Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

automoción

VW Navarra invierte 85 millones en el nuevo taller de pintura por inmersión

  • Se trata de un nuevo taller para mejorar el proceso de pintado de las carrocerías y una nueva estación depuradora

Barcina, junto con Waltl (izda) y Danau (centro).
Barcina, junto con Waltl (izda) y Danau (centro).
Cedida
  • EFE. Pamplona
Actualizada 13/02/2014 a las 15:43
Volkswagen Navarra ha inaugurado este miércoles un nuevo taller de fosfatación y cataforesis, y una nueva estación depuradora, que han tenido un coste de casi 85 millones de euros y que permiten mejorar el proceso de pintado de las carrocerías y optimizar el sistema de tratamiento de residuos.

La presidenta navarra, Yolanda Barcina, ha presidido, junto al responsable de Producción y Logística de la marca Volkswagen y presidente del consejo de administración de VW Navarra, Hubert Waltl, y el director general de VW Navarra y presidente del comité ejecutivo de la fábrica, Patrick Danau, la puesta en marcha de estas instalaciones, cuyas obras comenzaron hace 23 meses.

La planta navarra se encuentra en pleno lanzamiento del "restiling" de la quinta generación del modelo Polo, que se presentó ayer en Wolfsburg (Alemania), en la sede central del Grupo Volkswagen, ha informado la compañía en un comunicado.

En estas primeras semanas de enero se han realizado las pruebas de funcionamiento de las instalaciones del nuevo taller, que sustituyen a las existentes hasta ahora, de 1981, en las que han sido tratadas desde entonces más de 6,7 millones de carrocerías de los diferentes tipos de coches fabricados en la planta.

El taller actual, con una superficie útil de 27.000 metros cuadrados y 27 metros de altura interior libre, está preparado para trabajar de una manera completamente automática, y tratar hasta 1.700 carrocerías al día, frente a las 1.500 de la instalación anterior.

Además de su mayor capacidad, las instalaciones se caracterizan por la tecnología "Rodip", mediante la cual la carrocería rota durante su inmersión en los baños de tratamiento, lo que permite reducir un 20% los vertidos a la depuradora.

Las instalaciones están preparadas para tratar carrocerías con piezas de aluminio y también para alojar procesos productivos de vehículos de segmentos superiores al del Polo, lo que dará mayor flexibilidad a las opciones productivas de la factoría.

Este taller constituye el tercer proyecto de actualización de las instalaciones de pintado de la fábrica, desde que en 2000 se construyese la primera parte del nuevo taller de pintura, y se ampliase en 2006.

Por su parte, la nueva depuradora supone el primer centro de tratamiento de aguas industriales del Consorcio Volkswagen en el que se aplica el estándar para nuevas instalaciones.

En sus 1.800 metros cuadrados, dispone de tres líneas de tratamiento, capaces de tratar 60 metros cúbicos de agua cada hora: una dedicada a las aguas residuales con níquel, otra para las aguas residuales ácidas o alcalinas, y una tercera para el de las aguas residuales con lacas.

El funcionamiento independiente de estas tres líneas de tratamiento permite incrementar la eficiencia del proceso, generando un 20% menos de vertidos, con tres tipos de lodos diferenciados que favorecen una mejor gestión y utilización externa.

Además, el consumo energético se reducirá de manera considerable. Por ejemplo, el gas natural un 21%, o la electricidad un 15%, y también disminuirá el consumo de agua un 11%.

Con la inversión realizada en estas instalaciones, ha afirmado la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, el grupo Volkswagen "nos invita a los navarros a pensar en un futuro mejor para nuestra comunidad, un futuro que se caracterizará por la actividad económica, el empleo, la innovación, la calidad y el respeto al medio ambiente".

Por su parte, el responsable de Producción y Logística de Volkswagen, Hubert Waltl, ha señalado que la fábrica navarra "va por buen camino. Se están haciendo las cosas bien y esta fábrica se está convirtiendo en un referente en lo que a resultados y calidad del producto se refiere".

El nuevo Polo que se va a comenzar a producir, ha agregado, "tiene ya la tecnología y equipamiento de coches de segmentos superiores y estas instalaciones ayudarán a convertir a la marca Volkswagen en el constructor más ecológico del mundo".

Patrick Danau ha valorado el resultado final del proyecto y el equipo humano de la fábrica: "Estamos trabajando en todos los frentes posibles para hacer de esta fábrica un equipo altamente cualificado, capaz de desarrollar nuevos proyectos, y preparado para el futuro".

"El compromiso de Volkswagen Navarra con el medio ambiente responde ya una larga experiencia y su sistema de gestión se encuentra muy bien implantado. El avance tecnológico que suponen estas instalaciones confirma esta trayectoria. Queremos hacer coches eficientes, con instalaciones eficientes", ha destacado.

Al acto han asistido también una treintena de directores y altos ejecutivos de otras fábricas de la marca Volkswagen y representantes de la administración navarra como la vicepresidenta, Lourdes Goicoechea, el consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración local, Jose Javier Esparza, el director general de Industria, Iñaki Morcillo, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya y el alcalde de la Cendea de Olza, Peio Azparren.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE