Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

OSASUNA-DEPORTIVO (DOMINGO, 12H.)

Mel: "Nos jugamos la salvación y luego, la autoestima"

Pepe Mel no descarta ningún objetivo
Pepe Mel no descarta ningún objetivo
  • EFE. La Coruña
Actualizado el 29/04/2017 a las 14:17
Pepe Mel, entrenador del Deportivo, ha afirmado este sábado que el equipo gallego afronta el partido ante Osasuna con el objetivo doble de sellar "la permanencia" (lo hará si consigue los tres puntos) y recuperar "la autoestima" que ha perdido con el 2-6 ante el Real Madrid el pasado miércoles.
"En primer lugar, nos jugamos la salvación, que es lo más importante, y luego, la autoestima, la sensación de ser buenos profesionales, porque le debemos muchas al deportivismo. La gente nos exige con razón, tenemos una deuda permanente con la afición", comentó en rueda de prensa.
Mel aseguró que los problemas de la etapa que inició en el banquillo del Deportivo a finales de febrero empezaron con el penalti que falló el costarricense Celso Borges ante el Granada en un partido que acabó con empate sin goles.
"Cuando un club cambia de entrenador es porque las cosas no funcionan como uno espera. Algo pasa. Más si encima viene en las mismas circunstancias de la temporada anterior y salvándose sobre la campana. Sabes que es un toro que lidiar. Las cosas empezaron excepcionalmente bien, pero el penalti de Granada nos ha matado, nos ha generado dudas", dijo.
Añadió que en esas situaciones "no todos los futbolistas están hechos para el mismo tipo de presión", para cuando "el público aprieta y necesitas resultados".
El preparador blanquiazul, que continuará en el banquillo si consigue la permanencia, afirmó que esta no era "la rueda de prensa" para hablar de si se necesita una limpieza en la plantilla, algo que aplazó para cuando el objetivo esté asegurado.
"Es un momento de acción, de hechos, porque las palabras ya no valen. Es un momento para que el Deportivo como equipo diga: 'aquí estoy yo y estoy salvado', que cuando termine el partido nos miremos a los ojos, nos digamos que lo hemos dejado todo, que la camiseta chorrea. Si perdemos así, estaré orgulloso. Si perdemos no haciendo eso, la sensación será terrible", afirmó.
Sobre el 2-6 ante el Real Madrid admitió que si él "fuera aficionado del Dépor estaría cabreado" no porque el rival "haya metido seis", sino por no "morder hasta el último minuto" o por no hacer una falta "hasta el minuto veinte".
Por eso concibió el partido de Pamplona como una oportunidad "para que la gente resetee" y el vestuario se "autoexija" por más que los rivales se empeñen en facilitarle la permanencia.
"Ayer estábamos a cinco puntos de la salvación, hoy a dos sin ni siquiera jugar, pero cuando uno es profesional tiene que ser autoexigente, mirar para dentro, exigirse más", dijo Mel, quien aseveró que en el Deportivo "todos" están "metidos en la misma mierda" pero tienen la salvación "en sus manos" porque dependen de sí mismos.
Enfrente estará Osasuna, al que perteneció como futbolista y que recibirá al Deportivo tras haber confirmado su descenso matemático.
"He estado en ese club, es un club de guerreros, que no se rinde, con una afición tremenda, y los futbolistas van a querer demostrar que no quieren regalar los partidos que les quedan. Es un club con gente joven, de la tierra. Como no pongamos la misma intensidad que ellos y demostremos que nos jugamos la vida en tres puntos, lo llevaremos francamente mal", declaró.
volver arriba

Activar Notificaciones