Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
PELOTA

Gracias por todo, Abel

Barriola se despide con emoción y derrota en un abarrotado frontón Labrit

Barriola, poco antes de empezar su último partido como profesional en un frontón Labrit a rebosar puesto en pie en el momento del homenaje.

Barriola, poco antes de empezar su último partido como profesional en un frontón Labrit a rebosar puesto en pie en el momento del homenaje.

19/04/2017 a las 06:00

A las 21.39 de la noche de ayer, Abel Barriola se tiraba en plancha al ancho del Labrit para llegar a un gancho de Altuna. Era su pelotazo 107 del partido, el último que dio como profesional en el recinto pamplonés después de 19 años como profesional. Lo de menos, quizá, es que esa pelota a la que no llegó supuso el 16-22. Lo de más, que en ese preciso instante, las más de 900 personas que llenaban el recinto pamplonés se pusieron en pie para despedir a un gran pelotari, a un deportista querido y admirado como pocos. La ovación duró casi dos minutos, el tiempo que el zaguero de Leitza tardó en abandonar la cancha y enfilar los vestuarios sin parar de saludar a la grada. Con una mano, con las dos, aplaudiendo... Barriola ya es leyenda para la pelota navarra.

Desde que Abel Barriola anunció su intención de retirarse ha tenido media docena de despedidas. Pocas han sido tan sentidas y tan queridas como la de ayer en el Labrit. Quizá la de Leitza, su pueblo, de hace un par de semanas.

El zaguero de Leitza, que llegó a las 17:46 al Labrit para preparar su último partido como manista profesional, consiguió llenar la bombonera un martes laborable. Desde que entró con el bolso todo fueron detalles de cariño, de afecto, respeto y admiración hacia un pelotari querido por todos.

El aurresku y el legado

Barriola saltó a la cancha del Labrit por última vez de blanco a las 20.26 horas Detrás iban Irribarria, Altuna y Merino. Justo antes del calentamiento se procedió a un sencillo y cálido homenaje.

Se le bailó un aurresku de honor, fue para él el momento más emocionante, y después se le entregaron dos obsequios. Miguel Pozueta, en nombre de la Federación Navarra, le entregó una makila. La presidenta Barkos, a continuación, le dio un cuadro con el escudo de Navarra.

Barriola se dirigió al público. “El mundo de la pelota no tiene ningún sentido sin vosotros, sois parte de mi vida”, comentó el leitzarra. “Todo pasa, todos pasamos, pero lo que va a quedar es el amor que tenemos todos a la pelota”.

Barriola cayó con Irribarria en su último partido 16-22. Le atenazaron los nervios al leitzarra, que trabajó como siempre, cubrió cancha y tiró cuatro pelotas. Irribarria tampoco le ayudó en demasía. Toparon además con un Altuna III inspiradísimo, que terminó 11 tantos. Pero eso ayer era lo de menos.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra