Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

FINAL MANOMANISTA 2011

Olaizola, favorito por méritos propios

Tras la grave lesión sufrida en el Manomanista anterior, Aimar Olaizola llegó a pensar en que podría quedarse cojo.
Tras la grave lesión sufrida en el Manomanista anterior, Aimar Olaizola llegó a pensar en que podría quedarse cojo.
ARCHIVO
  • J.M. ESPARZA . PAMPLONA .
Actualizada 03/07/2011 a las 12:06

Aimar Olaizola habría ganado a cualquiera de los manomanistas clásicos con sus mismas armas, a bote, con colocación, en el peloteo. Sin embargo es un campeón con las nuevas formas, con el estilo imperante, con el saque remate, de aire, sin perder las distancia al frontis. Su inteligencia le permite adaptarse a cualquier circunstancia, porque facultades técnicas y físicas le acompañan. Se trata de un pelotari completo donde los haya.

Por otra parte, Olaizola II es la elegancia en la cancha, la clase, el método infalible. Parece que no se esfuerza, que gana sin despeinarse, sin salirse del guión que lleva escrito, de la planificación fruto de su análisis certero, preciso. Por eso, cuando el rival le saca de sitio y sufre, parece que no es él. Entonces necesita recapitular y que de nuevo su cabeza de ponga por delante de las manos, que mande sobre el tablero de ajedrez. Quien le viera jugar por primera vez no sabría si es diestro o zurdo. Tiene dos manos capaces de todo, un golpeo violento de pelota. Le gustan las pelotas pesadas, que cueste moverlas, que jueguen a la precisión más que la velocidad. Es su estilo.

Para Aimar Olaizola esta final debe ser la de su reafirmación. Tras la grave lesión sufrida en el Manomanista anterior, llegó a pensar en que podría quedarse cojo. Volvió en el Parejas con el objetivo de recuperar la forma y, acompañado de uno de los primeros zagueros del cuadro, lo ganó. Ahora está en la final individual, en la que da y quita a uno mismo. Estar ya es un premio, pero él necesita más. Mucho más. Volver a sentirse campeón que lleva dentro.



Noticias relacionadas
volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE