Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

MOTO 2

Pol Espargaró: "Un Mundial sin haberlo sudado, no sabe igual"

  • Efe. Japón
Publicado el 27/10/2013 a las 11:46
El español Pol Espargaró (Kalex) manifestó este domingo tras su primer título de campeón en Moto2, tras ganar el Gran Premio de Japón, que "un Mundial sin haberlo sudado, no sabe igual".

Pol se impuso en la pista de Motegi y superó a sus dos principales rivales en la pelea por el título: el británico Scott Redding (Kalex) y el español Tito Rabat (Kalex). Sus compañeros de equipo no pudieron tomar la salida debido a una caída que sufrieron cuando se dio la salida a la primera carrera que luego se vio interrumpida por el accidente.

Espargaró, de 22 años, dijo que este sábado cumplió un sueño, que su equipo ha hecho posible en un 90 por cien el campeonato y que se lo dedica a su familia.

"Desde que empecé a correr en motos, mi sueño siempre fue el mismo: ser campeón del mundo, y parece mentira que ahora pueda decir que lo somos. Recuerdo una frase que me dijo Sito (Pons, excampeón del mundo y dueño de su equipo) hace tiempo que si somos campeones del mundo lo recordaremos toda la vida, que es muy importante y que te cambia la vida", explicó.

El piloto de Granollers (Barcelona) indicó: "Aún no me lo termino de creer, quiero celebrarlo con el equipo que forma el 90 por ciento del trabajo que hemos hecho. Les debo el título a ellos".

"Tenía claro cuál era mi estrategia. Cuando Aleix (su hermano que es piloto de MotoGP) me ha dicho que no estarían ni Tito ni Scott, que la séptima plaza era buena para ganar el Mundial, no me ha importado, porque quería ganar la carrera, intentarlo y si no, pues teníamos otra oportunidad en Valencia, pero quería ganar el Mundial ganando la carrera ya que cuando lo recuerde seguro que me va a gustar más", declaró a los periodistas en el circuito de Motegi.

"No he pensado (cuando he cruzado la meta), he tratado de parar el momento. Solo agradecer a toda la gente que me ha ayudado durante todo este tiempo porque ha sido mágico", agregó.

"Cuanta más presión tenemos, mejor nos van las cosas (sobre la salida), en Montmeló, en Catar... aquí. Sí, he hecho una salida muy buena, la primera ha sido buena pero la segunda aún más. Nos hemos colocado cerquita de Mika (Kallio, finés). Cuanto antes quería adelantarlo para tener mi ritmo y lo he conseguido. He hecho todo lo que he podido", manifestó.

"Me ha costado, pero al final me he podido escapar y ha sido una carrera dura, pero bonita", comentó.

Preguntado si había contado las vueltas que quedaban para el final dijo: "Lo he hecho varias veces, he hecho una cuenta atrás en la cuarta vuelta y me he hecho un pequeño largo porque he empezado a pensar la gente que me estaba esperando en casa, que tenía ganas de llegar a Valencia. Me he despistado un poco pero enseguida he vuelto y he vuelto a rodar rápido".

"Mantener la concentración en esos momento es muy, muy complicado", reveló Espargaró, que añadió: "A lo mejor nos hubiera costado más con Scott y Tito en la pista en Australia y por supuesto aquí, pero veníamos remontando muchos puntos ya".

"Estábamos solo a 9 después de 47 que estábamos antes de Montmeló. Eran muchos puntos remontados. Nosotros habíamos cometido dos ceros y Scott ninguno, y la progresión era muy buena. Creo que hubiéramos llegado a Valencia (la última carrera dentro de dos semanas) siendo líderes, creo que a veces la fortuna ayuda a unos o a otros y está vez nos ha ayudado a nosotros", opinó.

"Solo rezaba para ganarlo aquí y no en Valencia porque es una olla a presión y sinceramente quería sacármelo de encima aquí y disfrutar del viaje de vuelta que es muy duro y llegar a casa y disfrutarlo con la gente y que Valencia no sea una presión, simplemente ir a disfrutar", admitió.

"Alguna vez sí que pensé que no lo iba a conseguir, pero aquí entra el papel del equipo, que te hace ver que tú eres mejor que nadie y que lo vas a conseguir y ahí es cuando te vuelves a levantar y ese empuje que te da el equipo es el que te hace levantar y conseguir este título", consideró.

Espargaró subirá el año que viene a MotoGP, al equipo Tech3 Yamaha. Al respecto dijo este sábado en Motegi: "La gente de Yamaha me decía al principio del año que me centrase en lo que estaba haciendo y que es muy importante ser campeón, pero estaba encima de la moto e iba pensando ¿estarán pensando que he cumplido?".

"Finalmente somos campeones del mundo y subiremos a MotoGP siendo campeones de Moto2 y allí habrá que hacer de nuevo el camino entre los más grandes que es lo que siempre he querido", afirmó.

"Que te hagan ganador antes de empezar pues no es nunca bueno, si ganas es lo planeado y si pierdes es un fracaso. Es complicado ser segundo o tercero del mundo es muy, muy complicado, muy duro. Pocos pilotos son capaces de conseguirlo. Nosotros el año pasado fuimos subcampeones y este año campeones. Solo disfrutarlo y preparar Valencia"., recalcó.

"Le dedico el título a toda la gente que ha trabajado con nosotros este año, a mi equipo al cien por cien porque sin ellos esto no hubiera sido posible. Este equipo no es un equipo, es una familia. A todo el equipo, a mi novia y a mi familia", señaló.

Recordó Espargaró: "Nosotros tuvimos mala suerte al principio del año y luego hemos ido durante todo el año a remolque del 45 de Scott que durante todo el año ha sido súper regular, a lo mejor no ha hecho las mejores carreras del mundo, pero estaba siempre ahí. En algunos momentos ha sido misión imposible y me ha hecho perder los nervios y está claro que un Mundial sin haberlo sudado no tiene el mismo sabor y está claro que me lo han hecho sudar un poquito Scott y Tito y parte de este titulo se debe también a su ayuda que me lo han hecho sudar un poquito".

"Lo que ha hecho Scott con su tamaño y su peso es increíble y digno de admirar. Intentaremos el año que viene divertirnos igual, allí (MotoGP) hay menos diferencia y disfrutaremos más", añadió.

"Veía a mi hermano (en el muro durante las ultimas vueltas que le pedía que bajara el ritmo), pero la única manera cuando estás sobre la moto concentrado es estar al cien por cien, no cambiar el estilo porque cuando lo haces, ya no eres tú. Te despistas y te caes. Me ha pasado alguna vez, lo he vivido y tenía a Kallio de segundo que se estaba acercando", argumentó Espargaró.
volver arriba

Activar Notificaciones