Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

RAYO V. 4-1 VALLADOLID

El Rayo Vallecano no tiene piedad del Valladolid

Embarba con un doblete lideró la victoria de los madrileños sobre los de Pucela

Raúl de Tomás celebra su gol junto a sus compañeros
Raúl de Tomás celebra un gol en un encuentro anterior.
Rayo Vallecano
  • EFE. Madrid
Actualizada 08/10/2017 a las 18:23

El Rayo Vallecano, con goles de Raúl de Tomás, Oscar Trejo y un doblete de Adrián Embarba, desarmó por completo a un Valladolid que no estuvo fino en defensa y que redujo distancias por medio de Oscar Plano.

Después de perder la pasada jornada en Huesca, el Rayo regresó a Vallecas con un único objetivo, no dejar escapar más puntos de su feudo, del que hasta el momento habían volado ocho de doce posibles.

Al Valladolid le pilló por sorpresa el arranque del Rayo y, a los siete minutos, destapó sus carencias defensivas en una jugada que aprovechó Embarba para recibir un balón de Trejo a la espalda de los centrales y, en el mano a mano con Masip, batir por bajo al guardameta catalán.

Solo siete minutos después, el Rayo amplió su diferencia con otro gol, esta vez de Oscar Trejo, que también recibió un balón al hueco de la defensa, remató solo ante Masip, pero volvió a recuperar el cuero ante la pasividad de la zaga visitante para disparar a la media vuelta y sin oposición al fondo de las mallas.

El Valladolid apretó tímidamente en los siguientes minutos, pero no tuvo profundidad y todos sus acercamientos con cierto peligro fueron en disparos lejanos que apenas inquietaron a Alberto García.

De esa forma, el Rayo, dominando el marcador y el juego, cerró prácticamente el partido antes del descanso con el tercer gol, que llegó de penalti por medio de Raúl de Tomás, tras una falta cometida dentro del área por Ibán Salvador sobre Unai López.

Nada más comenzar la segunda mitad, el conjunto castellano redujo distancias con un tanto de Oscar Plano, que recogió un balón centrado por Toni Villa y lanzó un disparo dentro del área ajustado al palo izquierdo de Alberto.

En los últimos minutos, al Rayo le bastó con controlar el esférico y mover a su rival de un lado a otro para desgastarlo. Para ello introdujo una variante táctica Míchel, al poner sobre el césped al central Abdoulaye Ba, mover a Chechu Dorado al lateral izquierdo y adelantar a Alex Moreno para ganar profundidad y velocidad en el ataque.

La goleada del Rayo la redondeó el mismo jugador que abrió el marcador, Adrián Embarba, que recibió una asistencia de Aguirre y, de nuevo solo ante Masip, remató con la pierna derecha, desde el centro del área, a la escuadra izquierda.

4 - Rayo Vallecano: Alberto; Baiano, Velázquez, Dorado, Alex Moreno; Embarba, Fran Beltrán, Comesaña (Cerro, m.85), Unai López; Trejo (Aguirre, m.84); y Raúl de Tomás (Abdoulaye Ba, m.63).
1 - Valladolid: Masip; Antoñito, Kiko Olivas, Deivid, Ángel (Hervías, m.75); Borja Fernández, Luismi (Míchel, m.46); Toni Villa, Ibán Salvador (Villalibre, m.46), Oscar Plano; y Mata.
Goles: 1-0: M.7 Embarba; 2-0: M.15 Trejo; 3-0: M.40 Raúl de Tomás, de penalti; 3-1: M.51 Oscar Plano; 4-1: M.84 Embarba.
Árbitro: Milla Alvendiz (Comité andaluz). Amonestó a Trejo (m.23), del Rayo; y a Plano (33), Ibán Salvador (36), Villalibre (60), Ángel (65), Míchel Herrero (67), del Valladolid. Expulsó con cartulina roja a Luismi (63) cuando estaba en el banquillo.
Incidencias: encuentro correspondiente a la octava jornada de la Liga 1/2/3 disputado en el Estadio de Vallecas (Madrid) ante 9.116 espectadores.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE