Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

IÑAKI SÁDABA LASHERAS ENTRENADOR DEL MURCHANTE

"En ganas somos campeones"

  • Su llegada a la Tercera navarra ha traído la eclosión del Murchante, el equipo revelación

Imagen de la noticia
Iñaki Sádaba, en el banquillo del Murchante. GOÑI
  • ÍÑIGO GONZÁLEZ . PAMPLONA
Actualizada 17/01/2012 a las 00:23

Vive el fútbol con intensidad y lo sabe transmitir con sus palabras. Iñaki Sádaba Lasheras (La Puebla de Alfinde, Zaragoza, 6-9-1971) ha desembarcado esta temporada en la Tercera División de Navarra y no ha podido tener más fortuna. Su equipo, el Murchante, es la revelación de la Liga tras medio campeonato disputado. Hecho para mantenerse a base de caras nuevas, los riberos son 7º a sólo dos puntos del 5º y el domingo golearon al Valle de Egüés.

¿Superan todas las expectativas?

Todas. El equipo está compitiendo de una manera que nadie nos esperábamos. Hubo una remodelación en verano con 13 bajas, 7 de ellos titulares, y el equipo que se quedó fueron los jugadores que salían del juvenil. Son amigos de las mismas cuadrillas, todos del pueblo y sienten los colores. Eso es lo más importante.

¿El factor juventud va a su favor?

Así es. El capitán, Iván, es el más veterano y tiene 24 años. Que sean jóvenes, del pueblo, un vestuario unido, es la clave de todo.

Después de cada partido el vestuario tiene que ser una fiesta...

Es para verlo. Ponen música a tope, cantan... yo casi ni entro. Voy, les felicito y me voy, por si acaso (Risas).

¿Y la ausencia de grandes figuras?

Para mí eso no es un problema. El único problema de no tener fichajes es que mi equipo es gente joven que estudia fuera y es muy difícil juntarles entre semana para entrenar.

¿Cuánta gente baja a entrenar?

12, 13, depende. Para mí eso es el handicap, porque quieres trabajar a nivel táctico y te falta gente clave en todas las líneas. Los viernes, que es el único día que nos juntamos todos, hacemos entrenamientos muy largos. Esta semana empezamos a las 19.30 y acabamos a las 22.15. Y no se quejan. Son esponjas y todo lo que les dices lo asimilan y lo tratan de hacer en el campo. Es una gozada.

Pues a priori usted cogía una patata caliente; un equipo que lucha por salvarse, cambio de directiva...

El tema de la directiva no lo viví porque cuando llegué ya estaba Marcelo Martínez y que el Murchante sufriera en los últimos años para salvarse no me asuntaba.

Una sorpresa del Murchante es que gana tanto en casa como fuera. Llevan cuatro victorias en cada lado...

Eso es porque jugamos en todos sitios como si estuviéramos en Murchante. Empezamos con un calendario durísimo: Mutilva, Egüés, Tafalla, pero vimos que si se pierde en esos campos, que es lo normal, podíamos hacerlo de dos formas: metiendo el culo atrás y esperando a ver cuanto nos llovía, o ir a por ellos. Y si pierdes así te vas más contento que unas castañuelas. Porque yo siempre les he dicho que sólo hay una cosa mejor que ganar, y es ganar cuando nadie se lo espera.

Pues les está dando resultado...

Sí sí, en casa hemos sumado 17 puntos y fuera 15. Vamos a todos los campos con el pecho para adelante y las cosas salen bien. Somos séptimos...

Su faceta goleadora llama la atención. Son el 5º equipo más goleador...

Y tenemos a Óscar (Doiz), que es el segundo en el Pichichi, y ha estado seis semanas lesionado. Imagina si hubiera jugado todo. Está como todo el equipo, muy enchufado y con muchas ganas. Luego está Fernando Francés, que viene del juvenil, o Alayeto, que tiene 17 años y está a un nivel muy alto. Gente de casa que nos aporta mucho. Las ganas de ganar es lo que marca la diferencia entre el equipo que gana y el que pierde. Y en ganas somos campeones.

Y como colofón, son el más deportivo.

Y eso que llevamos tres semanas muy malas de tarjetas. Yo siempre les digo que no quiero que hagamos una falta, porque si la haces le das todo el campo al rival y se te meten muy arriba. Y no somos tampoco un equipo muy habilidoso en los balones aéreos, así que tampoco nos interesa. Y por último tenemos una plantilla de 17 jugadores, así que no podemos tener sanciones. Hay que temporizar, y eso los jugadores lo han entendido.

¿Qué ambiente ven en Murchante?

Yo vivo en Mélida, pero veo que están sorprendidos. No hay nada más grande que en el año que los jugadores son todos los casa se estén dando los mejores resultados.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE