Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Osasuna

Bravura rojilla

  • El portero Diego Alves fue el mejor de un equipo ché que se encontró con un gol de Soldado y la ayuda de Teixeira

Imagen de la noticia

Raúl García contribuyó con su gran fútbol a la mejoría de Osasuna. Fue el jugador más destacado de los rojillos. EDUARDO BUXENS

0
Actualizada 23/01/2012 a las 01:01
Etiquetas
  • FERNANDO CIORDIA . PAMPLONA .

Osasuna recobró en la matinal de ayer sus dotes de bravura que le permiten cerrar una extraordinaria primera vuelta con 27 puntos. Merecieron el triunfo los de Mendilibar, que afilan sus cuernos cuando un rival de envergadura se pone a jugar al fútbol sobre el difícil Reyno. Sacaron sus garras de principio de a fin y obligaron a que el arquero Diego Alves fuera el mejor jugador ché.

Las circunstancias pudieron estropear el esfuerzo. Marcó el gran Soldado en el 84 en una de las contadas apariciones valencianistas, y sobre la campana todo el estadio se metió en el área para rematar el centro que puso Puñal a la desesperada. Cabeceó Lekic imponiendo sus centímetros, rechazó Alves como pudo y a placer remachó Lolo. Fue el gol de la fe.

Se rearmó de confianza Osasuna para lavar su cara de anteriores jornadas ante un Valencia que se quedó sin respuestas a una presión navarra adelantada ejemplar. Emery puso en liza un once para rodar la pelota, pero Banega y Jonás no pudieron entrar en contacto con ella. Soldado jugó a kilómetros. Sus problemas comenzaron desde que Diego Alves intentaba iniciar la posesión.

El eje Sergio-Puñal-Raúl-Lekic

Osasuna apretó con una fuerza descomunal, con todas las de la ley. Es su fútbol. Para otros será el tiqui-taca o la contra. El rojillo es ganar rechaces y apretar. Hubo altura y actitud. Puñal equilibró bien al equipo junto al Neko más activo. El juego giró sobre los tiempos que marcó el reloj de Raúl García. La brújula de Zizur tocó la pelota en muchas zonas, casi siempre bien. Calidad y cabeza a la vez.

Bajo la sombra de una defensa de cuatro de libro, el tridente de centrocampistas se comió al Valencia, que perdió el norte en Pamplona con acciones duras de pandilleros. Albelda jugó excitado. Culpa de que Osasuna no se marchara al descanso con ventaja la tuvo Fernando Teixeira. Su actuación resultó desafortunada, aunque no fue excusa para tantas protestas que pararon el ritmo de un partido que iba camino de ser frenético. Se le pidieron tres penaltis. El más claro, una mano de Dealbert, que movió su brazo deliberadamente tras el disparo de Raúl.

La bronca más sonora fue en una caída de Lekic ante Alves. El serbio respondió con pelea e interesantes detalles en su estreno titular en Liga, por fin. Tocó mucho balón aéreo. Fue una referencia siempre válida, la punta del eje Sergio-Puñal-Raúl. En esa acción presionó la salida de balón en la garganta del portero brasileño. Cayeron los dos a la hierba. Si es penalti y roja, no hubiera pasado nada. La tele ofreció más dudas.

Ocasiones para marcar

Junto a él se colocaron en los costados Cejudo y Lamah, más espesos en ataque, pero igual de solidarios en el intenso trabajo colectivo de presión. Osasuna incrementó su ambición en un comienzo de segunda parte en la que Alves salvó el pellejo del Valencia. Primero a cabezazo de Raúl a la salida de un córner, luego a magistral lanzamiento de Neko de un golpe franco en la frontal del área y por último, con una arriesgada salida ante Raúl. Lekic también probó de lejos con un duro misil de zurda.

Emery cambió su hoja de ruta, visto que Osasuna no le permitía nada. Varió su 4-3-3 a un 4-2-2, sin Banega y Jonas, y con Aduriz y Soldado en punta. Fue más directo. Mendilibar sacó del campo a Lamah, apagado, buscando la baza de Nino para segundas jugadas. Luego se marchó tocado Neko.

Soldado apenas había participado, salvo un rácano disparo en la primera parte. Tino Costa quiso disparar a Andrés, que estaba pasando la mañana tranquilo, y el Gudari metió la cabeza en la desviada trayectoria. Palo y a la red. Sergio, en uno de los pocos errores de la zaga, no acertó a tirar el fuera de juego. Disgusto de órdago.

Mendi se jugó la última bala. Timor por Satrústegui. Tres defensas, cinco medios y dos puntas para los últimos minutos. Precisamente Timor inició el camino al empate. Salió de un caño y recibió un navajera entrada del Albelda, que se ganó a pulso su expulsión. El final ya se conoce. El gol de Lolo lo marcó el Reyno.

A

Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra