C.A. Osasuna

La nieve y el hielo provocan la suspensión del Alavés-Osasuna

  • El mal estado de Mendizorroza, que ha vivido tres días de fuertes nevadas, llevó al árbitro Figueroa Vázquez a aplazar el partido
  • Cientos de aficionados rojillos viajaron en tren y autobús hasta Vitoria para ver el choque, para el que todavía no hay una nueva fecha
  • Los operarios del Alavés se esforzaron en retirar la nieve del terreno de juego desde las 8 horas de la mañana

Los operarios del Alavés, en Mendizorroza

Los operarios del Alavés, en Mendizorroza

DN
1
Actualizada 08/02/2015 a las 00:40
Etiquetas
  • DN.ES. PAMPLONA
El árbitro Figueroa Vázquez decidió suspender este sábado a las 12:50 horas el partido que Alavés y Osasuna debían disputar a partir de las 18 horas en Mendizorroza, un estadio que ha vivido tres días de fuertes nevadas en Vitoria.

A pesar de que los operarios del Alavés trabajaron por retirar la nieve del terreno de juego desde las 8 horas de la mañana, la hierba de Mendizorroza siguió cubierta de hielo, lo que llevó al colegiado a suspender el partido ante la imposibilidad de encontrar las condiciones necesarias para la práctica del fútbol.

En un comunicado, Osasuna quiso "agradecer y felicitar a los empleados del Deportivo Alavés por el trabajo y el esfuerzo que han dedicado durante muchas horas para intentar retirar la nieve".

De esta forma, el club rojillo vivió la segunda suspensión de un partido en dos semanas tras el aplazamiento del choque contra el Zaragoza -partido que se disputará este martes a las 19 horas-, por lo que tendrá que buscar ahora también una nueva fecha con el Alavés para la disputa de este partido.

La suspensión del encuentro acarreó también importantes consecuencias para los aficionados rojillos desplazados hasta Vitoria. Para este partido, se esperaba la presencia de más de 2.500 seguidores de Osasuna en las gradas de Mendizorroza, e incluso cientos de aficionados viajaron hasta la capital alavesa por la mañana en tren y autobús.
Etiquetas
Selección DN+


  • Javier
    (08/02/15 13:45)
    #1

    Estoy plenamente convencido que el campo de mendizorroza estaba completamente impracticable ya que había nevado mucho, pese a los esfuerzos de los operarios que trabajaron a destajo. Pero ante las inclemencias del tiempo los esfuerzos fueron inútiles.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE