FÚTBOL | TERCERA

Miguel Ángel Moreno: "Me he pegado mis lloreras"

  • El delantero del Cirbonero entró en su primera convocatoria tras superar una lesión de ligamentos cruzados y menisco sufrida el 10 de noviembre de 2013

Miguel Ángel Moreno

Miguel Ángel Moreno

DN
0
Actualizada 28/10/2014 a las 19:01
  • FERMÍN ASTRÁIN. PAMPLONA
El cirbonero Miguel Ángel Moreno (20/05/1994) estudia Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en Zaragoza. Desde allí va y vuelve a Cintruénigo a entrenar, sin faltar a ningún entrenamiento. A pesar de que desde Soria sí que varios compañeros viajan acompañados, él lo hace en solitario, puesto que es el único que estudia en la capital aragonesa.
 
El joven atacante del Cirbonero es noticia porque Gonzalo Santamaría decidió citarle este pasado fin de semana para enfrentarse al Beti Onak en Villava. Moreno entró en su primera convocatoria desde que cayera gravemente lesionado de la rodilla el 10 de noviembre de 2010. “Desde el primer momento en que entré con el equipo para entrenar normalmente, hace cuatro o cinco semanas, me sentí muy contento y feliz. Los compañeros hay veces que me tienen que parar de las ganas que tengo. Lo que quiero ya es que el entrenador me saque al campo”, bromeó el delantero del Cirbonero.
 
Miguel Ángel caía lesionado el 10 de noviembre de la pasada temporada en casa ante el Artajonés. Los posteriores diagnósticos indicaron que tenía que operarse de los ligamentos cruzados y del menisco. Todo llegó en el momento que mejor estaba, había debutado en Tercera y estaba anotando goles. Ahora, “plenamente recuperado” lo ve desde la distancia. “Se me cayó el mundo encima. Yo no podía ni pensar que eso me podía pasar a mí. Ves que puede suceder, pero lo ves de lejos, no piensas que te puede ocurrir a ti. Pero la verdad es que te llega y te llega, tienes que asimilarlo. Al principio lo pasé mal y me costó, me pegué mis lloreras, pero al final lo superas. Me ayudaron mucho los veteranos del equipo, todo el pueblo… Al final, aprendí que todo futbolista tiene que pasar alguna vez por alguna de estas a lo largo de su carrera. Con el apoyo de todos y siempre pensando el positivo lo superas. Aunque es cierto que al principio me costó”, confirmó.
 
El 25 de agosto tuvo que volver a pasar por quirófano para limpiar bien el menisco, pero su nuevo entrenador siguió confiando en él. “Gonzalo (Santamaría) se rodeó de un segundo entrenador del pueblo que nos conociera bien a todos. En este sentido, tanto Félix como Gonzalo han estado siempre encima de mí y muy pendientes del proceso. Se han portado muy bien, la verdad”, comentó Miguel Ángel.
 
Un año sin poder ayudar al equipo es mucho tiempo para un futbolista, desde luego. Miguel Ángel también sufría desde fuera la situación del equipo. “Se pasa mal y más cuando ves que el equipo también va mal y no puedes ayudar. Porque el año pasado la temporada no fue buena, aunque el trabajo estuvo ahí por parte de todos: directiva, entrenadores y jugadores. Son cosas que pasan. Pero creo que eso a mí me hizo más duro y al vestuario la mala temporada también lo ha unido más. Ahora que ya está todo olvidado, tengo ganas de demostrar lo que valgo”, aseguró. “Este año –prosiguió Moreno- el equipo se ha reforzado bien y lo veo más fuerte. Hay muy buen ambiente en el vestuario y hay más competitividad. Quizás el año pasado no había tanta y eso se pagó. Creo que es bueno para el equipo, aunque personalmente igual suponga que tenga que jugar menos. Estamos todavía conociéndonos poco a poco y creo que este año vamos a dar más de una sorpresa”, indicó.
 
Antes de despedirse, Miguel Ángel Moreno, un joven con mucha vitalidad, quiso acordarse de todos aquellos que han sufrido junto a él durante la lesión, que le ha supuesto estar prácticamente un año alejado de los terrenos de juego. “Quiero agradecer un montón a mi gente, a mi familia, mis padres, mi hermana, mi novia… que han soportado mis malos ratos. Pero también quiero acordarme de todo Cintruénigo, que siempre ha estado pendiente y preguntando por mí. Además de mis compañeros de piso en Zaragoza, que también me han aguantado mucho cuando iba con las muletas”, finalizó el delantero de Cintruénigo.
 
Ahora sólo queda que al fin pueda debutar esta temporada y que retome su carrera futbolística donde la dejó, metiendo goles. Su último tanto, una semana antes de lesionarse, ante el Beti Onak en Villava el 2 de noviembre de 2013. 
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra