Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

HISTORIAS DE NUESTRO FÚTBOL

El día que Argüello salió campeón

  • "En Santa Fe, nos tiraron piedras y Passarella, Fillol y todos bajamos del auto y peleamos a puño"

Imagen de la noticia
Jorge Argüello, ex portero de River Plate, posa con sus recuerdos en el campo de fútbol de la Rochapea. JAVIER SESMA
Imagen de la noticia
Argüello, a hombros al ganar la liga paraguaya con Sport Colombia. CEDIDA
Imagen de la noticia
Argüello (primero dcha.) con "El Pato" Fillol (segundo izda.). CEDIDA
  • AITOR ROYO . PAMPLONA
Actualizada 08/04/2011 a las 01:03

UNA corbata. Jorge Argüello necesitaba corbata, camisa y traje para poder viajar por primera vez con la primera plantilla de River Plate. La noticia corrió como la pólvora en Merlo, la pequeña ciudad de la Provincia de Buenos Aires que le había visto nacer. Jorge tenía 21 años e iba a desplazarse hasta Mar del Plata como suplente del mítico Pato Fillol. Sus padres recolectaron entre los vecinos del barrio de Podestá la indumentaria necesaria. Y viajó. Fotografías, autógrafos y la mejor discoteca de Sudamérica, la 2001. Sus ojos todavía se iluminan cuando recuerda aquella experiencia. Llegar allí no había sido sencillo.

En la sede del Inter, en el pamplonés barrio de la Rochapea -donde hoy vive- Argüello narra su historia con la intensidad propia de quien sueña con revivirla. A los 15 años, se fijó en él Pedro Fernández, un futbolista de River Plate de Merlo. Quería que vistiera la elástica de El Millonario. "Yo había jugado desde los 13 años con la gente mayor. Así me hice. Mi sorpresa fue que después de que me probaran los técnicos de River, me subieron a jugar con los de Tercera, que eran gente casi profesional".

El arquero de Merlo escaló con celeridad por las categorías inferiores del gigante bonaerense. Una huelga de los futbolistas profesionales le hizo debutar con sólo 16 años en la liga de Tercera. Con el Monumental, con capacidad para 64.000 almas, casi lleno jugó sus primeros minutos ante el Gimnasia y Esgrima de la Plata. Los periódicos del día siguiente le eligieron figura del partido.

El cielo del Monumental

Aún así, llegar al primer equipo de River Plate fue muy difícil. Antes, tuvo que emigrar a clubes de las provincias. San Martín de Mendoza, Santiago de Lestero y Midland fueron sus destinos. Pero Jorge cumplió 21 años, la edad a la que debía dar el salto a profesional. "Yo pensé que River nunca me tuvo en cuenta, porque siempre me estaba dando a préstamo y me fui a buscar el pase de libre para probar suerte en otro equipo. Y el técnico Ángel Labruna me dijo que sólo me daban a préstamo para foguearme. Nunca lo pensé. Pero me hicieron un hueco en el primer equipo en 1980. Para ello tuvieron que sacar del plantel a Hugo Tocalli (antiguo seleccionador sub 20 de la albiceleste)".

Dos años antes, el Pato Fillol, Daniel Passarella, Leopoldo Luque, Óscar Ortiz, Noberto Alonso y Alberto Tarantini habían sido elevados a la categoría de héroes por ganar el primer Mundial para Argentina. Eran sus nuevos compañeros de vestuario. Un sueño.

La experiencia vital de Jorge también abarca anécdotas tristes, de la violencia en el fútbol argentino. "Después de jugar un partido en Santa Fe ante Colón, la hinchada nos tiraba piedras. Se bajó del auto Fillol, Passarella... bajamos todos y peleamos a puño. Recibimos y dimos. Pero era lindo. Vos sabía que cuando terminaba el partido tenías que estar ahí. Y todo terminaba a golpes, mano a mano, hombre a hombre. No había cuchillos, ni revólveres como ahora".

Argüello comenzó a ganarse la vida muy bien gracias al fútbol. Recuerda que cobraba el equivalente a unos 5.000 euros mensuales, aunque los pesos pesados del vestuario llegaban a los 25.000. "Con el primer trofeo que ganamos, me compré un terreno. Hice dinero, pero tan pronto como llegó, se fue". Pero él quería jugar. Y en Buenos Aires, la titularidad de Fillol era incuestionable.

Un título en Paraguay

La estancia de Argüello en River Plate sólo duro un año. Después, marchó a Paraguay en busca de minutos. Su primer destino fue el club más importante del país, Cerro Porteño. Allí tampoco tuvo suerte. Su nuevo rival era el portero titular de la selección guaraní, Roberto Fernández. Por ello, en 1983 fichó por un equipo menor, Oriental. Fue entonces cuando se hizo un nombre en el fútbol paraguayo. Sus actuaciones le valieron para regresar a la elite. Jugó dos años con el Sport Colombia. En el primero quedó subcampeón de Liga y en el segundo, en 1985, fue campeón.

En su época dorada defendió la portería del Nacional de Asunción en la Copa Libertadores. En 1988 sufrió una grave lesión, después de que un rival le diese una patada en la cabeza en un lance del juego. Dos años más tarde, cuando acababa de entrar en la treintena, Argüello abandonó su carrera.

Se quedó en la capital paraguaya trabajando en un hospital. Pero la situación económica le obligó a emigrar a Pamplona en 2004. No tardó en ponerse en contacto con gente del fútbol, y ya ha entrenado a San Cristóbal, UPNA y Valle de Egüés B. En la actualidad, dirige al Idoya B junto a José Javier Etxeberría y es el coordinador del Intenacional. Está estudiando el primer módulo de entrenador nacional y tiene el título de quiromasajista. A sus 52 años, hace nueve meses que está en el paro. Pero Jorge Argüello siempre podrá recordar el día que salió campeón.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE