Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Fútbol

Los hermanos Artaso juegan juntos por primera vez

  • Íñigo Artaso, del primer equipo de la Mutilvera, y Asier Artaso, juvenil del mismo club, coincidieron en el campo ante el Castillo de Tiebas

Los hermanos Artaso.
Los hermanos Artaso.
CEDIDA
  • Fermín Astráin. Pamplona.
Actualizada 19/03/2016 a las 18:20
Este fin de semana coincidieron por primera vez en el mismo terreno de juego dos hermanos Artaso. Los dos mayores, Íñigo y Asier. Fue en el estadio Iturriondo de Tiebas, donde la Mutilvera B se impuso por 2-3 al Castillo. Importante triunfo de los de Mutilva para salir de los puestos de descenso a Primera Regional.

Íñigo (08/11/1995), el mayor, volvía a jugar con el filial de la Mutilvera, al que se une cuando no es citado por Unai Jáuregui para acudir con el primer equipo. Y es que este año el mayor de la saga está contando con muchas oportunidades con la Mutilvera de Tercera División, con el que ha disputado ya 22 partidos, 15 como titular. “Estoy jugando más de lo que esperaba. Estoy muy contento y me encuentro muy bien. De momento, no tengo ninguna queja, la verdad”, indicó. Aunque en el primer equipo juega de lateral, algo más atrás de donde suele jugar en el Preferente. “A Unai ya le dije que prefiero jugar de interior, pero que si tengo que jugar de lateral, no voy a tener ningún problema. Es diferente, pero me amoldo bien. Lo importante es jugar, hacerlo bien y disfrutar. En donde me ponga el entrenador, mi intención es siempre la de echar una mano al equipo”, añadió Íñigo.

Asier (03/01/1998), por su parte, está en edad juvenil y juega con el Liga Nacional de la Mutilvera. Este fin de semana debutaba justamente con el segundo equipo en Tiebas. Entró al campo tras el descanso debutando así con el filial del conjunto de Mutilva. De paso, coincidía con su hermano sobre un terreno de juego por primera vez en su vida. De momento, se centra luchar con el Liga Nacional por ascender a División de Honor. “Prefiero centrarme en el Liga Nacional, porque en el Preferente hay mucha gente y es difícil jugar ahí. De todas formas, si me llaman, no me importaría, evidentemente”, comentó el mediano de los tres hermanos.

El segundo de los hermanos tiene al mayor como una referencia en el fútbol. “Es difícil llegar a donde está llegando él, pero lo intentaré. Él ha tenido mucha constancia, no se ha rendido nunca y ha tenido muchas ganas de mejorar”, así señaló Asier el camino a seguir.

El fin de semana pasado en Tiebas fue la primera vez que ambos coincidían sobre el mismo terreno de juego. Separados por algo más de dos años, nunca había jugado los dos juntos, aunque sí estuvieron cerca de hacerlo alguna vez. “En Liga Nacional estuvimos los dos en una convocatoria, pero no coincidimos sobre el campo. Cuando yo salí, él entró. Esta es la primera vez”, indicaba Íñigo.

Desde luego, ambos llevarán siempre este partido en el recuerdo. “Es un momento muy especial, no es algo que suceda todos los días. La verdad es que me hizo mucha ilusión”, aseguró el mayor. “Fue muy bonito, porque tuve la oportunidad de debutar, porque al final ganamos y porque coincidí con mi hermano. Fue un día redondo, salió todo a la perfección”, añadía su hermano Asier.

Los dos hermanos mayores de la saga coinciden en que la complicidad entre ellos es grande y se mostraron encantados de haber jugado juntos. “Tenemos más confianza entre nosotros, porque nos conocemos bien. Uno se entiende mucho mejor con su hermano que con cualquier otro. El campo no estaba como para jugar mucho, estaba difícil, pero siempre nos entendemos y nos buscamos”, comentó el primogénito. Su hermano también coincidió en que apenas tuvieron ocasión de combinar entre ellos. “El campo no permitía jugar mucho y no tuvimos apenas posibilidades de buscarnos”, aseguró.

El hecho de coincidir en el campo ante el Castillo de Tiebas no se lo quisieron perder sus máximos seguidores, sus padres. “Nos nos siguen en todos los partidos. Desde luego, este no se lo podían perder. La foto ya la tiene toda la familia”, indicó Íñigo. Asier, por su parte, confirmó que eso supuso algo de presión para él, aunque intentó abstraerse de eso al saltar al terreno de juego.

Ambos han jugado en la Mutilvera desde los 7 años y han pasado por todas las categorías. Igual que su hermano pequeño Pablo, que también juega en la Mutilvera, aunque en cadete. “Alguna vez he soñado o me he imaginado que jugábamos los tres hermanos en el mismo equipo. Dentro de unos años, aunque es raro. Es un bonito sueño”, expresó Asier Artaso.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE