Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

HISTORIAS DE NUESTRO FÚTBOL

Tras el encierro, la decepción

  • Javi Lezáun, futbolista peraltés, podría dejar hoy de ser jugador del Sporting Villanueva al recibir la carta de libertad. Pondrá fin así a cinco meses sin cobrar y 55 días viviendo en el vestuario del equipo

Imagen de la noticia
Javi Lezaún atiende a los medios durante su encierro en el campo. HOY
  • ÍÑIGO GONZÁLEZ . PAMPLONA
Actualizada 11/01/2012 a las 02:02

Su historia conmovió a media España y movilizó a megacracks del fútbol como Casillas, Xavi, Puyol, Iniesta o Kanouté. Además, pasaron a la historia como el equipo que más tiempo permaneció encerrado en un campo de fútbol en un argumento digno de cualquier película de cine. Sin embargo, los finales felices son para la gran pantalla. La realidad es que el navarro Javi Lezaún Ezpeleta y todos sus compañeros del Sporting Villanueva podrían abandonar hoy el equipo de Segunda B y buscarse nuevos destinos tras casi cinco meses sin cobrar. Las mentiras, falsas promesas y la falta de solvencia han llevado a este club extremeño a colocarse a escasas horas de su defunción.

Hace apenas un mes, el futbolista peraltés repasaba su historia en este periódico desde su encierro en los vestuarios del campo de fútbol de Villanueva del Fresno. Allí vivieron durante 55 días en un barracón por no poder pagar sus hipotecas y alquileres y en señal de protesta contra los propietarios del club, una pareja de hermanos catalanes que se niegan a pagar las nóminas e impiden la venta del club a otro empresario.

Pese a que hace unos días parecía que finalmente podría cerrarse esa operación y solventar la situación, Javi Lezaún explicó ayer una realidad bien distinta. "Desde que llegué aquí en junio hemos vivido de promesas incumplidas y de un palo tras otro y mañana (por hoy) tenemos una reunión para decidir que hacemos. La AFE tiene nuestras cartas de libertad y las vamos a pedir para marcharnos a otros equipos. La cuerda ya no se puede estirar más", comienza.

En su mente aún están muy frescos los casi dos meses de encierro en unos módulos prefabricados en los que 18 futbolistas vivieron hacinados: "A nivel físico fue horrible, todos estamos echos polvo de dormir en colchones en el suelo llenos de humedad, pero anímicamente es peor. Psicológicamente estamos reventados. Encima ves a los aficionados llorando porque su equipo desaparece y encima es la primera vez que están en 2ªB. Se te cae el alma al suelo".

EL MERCADO DE INVIERNO

Pese a su penosa situación, el pasado 21 de diciembre el Sporting Villanueva Promesas abandonó su encierro tras 55 días una vez consumado supuestamente el cambio de dirigentes en el club. El empresario gallego Alejandro Remiseiro sería el nuevo presidente de la entidad y se haría cargo de pagar 100.000 euros más la deuda con la Seguridad Social con el anterior dirigente, Jordi García. Así se marcharon los jugadores ilusionados a disfrutar las vacaciones en sus casas.

"Pasé las Navidades en Peralta y pude desconectar, porque se suponía que el gallego había firmado un contrato para presidir el club. Pero volvimos aquí y la situación es la misma. Ahora sólo queda esperar a ver ofertas con la carta de libertad. Para estar aquí sin cobrar prefieron volver a Navarra y no tener que pagar alquiler ni comida. Hemos llegado a un punto en el que no se puede hacer más. Hay jugadores que ya no tienen ni para comer", asegura Lezáun.

DESAPARICIÓN DEL EQUIPO

Ante este panorama, los jugadores siguieron pagándose los desplazamientos y hasta los balones de su bolsillo, aprovechando además la solidaridad de otros equipos que les invitaban a comer o de futbolistas de Primera que les donaban camisetas para subastarlas. Sin embargo, este fin de semana no se presentarán en el derbi contra el Badajoz lo que supondría la desaparición del Sporting Villanueva: "Este fin de semana fuimos a jugar a Melilla porque el gallego pagó la expedición pero ya se ha quitado de enmedio y es absurdo seguir. Esta semana ya no jugaremos".

Por todo ello, el futuro de Javi Lezáun, ex de la Peña Sport entre otros, pasa ya por cambiar de aires."Al estar fuera de casa todo lo que pasó es áun más duro. Ahora se me quitan las ganas de irme fuera. ¿Y si me llama un equipo y me vuelve a pasar lo mismo? Tengo miedo. Pero el fútbol me ha dado tanto que seguro que al final me iría. Si pones en una balanza lo malo y en otro todo lo bueno, decides ir de nuevo para adelante aunque te pegues el batacazo", termina.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE