Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

FÚTBOL

El CD Castejón honra a dos leyendas vivas del club

  • Se trata del ex presidente Santos García Rodríguez y el ex jugador Sebastián González Iradier

Imagen de la noticia
De izda. a dcha.: Basilio Calvo, Sebastián González y Santos García. E.M.
  • ENRIQUE MORANCHO . CASTEJÓN
Actualizada 07/10/2011 a las 01:02

El Club Deportivo Castejón de fútbol homenajeó a dos leyendas vivas del club. Se trata de Santos García Rodríguez, de 80 años, que presidió el club durante 22 años; y de Sebastián González Iradier, de 89 años, mítico jugador del mismo equipo durante varias temporadas.

El acto de reconocimiento tuvo lugar el pasado sábado, en los prolegómenos del encuentro que enfrentó en el campo del Nuevo Tomillar de Castejón al equipo local con el Calatrava de Fitero, ambos de Primera Regional. Concluyó con un empate a cero. Al homenaje asistieron numerosos aficionados, amigos y familiares de los dos protagonistas.

El presidente del Castejón, Basilio Calvo Ovejas, hizo entrega en nombre del club de sendas placas conmemorativas que rezaban así: "A Santos García Rodríguez, por su excelente trabajo y dedicación como presidente del CD Castejón" y "A Sebastián González Iradier, por su ferviente dedicación como jugador del CD Castejón". Ambos, acompañados de sus esposas, Carmen Asenjo Fernández y Julia Mateo Zapatería, respectivamente, agradecieron emocionados la atención que se les dispensaba.

Las piedras de El Tomillar

Santos García presidió el Club Deportivo Castejón durante 22 años. En su memoria se agolpan los recuerdos y las anécdotas de aquellos tiempos difíciles para la práctica del fútbol. "Teníamos que jugar en el antiguo, y ya desaparecido, campo de El Tomillar..., ¡que más que tomillar parecía un pedregal!", recuerda con una sonrisa García, quien explica cómo solventaba esta dificultad. "Los sábados y domingos que no teníamos competición, pedía voluntarios para ir limpiando el campo de piedras que nunca se terminaban de sacar. Todo este trabajo a cambio de un almuerzo, casi siempre calderete, que se preparaba en el propio campo", comentaba García, quien recuerda todas las alegrías de esos años, y asegura no querer acordarse "de alguna que otra pena que también hubo".

Un pañuelo en la cabeza

Por su parte, Sebastián González fue todo un icono en el equipo castejonero, en el que empezó a jugar muy joven. De una fortaleza física envidiable, pronto se hizo respetar en todos los campos de fútbol en los que jugó. Él fue el artífice del 8-0 que el CD Castejón endosó al CD Sangüesa en 1956, victoria que sirvió para conseguir el logro deportivo más importante del club: el ascenso a Tercera División.

González llegó a militar en el Calahorra, Alesves de Villafranca, Turiaso de Tarazona y en el Castejón. "Antes se jugaba al fútbol en condiciones muy precarias, en campos llenos de piedras, con viejos vestuarios que, en algunos casos, no tenían ni duchas, y con unos balones durísimos. Por eso, yo jugaba casi siempre con un pañuelo anudado a la cabeza en previsión de roces y heridas con la pelota al rematar de cabeza", recuerda.

Ambos homenajeados siguen siendo grandes amigos y aficionados al fútbol, y comparten una misma pasión, ya que su equipo preferido de Primera División es el Athletic Club de Bilbao.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE