud del comité en un momento "trágico por la inesperada noticia" del cierre.

Por último, Manu Aierdi, de Geroa Bai, ha mostrado su "frustración", porque desde el Parlamento "poco podemos hacer", y ha resaltado que "el problema de fondo" es que "nadie puede impedir" el cierre de una empresa.

El presidente del comité ha replicado a los portavoces de los grupos que le gustaría que en este caso se "olvidasen" de los partidos a los que pertenecen y dieran "una respuesta contundente", porque "hay muchas maneras de presionar a una multinacional".

Sanz ha recordado que la clase política "está mal vista" socialmente y ha señalado a los parlamentarios que "este es el momento de darle la vuelta" a una situación ante la que ha reclamado "una ayuda que sea real y os mojéis, no ya como partidos políticos, sino como personas".

El presidente del comité, que ha anunciado que han recogido ya más de 11.000 firmas de apoyo en Navarra, ha pedido a los parlamentarios que "no nos déis una palmada, sino que os involucréis con nosotros".

Durante toda la comparecencia parlamentaria, frente a la sede de la Cámara han permanecido concentrados un grupo de trabajadores de esta planta, que han coreado consignas como "ICF no se cierra" y "Lear, Faurecia, sois culpables".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE