Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

FÚTBOL | TERCERA

El Idoya libera la presión con yoga, spa, documentales o golf

  • El técnico del club de Oteiza busca limpiar la mente de sus jugadores con actividades fuera del fútbol

  • FERMÍN ASTRÁIN. PAMPLONA
Actualizada 11/02/2015 a las 14:34
El Idoya se encuentra en su mejor momento de la temporada. Así lo reflejan al menos los resultados. En las últimas tres jornadas, el conjunto de Oteiza ha sumado los mismos puntos que en las 20 anteriores. Y eso que se ha enfrentado a equipos de la talla de la Mutilvera o el Promesas. Ha abandonado el farolillo rojo y ya mira al Ardoi de reojo, equipo que marca la permanencia (a la espera de lo que haga el Tudelano en Segunda B) y que está a diez puntos de distancia. Para colmo, este fin de semana, el Idoya recibirá al conjunto de Zizur en Iturtxipia y podría verse reducida esta distancia aún más.

Curiosamente, esta racha de triunfos llegó justo después de un entrenamiento para nada habitual planteado por su entrenador Miguel Ángel Cambra. El último entrenamiento antes de medirse a la Mutilvera en casa, el técnico les llevó a realizar una sesión de yoga que ha servido de punto de inflexión. “Cuando el año pasado empezamos con él (Cambra) ya nos comentó que iba a hacer cosas diferentes. Pero es verdad que lo del yoga nos sorprendió a todos bastante. Es impresionante la relajación que tienes cuando realizas los ejercicios”, aseguró Ignacio Sola, uno de los veteranos del equipo.

Miguel Ángel Cambra, el entrenador del Idoya, vio que tenía que refrescar la cabeza de sus jugadores y parece haber encontrado la fórmula. “Al final, cuando te metes tan abajo, la cabeza trabaja demasiado. Yo creo que es bueno sacar al futbolista de la rutina, del entrenamiento del día a día. Viene bien hacer otras actividades sociales de grupo que ayuden a que los jugadores se conozcan bien y que haya más complicidad entre ellos. Y sí, cada dos o tres semanas hacemos actividades de estas. Desde jugar a golf, llevarlos a un spa, hacer cursos de yoga, ver documentales… Hace poco vimos el documental del rescate de Ochoa de Olza, algo que vino bien para que se fijaran en el trabajo en equipo, en la superación. Viene bien salir de esa rutina. Cuando se está tan abajo hay que intentar animarlos un poco. Ha salido bien como podía haber salido mal. Puede ser uno de los factores que han ayudado a que el equipo se haya recuperado y haya conseguido puntos en últimamente”, comentó el técnico. “El principal problema era el psicológico. Salíamos pensando que era casi imposible ganar. Intentamos meter psicología en el grupo. Seré ventajista después de los resultados, pero la labor es intentar buscar soluciones y ha salido bien, aunque podía haber salido mal”, prosiguió Cambra.

Para Ignacio Sola, uno de los jugadores que conoce bien la Tercera, no le extrañó en exceso que Cambra tomara esas decisiones. “La campaña pasada ya jugamos a golf en Lezáun, que es el pueblo de un portero nuestro (Ángel San Martín). Visitamos una granja escuela y luego jugamos un rato a golf. Este año, antes de Navidades, nos fuimos a Ayegui a un gimnasio. Hicimos ejercicios en el agua y luego a la sauna para cambiar de hábitos. Hace un mes, justo antes de comenzar la racha, hicimos la sesión de yoga”, comentó. “No sé si será casualidad o causalidad, como dice Cambra. Pero lo cierto es que creo que nos ha venido bastante bien. Las experiencias han sido positivas. Así lo creo y además, en el equipo, opina todo el mundo lo mismo. Seguramente haya alguno más. Miguel (Cambra) ya está pensando en algo. Por nosotros, encantados”, sentenció el defensor del Idoya.

Lo cierto es que la situación en la que se encontraba el equipo en Navidades y hasta el final de la primera vuelta era realmente delicada. Ahora, todo parece haber cambiado. “Hace un mes, teníamos siete puntos y estábamos a 17 de la permanencia. El planteamiento es quitar presión a los jugadores. Sabemos que estamos en una situación mala, es de necios no reconocerlo, estamos con un pie descendidos más que en Tercera. Lo que no vamos a hacer es autopresionarnos. Muchos no vamos a volver a jugar en Tercera y tenemos que disfrutar de la categoría. Hacerlo bien entre semana para competir el domingo sin ver más allá. Tenemos que jugar una final cada fin de semana”, comentaba su entrenador. “La permanencia sigue estando muy complicada por la mala primera vuelta que hemos hecho. En la cabeza está todo, lo táctico, lo técnico y lo físico. La cabeza trabaja mucho, el fútbol son estados de ánimo y dinámicas positivas o negativas. Cuando estás de que sí, te parece que eres invencible, y cuando estás de que no, te parece imposible ganar un partido. Ahora hemos entrado en una buena dinámica en la que hemos recuperado lesionados. El estado de ánimo es muy alto y estamos deseando que llegue el domingo siguiente. No te conformas con nada. Ha cambiado mucho”, aseveró.

Ignacio Sola se muestra mucho más optimista al respecto. “Quedan 15 jornadas por delante y yo creo que sí nos vamos a salvar. ¿Por qué no? Muchos rivales directos como Subiza, Pamplona o Ardoi tienen que venir a Oteiza a jugar. Pero lo cierto es que no pensamos mucho en eso, vamos partido a partido. Sólo pensamos en ganar al Ardoi y luego ya vendrá el Burladés. Y la afición ni te cuento. Cuando acabó la primera vuelta, en Oteiza nos comentaban que acabáramos la temporada lo mejor posible, nadie pensaba en otra cosa. Ahora la afición está como loca. No sé si es bueno o malo, pero así es la gente de Oteiza”, comentó el futbolista que debutó en Tercera hace más de una década con el Izarra y que ya conoce lo que es mantener la categoría con el Idoya.

Sola confesó que el ambiente del vestuario siempre ha sido bueno y que ese es uno de las causas del éxito de ahora. “A pesar de la situación en la que estábamos, nosotros estábamos unidos y teníamos muy buen ambiente en la plantilla. Ahora nos hacemos una pregunta: ¿Por qué antes no y ahora sí tenemos esta intensidad? Ahora estamos en buena dinámica y sólo pensamos en ganar los tres puntos contra el Ardoi este fin de semana y meter miedo. La plantilla nunca se ha rendido, tenemos una unión muy grande y nos llevamos de cine”, aseguró.


Apenas ha jugado cinco partidos esta temporada

En el plano personal, tampoco está siendo un año sencillo para Ignacio Sola. “El año pasado me rompí el ligamento posterior de la rodilla y llevo toda la temporada renqueante. Está siendo un año complicado, pero ganas de volver a jugar e ilusión no me falta. El otro día jugué un rato porque Cambra sabía la ilusión que tenía por jugar en Tajonar. Pero tiene miedo todavía de meterme. Perdí masa muscular y estoy trabajando en el gimnasio cuatro días a la semana para recuperar. Voy una hora al mediodía, después de trabajar, al gimnasio. Después, por la tarde, a entrenar. Se está haciendo duro, pero ilusión me sobra. Sólo pienso en volver a estar bien y en ayudar al equipo”, finalizó Sola.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE