Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
EL CROSSFIT SE ASIENTA EN NAVARRA

Un entrenamiento que rompe los esquemas

  • Los grupos que practican crossfit deben ser reducidos para que puedan recibir la mayor atención y así alcanzar el mayor rendimiento posible

En abril de 2012, la primera exhibición de una disciplina totalmente desconocida tuvo lugar en Cintruénigo. Un año después, crossfit cuenta con decenas de deportistas, entrenadores y jueces en Navarra. Éstos son sus protagonistas.

Julio Jiménez y Miguel Etayo, copropietarios de Queiron Crossfit

CEDIDAS
2
19/04/2013 a las 06:01
  • Álvaro Bretón / Ramaris Albert. Pamplona
La nueva disciplina del crossfit poco tiene que ver con lo que se hace en un gimnasio tradicional. Para empezar, sorprende la ausencia de máquinas en el “box”, término con que se conoce el espacio donde se realizan los WOD (“Workout of Day” o entrenamiento del día).

Israel Muñoz Rozas, primer entrenador de crossfit en Navarra, destaca que este nuevo concepto permite desarrollar una mejor condición física de forma saludable. “Hasta ahora, cualquiera que se quería poner en forma iba al gimnasio. Pero yo veía que en el gimnasio faltaban muchos elementos para ponerse en forma. De un tiempo a esta parte, la gente está apostando más por la salud que por ser un 'cachas de playa', más aun en Navarra y en País Vasco, donde se ha dado siempre el deporte rural y el frontón”`, manifiesta Muñoz Rozas.

Y es que esta modalidad deportiva ve el cuerpo humano como la base principal del entrenamiento. Es la capacidad de cada persona lo que establece el límite y no el equipamiento de una sala de pesas.

"Uno de los lemas que tiene el crossfit, aunque suene un poco americano, es que nosotros no tenemos máquinas, creamos las máquinas. Al final, se trata de que sea tu propio cuerpo el que trabaje, no que tengas una máquina trabajando por ti. Tampoco hay espejos. El crossfit no tiene nada que ver con las actividades del gimnasio", argumenta el entrenador Miguel Etayo Ochoa-Lácar.

Ante la variedad de movimientos funcionales que deben realizarse durante la ejecución de un WOD, la técnica se erige como un elemento fundamental para practicar este deporte correctamente y evitar lesiones.

El entrenador Israel Anaut Casas destaca que los grupos entre los que se practica crossfit deben ser reducidos para que puedan recibir la atención necesaria al momento de practicar los ejercicios y alcanzar el mayor rendimiento posible.

“El gran beneficio de este tipo de entrenamiento es que los ejercicios pueden hacerse sin riesgo de lesionarse. Como son grupos pequeñitos, me da la posibilidad de hacer la clase técnica y de habilidades y trabajar cada entrenamiento con ellos. Si la técnica no es correcta, el rendimiento que se alcanza no es tan alto como se puede hacer, alcanzar metas mayores y trabajar con seguridad”, explica.

En cualquier caso, sí hace falta algo de material para practicar la disciplina. "Lo principal es la jaula, donde se pueden hacer dominadas, trabajar con anillas y pequeños ejercicios de control del cuerpo. A partir de ahí, es todo peso libre, discos, mancuernas, 'kettlebells' -bolas macizas con asa-, cuerdas para saltar, cuerdas para trepar...", enumera Etayo Ochoa-Lácar.

Otra de las máximas del crossfit es que todo el mundo puede realizarlo, "desde atletas de élite hasta mi madre de 50 años. Lo único que cambiarán son las cargas y la intensidad", explica Etayo Ochoa-Lácar. "Lo puede hacer un niño de dos años o una anciana de 90", -enfatiza Muñoz- "la diferencia es que se puede practicar con las bolsas de la compra o con una pesa de 200 kilos. En crossfit, se llega hasta el límite de cada uno".

Los entrenadores coinciden en que la sensación de competición de alta intensidad, el espíritu de cooperación, superación y sacrificio y la dinámica en equipo son las sensaciones más estimulantes de un nuevo deporte que se prevé ganará adeptos de todas las edades.

“Esto engancha, y depende mucho de la virtuosidad del entrenador al momento de preparar un WOD que sea atractivo. Tiene muchas ventajas, y se hace con gente, que siempre motiva mucho más porque, si lo haces solo, cualquier excusa es buena para quedarte sentado en el sofá”, apunta Muñoz Rozas.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra