Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Osasuna
C.A. Osasuna

Osasuna pule defectos y convierte en sello propio las remontadas

  • El equipo navarro suma nueve puntos en las últimas tres jornadas, tras levantar marcadores adversos contra la UD Las Palmas y el Leganés
  • Los de Jan Urban han solucionado una parte de los defectos mostrados en el primer tercio de temporada

Vujadinovic

Vujadinovic

DN.ES.
8
04/01/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • JAVIER IBORRA. PAMPLONA
Las crónicas de boxeo fueron durante décadas un referente en el periodismo deportivo, elevadas a su máximo nivel artístico por la pluma de escritores de la talla de Jack London, Robert E. Howard o Truman Capote. Aunque en la actualidad es raro que los combates ocupen más de un párrafo en periódicos y webs, su influencia sigue viva en conceptos transmitidos a otros deportes. Por ejemplo, se habla de "minutos de tanteo" en los arranques de partido, cuando los equipos todavía están fríos, tensos, sin romper a sudar y su fútbol resulta más académico que emocional, demasiado rígido, como ocurre entre dos boxeadores a los que todavía la prudencia les conmina a no descuidar la guardia, hasta que un golpe aventurero alcanza su objetivo y, como si de un aldabonazo se tratara, sacude al encajador, le libera y le mete definitivamente en la pelea.

El Osasuna de Jan Urban se asemeja a un boxeador. Salvo en la primera jornada contra el Barcelona B, al equipo le está costando entrar en los partidos, dar velocidad a la circulación de balón y plasmar en el campo toda la calidad que atesoran buena parte de sus jugadores, muy por encima de la media de la categoría.

Contra el Leganés, los rojillos se ajustaron al canon de esta temporada. Una primera parte soporífera, plana, en la que permaneció ausente todo indicio de desparpajo, imaginación o valentía en las botas de los jugadores de creación y de ataque y que se cerró sin una sola ocasión para Osasuna. El Leganés, atrincherado en su terreno de juego y fiado todo su peligro a las internadas por la banda izquierda, sí tuvo la suya. En un córner, claro, y de rebote, que por fortuna cayó en los pies de un central, Mantovani, que remató cruzado, muy potente, pero en todo el centro del palo derecho de la portería de Roberto Santamaría.

El gancho del equipo madrileño no sirvió para espabilar a Osasuna, todavía aferrado al 0-0 en el marcador. Tampoco el paso por vestuarios en el descanso sacudió a los de Urban, si bien es cierto que en el inicio de la segunda parte mostraron algo más de brío, intención y velocidad. Entonces, mientras crecían y abrían paulatinamente la guardia, les llegó el directo, de frente al mentón, justo cuando menos lo esperaban. Un mal control de Loé, tres pases medidos en el contragolpe del Leganés y Borja Lázaro pudo remachar a puerta vacía el primer gol.

En otras temporadas, un gol en contra solo hubiera avivado los nervios en Osasuna, consciente de sus dificultades históricas para marcar goles y de que sus virtudes tradicionales, más si cabe en casa, pasaban por mantener la portería a cero. Pero no ocurre lo mismo con este Osasuna de Urban. Con el 0-1 creció Merino y también Cedrick, apareció Nino, por fin dio señales de vida Roberto Torres y, sobre todo, se agigantó la figura de Miguel de las Cuevas.

El mediapunta alicantino restableció el empate solo tres minutos después con un certero disparo, raso, buscando el hígado del portero rival, Serantes, que pillado a contrapié apenas pudo dejarse caer hacia su derecha y ver cómo la pelota se colaba en su portería. 

Con el 1-1, el público de El Sadar creyó en la remontada y los jugadores, quizá, ni siquiera dudaron de que la que iban a conseguir. Es el sello de este equipo, que con sus sombras -muchas- y sus luces, ya asoma la cabeza por la zona tranquila de la tabla.

El Leganés, un conjunto cortado en el patrón arquetípico de la Segunda División, conservador, serio, experto, seguro, se vio de repente desbordado por la creatividad de unos rivales que, cuando destapan el tarro de las esencias, son de una categoría superior. Con el oponente acostado en las cuerdas, De las Cuevas se inventó con un toque excelso un pase de la muerte al que Nino no llegó por milímetros. Y Merino no le fue a la zaga en genialidad a su compañero al filtrar un balón a la espalda de los centrales que el propio De las Cuevas agradeció con un gol, uno de esos que dieron fama mundial a Emilio Butragueño: control preciso, manos abajo, pausa, recorte y tiro. Con dos rebotes, sí, casi llorando, también, pero el disparo tuvo la fuerza y dirección suficientes para besar las redes, certificar la remontada y tumbar en la lona al Leganés.

PROGRESA ADECUADAMENTE

El triunfo de Osasuna, con todo, no resultó brillante. Todavía no parecen los de Urban en disposición de postularse como candidatos al ascenso a Primera División, si bien es cierto que han solucionado algunos de los males que les acogotaban en el primer tercio de temporada. El principal, la fragilidad defensiva, se ha visto paliado por la reconversión de Sisi a lateral derecho, la llegada de Vujadinovic y la adaptación de David García.

Sisi ha aparecido como un lateral fiable, capaz de ayudar en la salida de balón, rápido y difícil de superar por sus pares; Vujadinovic tiene empaque, una correcta salida de balón y velocidad, como demostró al lanzarse al suelo para evitar el que pudo ser el 2-2, y David García se ha asentado en el centro de la zaga hasta parecer ya indiscutible por su aplomo y contundencia en el juego aéreo.

El otro problema, la dificultad para crear ocasiones, tiene en la titularidad de Mikel Merino su receta, ya que la presencia del canterano en el centro del campo aporta un punto de claridad y fluidez al fútbol rojillo vital para que Roberto Torres recupere sensaciones al lado de su mejor amigo, el balón, y también permite situaciones en las que De las Cuevas y Cedrick pueden encarar con esperanzas de sacar algo positivo o de que a Nino le pueda caer un balón en condiciones de aprovechar su olfato de matador del área.

Con estos mimbres, Osasuna está progresando adecuadamente, más allá de su racha de victorias, aunque nunca faltan nubes negras en el horizonte del club navarro en los últimos meses. La marcha de los internacionales africanos, a partir de la próxima semana, y la de Nekounam y Ansarifard, por la Copa de Asia, puede evitar que Osasuna termine de adquirir ese cuajo que en partidos como el este sábado contra el Leganés ha permitido adivinar. 
Etiquetas
Selección DN+


  • BETIRED
    (05/01/15 00:56)
    #8

    mama1 dijo..
    Raoul Loe, atacando y distribuyendo no es bueno, pero defendiendo y rompiendo el juego del rival es bueno, y yo lo echare en falta ahora que se va, ademas esta involucrado, GORA OSASUNA Y RAOUL LOE, JAJAJAJAJAJAJA

    Responder

  • mama1
    (04/01/15 19:00)
    #7

  • Javier
    (04/01/15 17:29)
    #6

    ¿ que te hemos echo los de fustiñana Javier Morcillo? Vaya paquete que nos quieres encajar. Jejeje.

    Responder

  • Raul
    (04/01/15 13:26)
    #5

    Partido realmente malo, no valió ninguno de los dos equipos, así imposible de no sufrir a final de la liga para no bajar.Osasuna sigue sin saber a que juega

    Responder

  • José Antonio Ursúa Toledo
    (04/01/15 12:53)
    #4

    Otro partido con sobresaltos ante un equipo muy justito.Raoul Loe comete continuos fallos en la entrega de balones aunque es justo decir que recupera algunos.La defensa parece que se va ajustando un poco más.Osasuna no ilusiona todavía con éste juego intermitente y falto de confianza en sí mismos.Pienso que ahora mismo lo más optimista es quedar clasificados sobre la mitad de la tabla,otro resultado sería sorprendente.

    Responder

  • malísimos
    (04/01/15 11:55)
    #3

    Partido de 3ª.

    Responder

  • javier morcillo gonzalez
    (04/01/15 11:38)
    #2

    Tenemos un equipo un poco descompensado,pero gracias a la furia de los rojillos vamos levantando cabeza poco a poco, lo unico que yo pido a urban es que mande a Raoul loe a jugar con el fustiñana, porque cada vez que sale al campo tenemos un jugador menos y los contrarios uno mas.

    Responder

  • joselu
    (04/01/15 09:31)
    #1

    Si , lo importante es ganar , pero ayer el partido desastroso, seguimos en la misma linea. Y menos mal que no se pusieron 0-2 por lo malos que son ellos tambien.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra