Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

FÓRMULA 1

Schumi, polémico perfeccionista

Michael Schumacher, pese a que espera en 2011 luchar en cabeza de la parrilla tras un año de transición en el que no logró un solo podio, se quedó en el puesto once de la parrilla de salida en Melbourne, la primera cita.

  • COLPISA . MELBOURNE.
Actualizado el 06/06/2011 a las 19:09
MICHAEL Schumacher, "Schumi", afronta su segundo año como piloto de la escudería Mercedes. Esta nueva juventud del "Kaiser" no está siendo lo idílica que su historia hacía pensar, ya que cerró la temporada pasada sin ni siquiera llegar a un podio, algo que no había ocurrido desde hacía 20 años, cuando debutó.
La vuelta del piloto con más títulos en la historia de la Fórmula 1 no se produjo, no obstante, por afán de éxitos. ¿Qué más podría ansiar el hombre que lo ha ganado todo en la máxima categoría del automovilismo?
Empezar de nuevo
El mayor de la familia Schumacher dejó su retiro en Suiza, sus partidos de fútbol y el campeonato alemán de Superbikes por pura pasión por las carreras de coches. Y es que Michael está muy lejos de aquellos que se conocen los circuitos gracias a los simuladores o los videojuegos.
El piloto más laureado de todos los tiempos -récord de victorias, de "pole positions", de vueltas rápidas y, evidentemente, de Campeonatos del Mundo- es un perfeccionista, maniático hasta el extremo y un purista del automovilismo.
En Ferrari es poco menos que considerado una deidad, y no solo por firmar la época más exitosa de la larga historia del "Cavallino Rampante", sino por su manera de trabajar, que ahora elogian en Mercedes GP. Aún a día de hoy es capaz de bajarse del coche, atarse el mono a la cintura y echarle las horas que sean necesarias para analizar datos y variantes de telemetría hasta mejorar una décima.
Supervisa todo
Además, Michael Schumacher, "Schumi", supervisa personalmente la puesta a punto: desde el equilibrado de las ruedas hasta los grados de inclinación del alerón para la salida de la carrera.
No obstante, todo lo que tiene de grandísimo piloto, muchas veces se ha visto empañado por algunas acciones, cuando menos, polémicas. La más reciente fue su fea maniobra sobre su excompañero Rubens Barrichello, en el Gran Premio de Hungría de la pasada campaña, en el que por evitar que el de Williams le adelantase le cerró hasta casi estamparle contra el muro, sin consecuencias físicas para ninguno de los dos, pero sí con una sanción de diez posiciones para la carrera siguiente para el heptacampeón.
Feas acciones
Esa ha sido su última muesca de lo que algunos llaman picardías y otros, directamente, trampas. Nadie olvida su acción sobre Damon Hill en 1994, cuando echó de pista al británico para que no le arrebatase su primer título mundial, y por el cual se fue sin sanción, algo que intentó repetir en 1997 con Jacques Villeneuve y que, por reincidente, le costó la expulsión y el subcampeonato. En su últimos años en Ferrari, en 2006, se recuerda su "aparcamiento" en La Rascasse durante la clasificación del GP de Mónaco, con el objetivo de evitar que Fernando Alonso se hiciese con la "pole".
Veinte años después
Este 2011 se cumplen 20 años desde que aquel alemán procedente de la Fórmula 3 sustituyera a Bertrand Gachot a los mandos de un Jordan para el Gran Premio de Bélgica, porque el francés se había peleado con un taxista.
Dos décadas marcadas por un piloto que lo ha ganado todo, que ha dejado en "pocos" los cinco campeonatos de Juan Manuel Fangio y que quiere despedirse a lo grande. ¿Podrá demostrar que no solo es un exótico recuerdo de la Fórmula 1 de finales del siglo XX? ¿Será capaz de recuperar los galones en pista que, por su palmarés, merece?
Su puesto en la parrilla de salida en Melbourne es el once, junto a Jaime Alguersuari, una posición muy lejana de lo que acostumbraba. Pero sale y compite, que es lo que quiere.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora