Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Ibrahima: "La vida sigue igual"

  • En el regreso a Tajonar, Ibra volvió a agradecer a Raúl García sus pases: "Es un fenómeno, me siento a gusto con él"

Imagen de la noticia
Iñaki Ibáñez, delegado de Osasuna, sonríe con el paso de Ibrahima, al llegar al mediodía a Tajonar. MARC EICH
  • MARÍA VALLEJO . PAMPLONA
Actualizada 28/10/2011 a las 00:03

"La vida sigue igual". Así, a lo Julio Iglesias, comenzó Ibrahima su comparecencia ante los medios apenas unas horas después de convertir su primer doblete en Primera División. El jugador senegalés se mostró tranquilo, sin estridencias, tras convertirse en el protagonista del partido del Coliseum. Ibra está aprovechando bien sus minutos, pero se mantiene tan humilde como cuando no jugaba.

"La vida sigue igual, hoy hemos entrenando y ahora esperamos el domin go", afirmaba un Ibra que en su última aparición en la sala de prensa de Tajonar había bromeado con su faceta de traductor de Lamah. "Se pueden compaginar las dos cosas, traducir en el campo y también jugando. Me ha tocado meter dos goles, pero lo importante es el trabajo de todo el grupo", recalcaba un Ibrahima en su habitual línea de sencillez.

Está feliz, pero no al completo. "Hubiera sido más feliz si hago un hat-trick y conseguimos los tres puntos", decía sonriendo. "Pero hay que ir paso a paso, el grupo está fuerte y yo igual".

Ese tercer gol estuvo a punto de llegar. "La feliciadad individual hubiera sido mayor, faltó un poco. A ver si contra el Levante sale", deseaba.

Ibrahima ni siquiera ha visto sus goles, algo que no le gusta, dos tantos que dedicó a su madre, enferma. "Hablé con ella antes del partido y me dijo, como siempre, que estaba rezando por mí. Salí confiado y por suerte salió bien. Hay que seguir así y rezar para que las cosas salgan. La vida sigue".

Y sigue ante el líder, el Levante. "Es nuestro campo y aquí manda Osasuna. Aquí intentamos mandar siempre nosotros, poner el ritmo, a ver qué pasa".

Todo apunta a que seguirá en la titularidad, algo que no le obsesiona. "Con goles o sin ellos, yo hago mi trabajo de lunes a domingo para poder competir. El entrenador decide, y yo seguiré tranquilo. Desde fuera he aprendido muchas cosas, sabes lo que quiere el míster y el club. Te fijas y sabes que si metes la pierna derecha, tienes que meter la izquierda para meterme dentro", explicó de forma curiosa.

Su entendimiento con Raúl

Los dos últimos partidos han puesto de manifiesto el magnífico entendimiento entre Raúl García e Ibrahima, que ya se conocían del Atlético de Madrid. "Rulo es un fenómeno. Allá no jugábamos mucho, y cuando el Atlético jugaba el domingo, nosotros entrenábamos el lunes y hacíamos nuestros partiditos. Siempre me iba con él. Me decía, negrito, vamos a hacer una pachanga. En el campo me siento a gusto con él y al final los frutos se ven", apuntaba.

De nuevo juntos en Osasuna, algo que nunca hubiera imaginado. "El fútbol es una marea que sube y baja. Estoy muy a gusto con él, es un tío humilde y no va diciendo "soy Raúl". Hasta yo mismo le llamo negrito. Es un fenómeno", afirmaba sonriendo.

Ibra recibió las felicitaciones y bromas de sus compañeros. "Como tengo la cabeza grande, me dijeron cómo está el martillo. Ayer tuve la suerte de meter dos goles, a ver si el martillo sigue igual el domingo", bromeaba.

A gusto en la banda, a pesar de no ser su puesto, le daba igual que el primer tanto no hubiera sido bonito. "Feo o no, entra dentro, me da igual que sea con la cabeza o con la mano. Si va dentro estoy contento", apuntaba.

Consciente de que será "difícil" ganar al Levante, será feliz si se gana al líder, marque quien marque. "Me da igual quien meta, Nino, Kike, yo, con tal de que gane el equipo".

Y después, el Real Madrid. No le asusta. "¿Sabes a quién tengo miedo? A Dios, porque nunca le veo y no sé cómo es. Pero en el campo hay que darlo todo, e intentar sacar lo mejor posible. Me da igual que sea el Levante, el Madrid o el Barcelona", aseguraba.

Incluso se mostraba optimista a tope. "El Levante está líder, ¿quién nos dice que nosotros no vamos a estar peleando por la UEFA? Nadie lo sabe. Nosotros estamos para darlo todo", precisaba.

El horario ante los blancos le preocupa bien poco. "En mi tierra jugaba desde las 8 hasta las 6 de la tarde, me da igual jugar a cualquier hora. Es jugar al fútbol, no vamos a las 12 a hacer la guerra, sino a disfrutar y pasarlo bien", finalizaba, rotundo, Ibrahima.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE